Se puede enseñar la
responsabilidad
La labor de los maestros
Enseñemos
a nuestros alumnos a ser
responsables.
“No les damos a
nuestros alumnos el
crédito que merecen si
esperamos demasiado
poco de los jovencitos,
y nos dejamos de dar
crédito como padres y
maestros si creemos
que no tenemos
mucha influencia
sobre ellos”.
La educación preventiva
Hasta los 12 años es la edad de oro para
enseñar la responsabilidad, luego se
requiere de mayor energía.
De la educación que reciba el niño durante
este período dependerá su futuro y es el
mejor regalo que podemos hacerles.
La mejor escuela es el EJEMPLO, incluido
el que damos nosotros en las aulas.
La educación preventiva
En educación y formación no podemos
improvisar, es imperante actuar.
Los padres y los maestros tenemos la
obligación de informarnos y de aprender
a educar.
No existen recetas mágicas para la
educación, cada niño es diferente,
nosotros somos los adultos que
debemos formarlos.
¿Qué significa ser responsable?
Una persona responsable es capaz de:
- Decidir bien y con eficacia.
- Asumir las consecuencias de sus
decisiones.
- Ser responsable no es lo mismo que
obedecer.
- Una persona responsable hace lo que
debe hacer, en el sentido de la
obligación, y no requiere que le digan
cómo actuar.
Ser responsable para el niño…
Implica que el niño es capaz
de valorar la situación:
necesidades, deseos y
exigencias
Requiere un ambiente que le
ofrezca: información, opciones
para elegir y las
consecuencias de sus
decisiones.
NO HAY RESPONSABILIDAD
SIN LIBERTAD.
¿Cómo ayudarles a que
aprendan a ser responsables?
Demos oportunidades a los niños
para que se sepan responsables.
Las actitudes se aprenden en la
familia y de los adultos que influyen.
El niño no nace responsable ni
irresponsable, lo aprende.
La responsabilidad promueve:
Amor a la justicia
Disposición de ayudar
Deseo de quedar bien
Afán de superación
¿Qué podemos hacer en la
escuela?
Asignarles responsabilidades en el
salón de clase (recoger libros, repartir
hojas, etc.)
Darles aprobación y reconocimiento
por su esfuerzo, e informarles sobre
la eficacia de su trabajo.
Permitir que todos los alumnos
tengan la oportunidad de demostrar
que son responsables.
Nunca es muy pronto para
enseñar a ser responsable
En los primeros años el maestro lo
hace a través del juego, pidiéndoles:
4 o 5: repartir material, regar plantas,
guardar juguetes, ordenar loncheras.
5 a 7: entregar pruebas, cuidar la
mascota del aula, ordenar las sillas.
8 a 11: ayudar a recoger el dinero
para una salida, usar más materiales
y cuidarlos, terminar actividades
propuestas sin supervisión.
Debemos recordar que la
responsabilidad se aprende
Respetemos las iniciativa del niño.
Valoremos y felicitemos su trabajo.
Evaluemos sistemáticamente su
trabajo.
Expliquemos al niño que en la vida
hay cosas que no nos gusta hacer,
pero igual debemos hacerlas.
Permitamos que los niños se
equivoquen, corrijamos en privado.
¿Qué hacer con niños
indecisos?
Estos niños no están desarrollando
su sentido de responsabilidad.
Debemos tener en cuenta su
autoestima.
Brindémosles oportunidades de
decisión en un tiempo determinado.
Elogiémoslos cuando hacen bien las
cosas.
¿Qué hacer con niños rígidos?
Los niños rígidos no buscan nuevas
formas de resolución y les cuesta
reconocer sus errores.
Enseñémosles que todos nos
podemos equivocar y que es de
sabios rectificar.
Facilitemos oportunidades para que
puedan rectificar.
¿Qué podemos hacer los
padres y maestros?
Los padres y maestros debemos
aplicar el correcto ejercicio de la
autoridad y no el autoritarismo.
Las normas y límites deben ser
coherentes y consecuentes.
El amor y el cariño entre padre-hijo y
la CONFIANZA mutua es
fundamental.
¿Qué podemos hacer los padres y
los maestros?
Su hijo debe sentir que es capaz de…
(hacer algo bien, compartir, arreglar,
cuidar…).
Y sobre todo:
El ejemplo y el prestigio de los padres
y maestros son la principal escuela
para los niños.
Descargar

Diapositiva 1 - Portal Educativo Ecuador