CONSENTIMIENTO INFORMADO: Revisión
de una práctica cotidiana
HOSPITAL ITALIANO DE CORDOBA
Comité Hospitalario de Bioética
Córdoba, Noviembre de 2012

El consentimiento informado como documento escrito, a
veces se firma al realizar otros trámites o en el apremio de los
momentos previos a la práctica médica, por lo que tiene pocas
posibilidades de ser el resultado final de un proceso de toma
de decisión, que involucra, en primera instancia a la relación
médico-paciente, pero también a los principios y valores
éticos de la institución de salud; y se transforma en un logro
judicial más que ético.
Consentimiento Informado (CI)
- El CHB comenzó la revisión del formato y el uso del CI en la
institución.
- El CI surge como necesidad de documentar un proceso de
toma de decisión en el contexto de un cambio de paradigma
en la relación del paciente con el equipo de salud, que tenía
como objetivo dejar de lado el paternalismo que la
caracterizaba para favorecer la autodeterminación de los
pacientes.
- Lo que no siempre se logra es una mejor relación, por el
contrario, frecuentemente se observa pérdida de la confianza y
una actitud defensiva por parte del médico. Entonces la
atención se centra en registrar la responsabilidad de la
decisión más que en la beneficencia de la misma.
- Nuestra propuesta de revisar no solo el formato sino también
el uso de CI tiene como objetivo establecer una relación
médico-paciente que supere al CI.
Diagnóstico situacional



Actividad: cuestionario de preguntas abiertas a los Jefes de
Servicio de esta institución.
Objetivo: Conocer el uso del Consentimiento Informado (C.I.)
en el ámbito hospitalario.
Cuestionario
1. ¿En su Servicio se utiliza C.I.?
2. ¿En qué prácticas se utiliza el C.I.?
3. ¿Cuál es el proceso que se realiza para la toma del C.I.?
¿Quién lo solicita habitualmente?¿Quién/es lo firman?
4. El C.I. que utilizan, ¿qué elementos tiene?
5. El modelo de C.I. que utiliza para las prácticas en su
servicio, ¿con qué periodicidad es revisado dicho
documento? ¿qué aspectos se revisan? ¿quiénes
participan? ¿consultan al departamento legal, dirección
médica de la institución?
Carta abierta a la comunidad
Fueron setenta días de estar en un sanatorio en contacto
con la medicina, es decir, luchando por una verdad que a
veces era cierta y muchas otras encubriendo la realidad que
nosotros la familia veíamos. Pero siempre con el respeto al
escuchar los informes, donde la palabra “estabilizado” la
sentíamos todos los días.
Verlo en ese estado, con su abdomen abierto, conectado
a miles de aparatos, sufriendo al pensar que él sufría,
decidimos plantear tanto al equipo médico de cabecera como a
la UTI que se lo mantuviera dormido, planteo que nos
entendieron.
Pasaron los días y las semanas, y decidieron
desconectarlo, es decir conectarlo a nosotros... ¿Despertar?
Creo fue lo peor que pasamos, porque cuando él se dio cuenta
de su estado, caímos en la desesperación para hacer valer lo
que habíamos ya hablado: “que se lo mantuviera dormido sin
sufrimiento”.
Fuimos nuevamente a hablar con el Jefe de la UTI. La
soberbia, el posicionamiento que marcó como médico, la
negación a escuchar que lo que pedían mis hijos como yo no
era Eutanasia, diciéndonos que ellos no la practicaban;
concepto mal aprendido se desciframos el concepto de
Eutanasia.
No pudieron entender, porque saber escuchar creo es un
privilegio que no todas las personas tenemos. Salimos muy
apenados con la sensación de iniciar todas las acciones para
demandar a los médicos, cosa que no hicimos ni haremos.
Grande fue nuestra sorpresa cuando llegamos a la visita
y uno de los médicos nos dijo que estaba despierto porque así
lo habían decidido ellos; no puedo explicar cómo estaba... A la
semana fue a una habitación del piso, donde las enfermeras
nos miraban con susto, no había manera ni forma de contener
a mi marido.
Pero los médicos seguían intentando, aprendiendo,
ilusionándonos que a largo plazo tendrían mis hijos un papá
nuevo, ¡un papá para rato! Nosotros veíamos un cuadro de
terror. El dolor padecido por él en seis días, su mente
despierta y su cuerpo destrozado. Los médicos se dirigían a
nosotros raramente.
¿No fue acelerar su muerte? ¿ Quién nos escuchó?
En todas las profesiones se busca aprender más, ser
conocidos como sabedores de lo nuestro, a escalar
posiciones... Sin embargo, creo que en toda enfermedad,
crítica o no, la unificación médico – paciente – familia sería un
paso importante para lograr una recuperación con calidad de
vida o una muerte digna.
Formularios de Consentimiento Informado
- Los formularios de CI carecen de valor si no representan
exactamente la decisión que el paciente o su representante,
ha tomado luego de ser convenientemente informado.
- Si bien lo ideal sería un CI redactado para cada paciente,
son útiles los formularios de CI cuando son otorgados para la
firma del paciente/representante luego de que el médico ha
explicado los términos del mismo, que debe incluir:
información clara y completa con respecto a los aspectos
técnicos de los procedimientos diagnósticos o terapéuticos que
se proponen, riesgos probables y remotos, beneficios, riesgos
en caso de rechazo, alternativas posibles, todos en general y
en relación a las características particulares del paciente;
posibilidad de preguntar y que se aclaren las dudas;
posibilidad de revocar su decisión.
Pasos a seguir...
Desde el 02 de Julio hasta el 31 de Agosto de 2012:

Trabajo individual de cada servicio en la revisión, confección
y/o modificación de sus CI y del modo de implementación.

Consultas on-line:
- [email protected]

Personalmente al Comité Hospitalario de Bioética (los viernes
de 13 a 14 hs en Area de Docencia).


Desde el 03 hasta el 28 de Septiembre: enviar datos al
email del CHB.
Desde el 01 al 31 de octubre: análisis del proceso e informe.
Formato del formulario de consentimiento informado – Manual
Procedimiento.
Reflexión final...

Los griegos entendían por “virtud” la excelencia.

Aristóteles define la virtud como el hábito de elegir y realizar
prudentemente lo mejor. Se trata de una conquista no
automática, si no que se obtiene con los hábitos.

Los hábitos no son innatos, sino que se adquieren por
repetición de actos, por ejemplo: nos hacemos justos
practicando la justicia.
“...Lo importante no es saber que es la virtud, sino como
conquistarla. No es suficiente con saber lo que son el
valor y la justicia, sino que debemos ser valientes y
justos...”
¡MUCHAS GRACIAS!
Descargar

Hospital Italiano