III JORNADAS NACIONALES DE
OXIGENO-OZONOTERAPIA MEDICA
BARCELONA,
5 y 6 DE NOVIEMBRE DE 2004
TRATAMIENTO CON
PUNCIÓN
PARAVERTEBRAL DE LAS
HERNIAS DISCALES
DR M. AGUILAR PALACIO
DIRECTOR MEDICO DE
AMEDPRO SEVILLA
SEVILLA
LOCALIZACIÓN DE LOS PUNTOS
Recordatorio sobre la hernia
discal
Todavía no se tiene una idea
cierta de la evolución natural de
la hernia discal ni se conoce
exactamente el mecanismo de
producción del dolor
Un 40% de los individuos sanos a
los que se les ha detectado
hernias discales lumbares
mediante Resonancia Magnética
no presenta dolor
A largo plazo pacientes tratados
quirúrgica o conservadoramente
apenas ofrecen diferencias en
cuanto al grado de confort
logrado o la capacidad de seguir
trabajando.
La hernia discal es la salida del
núcleo pulposo de su
emplazamiento original
intradiscal hacia la periferia del
anillo por fallo en su contención,
o hacia el cuerpo vertebral por
fallo en los platillos vertebrales
(hernias de Schmorl).
Tres tipos de hernias discales:
-Protrusión
-Extrusión
-Secuestración
Dada la estructura avascular del disco
del adulto, la nutrición del mismo
queda garantizada por el trasvase de
fluidos desde el disco a la vértebra
través de los platillos vertebrales, en
función de las presiones que soporta
Por su avascularidad el disco se
nutre a expensas del oxigeno y
glucosa que atraviesan los
platillos vertebrales o iones de
sulfato que proviene del anillo
fibroso para sintetizar
glicosaminoglicanos.
La causa directa del dolor
producido por la hernia discal
todavía no está suficientemente
aclarada.
Fenómenos como la compresión
radicular por la masa herniaria,
que además tiende a distenderse
por su capacidad de absorber
agua debido a los GAG.
Es posible que el efecto
isquémico acompañante a la
compresión o inflamación tenga
una mayor responsabilidad.
La compresión de una raíz puede
proceder de otro origen no discal
como:
El atrapamiento subarticular
El enrollamiento subpedicular
El pinzamiento dentro del foramen por:
La carilla articular inferior
La estenosis central del canal
El dolor lumbar y la ciática son
cuadros de presentación frecuente
a lo largo de la vida de una
población, como expresión de la
enfermedad discal.
La patología discal es más
frecuente entre los 35 y 55 años.
No existen diferencias en el
padecimiento de ciática entre
hombres y mujeres.
El tabaco influye de modo
decisivo en la presentación de
dolor lumbar y de hernias
discales
La fuerza muscular abdominal y
lumbar parece estar en relación
inversa con el dolor lumbar.
Existen factores de riesgo ocupacionales
en relación al padecimiento de dolor
lumbar, como el trabajo físico pesado, el
que requiere inclinaciones y
torsiones,levantar pesos, conductores,etc.
Es imprescindible realizar la historia
médica del paciente ya que realiza el
diagnóstico, indica la necesidad o no
de pruebas complementarias y de
tratamiento con O2-O3
Si nos encontramos con un paciente con
antecedentes de dolor lumbar de mayor
o menor intensidad, incluso invalidante,
puede reflejar la presencia de una
hernia incipiente que irrita las capas
periféricas del anillo
El dolor se acompaña en la mayoría de
los casos de sensaciones parestésicas en
forma de hormigueos, acorchamiento o
calambres hacia la zona distal de la
pierna.
El reposo suele calmar el dolor. Si no
cede con reposo hay que pensar en una
neoplasia de localización intra o
extradural.
MATERIAL Y MÉTODOS
Hemos realizado un estudio sobre 380
pacientes tratados con O2-O3
administrado de forma paravertebral,
tanto en procesos cervicales como
lumbares fundamentalmente.
La edad de los pacientes tratados
oscila desde 28 años el más joven hasta
82 el mayor, estando la media
comprendida entre 32 y 58 años.
La técnica para la administración del
ozono se ha realizado en todos los casos
colocando al paciente en decúbito prono
con un cojín en la zona abdominal
cuando se trata de hernias discales
lumbares y en decúbito prono con el
cuello relajado cuando se trata de
hernias discales cervicales.
De los 380 pacientes tratados
corresponden:
-45 hernias discales cervicales
-1 hernia discal dorsal
-312 hernias discales lumbares
-12 fibrosis posquirúrgicas lumbares
-5 espondilolistesis lumbares
-5 lumbalgias inespecíficas
Las dosis administradas son
perfectamente conocidas por todos.
MECANISMO DE ACCIÓN
Bien es sabido como actua el O2-O3
cuando se administra de forma
paravertebral
Produce un aumento de los 2-3
difosfogliceratos, que son los
responsables de la cesión de O2 a los
tejidos.
Tiene una acción desinfectante,
antibacteriana, antiviral y antifúngica.
Mejora el metabolismo del O2 a
nivel de los glóbulos rojos por
aumento del uso de la glucosa, de
la separación de los ácidos grasos
y por la activación de enzimas que
bloquean peróxidos y radicales
libres.
Los efectos sistémicos del ozono,
así como la mayor parte de los
efectos locales sobre los tejidos,
deben lograrse a través de los
productos de las reacciones
principales, o sea vía metabolitos
del ozono.
Aumenta la producción de 2-3
difosfogliceratos, aumentando la
liberación de oxígeno a partir de la
oxihemoglobina, incrementando por
ello la oxigenación tisular.
Estos metabolitos del ozono son los
productos de las reacciones del ozono y
la descomposición de los ozónidos en
condiciones fisiológicas.
En la hernia discal se produce una
éxtasis venosa que acompaña a la
compresión de la raíz por el disco
herniado y esto justifica el dolor.
El ozono actúa hiperoxigenando
localmente la zona por una parte y por
otra actuaría produciendo una
deshidratación del núcleo pulposo
herniado, eliminando la compresión
que éste ejerce sobre las raíces.
CONCLUSIONES
Se trata de un método
incruento, de fácil aplicación y
que se puede realizar de forma
ambulatoria en consulta.
El éxito de la técnica estriba en
hacer una buena indicación y un
buen estudio del paciente antes
de comenzar el tratamiento.
En la serie que he presentado no he
tenido prácticamente complicaciones ni
efectos secundarios, sólo en un caso la
paciente tuvo una cefalea intensa y
brusca después de la administración que
le desapareció de forma espontánea
dejándola tendida durante 10 minutos
en la camilla. No hubo alteraciones de la
presión arterial ni del pulso.
El porcentaje de buenos
resultados está en torno al 85%.
Podemos considerar y así lo hacemos
que el tratamiento con ozono
paravertebral es coadyuvante de la
discolisis y que, si bien se puede realizar
como tratamiento único, la experiencia
me dice que el proceso se cura antes y
mejor si se realizan discolisis y
paravertebrales al mismo tiempo
MUCHAS GRACIAS
Descargar

PRIMERAS JORNADAS DE LA ASOCIACION CIENTIFICA …