Objetivos Específicos
 Explicar cómo se inicia la reencarnación del Espíritu.
 Señalar las diferencias que se producen en los procesos iniciales de la
reencarnación y del desprendimiento del envoltorio físico del Espíritu.
ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
Introducción
 Iniciar la reunión explicando la técnica del panel de discusión que consta en el Manuel
de Orientación. Verificar si todos entendieron perfectamente el funcionamiento de la
técnica.
 Dar comienzo al trabajo.
ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
Desarrollo
 Organizar la clase para el panel (ver Manual).
 Ítems que serán enfocados.
PANELISTA 01 - Necesidad de la reencarnación.
PANELISTA 02 - Cómo se realiza la unión del Espíritu al cuerpo.
PANELISTA 03 - Diferencias que se producen en los procesos iniciales de la
encarnación y del desprendimiento del envoltorio físico del
Espíritu.
 De acuerdo con la técnica que se utilizará (Manual de Orientación), después de la
exposición de cada ítem, los panelistas intercambian ideas sobre esos ítems.
 Los restantes componentes de la clase, que participan en calidad de observadores,
hacen la evaluación del trabajo, por escrito y agrega las ideas que, tal vez, no hayan sido
recordadas.
ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
Conclusión
 Concluido el trabajo y aclaradas las dudas, agradecer la participación de
todos, dando por finalizada la reunión.
ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
Síntesis del Asunto:
Preludio de la vuelta a la Vida Corporal
Tanto la encarnación como el desligamiento del envoltorio físico, constituyen fases
importantes y necesarias que se alternan innumerables veces, en la escala evolutiva del
Espíritu.
«(...) Así como para el Espíritu, la muerte del cuerpo es una especie de renacimiento, la
reencarnación es una especie de muerte, o también de exilio, de clausura. Deja el mundo
de los Espíritus por el mundo corporal, como el hombre deja este mundo por aquél. (...)»
(02)
«(...) El desligamiento del envoltorio físico es un proceso de síntesis; síntesis orgánica y
síntesis psíquica. La encarnación es un proceso de análisis. Es la subdivisión de la
conciencia en facultades diversas y del sentido único en sentidos múltiples, para facilitar su
ejercitación y conducir a su desenvolvimiento. (...)» (06)
ESDE ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
1/5
1/6
1/6
«(...) la unión del alma y el cuerpo comienza con la concepción, pero sólo se completa
en el instante del nacimiento. El envoltorio fluídico liga el Espíritu al germen y esa unión se
hace cada vez más densa, cada vez más íntima, hasta que se completa cuando el niño
viene a la luz. Durante el período que transcurre entre la concepción y el nacimiento, las
facultades del alma asoman poco a poco, debido al poder siempre creciente de la fuerza
vital, que disminuye el movimiento vibratorio del periespíritu, hasta el momento en que, al
no alcanzar el mínimo perceptible, el Espíritu queda casi totalmente inconsciente. De esa
disminución de la amplitud del movimiento fluídico resulta el olvido. (...)» (05)
«Cuando el Espíritu debe encarnar en un cuerpo humano en vías de formación, un lazo
fluídico, que no es más que una expansión de su periespíritu, lo liga al germen que lo atrae
con una fuerza irresistible, desde el momento de la concepción. A medida que el germen se
desarrolla, el lazo se acorta. Por la influencia del principio vito-material del germen el
periespíritu que posee ciertas propiedades de la materia, que une, molécula a molécula, al
cuerpo en formación, donde puede decirse que el Espíritu, por intermedio de su periespíritu
se enraiza, en cierta manera, en ese germen, como una planta en la tierra.
ESDE ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
1/5
1/6
1/6
Cuando el germen llega a la plenitud de su desarrollo, la unión está completa; entonces
nace el ser a la vida exterior. (...)» (03)
Desde que el Espíritu « (...) es atrapado en el lazo fluído que lo liga al germen, entra en
estado de turbación, que aumenta a medida que el lazo se estrecha, hasta que en los
últimos momentos el Espíritu pierde toda la conciencia de sí mismo, de manera que jamás
presencia su nacimiento. Cuando el niño respira el Espíritu comienza a recobrar las
facultades, que se desenvuelven a medida que se forman y consolidan los órganos que le
habrán de servir para manifestarse». (04)
André Luiz nos relata, detalladamente, el inmenso cariño y los innumerables cuidados
que el Mundo espiritual dedica al proceso reencarnatorio.
En la admirable obra «Entre la Tierra y el Cielo», nos narra la elevada curiosidad de
Hilario, que obtiene de Clarencio profundas explicaciones acerca de la intimidad de la
encarnación:
ESDE ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
1/5
1/6
1/6
«(...) Los principios organogénicos esenciales del periespíritu de Julio» (el
reencarnante)» ya se encuentran reducidos en la intimidad del altar materno y, a la manera
de un imán, van aglutinando sobre sí los recursos para la formación del nuevo vestuario de
carne, que será su próximo recipiente de manifestación. (...)» (07)
«(...) La reencarnación, tanto como el desligamiento del envoltorio físico, constituye un
trauma biológico muy considerable. Unido a la matriz generadora del santuario materno, en
busca de una nueva forma, el periespíritu sufre la influencia de fuertes corrientes
electromagnéticas, que le imponen la reducción automática. (...)» (07)
«(...) Durante la gravidez de Zulmira, la mente de Julio permanecerá asociada a la
mente materna, influenciando, como es justo, la formación del embrión. Todo el cosmos
celular del nuevo organismo estará impregnado por las fuerzas del pensamiento enfermizo
de nuestro hermano que regresa al mundo. Siendo así, Julio renacerá con las deficiencias
de las que todavía es portador, aunque favorecido por el material genético que recogerá de
los padres (...).» (08)
ESDE ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
1/5
1/6
1/6
En «Misioneros de la Luz» hallamos preciosas ilustraciones respecto de la complejidad
de las iniciativas que el Plano Espiritual realiza, cada vez que retorna al mundo corporal un
Espíritu en rescate o complementación de tareas mal ejecutadas en una vida anterior.
Un Bondadoso orientador Espiritual (Alexandre), interesado en el éxito de la
reencarnación de su protegido (Segismundo), comenta con Herculano:
«(...) Ya he observado el gráfico referido al organismo físico que nuestro amigo recibirá
en el futuro, verificando, de cerca, las imágenes de la dolencia del corazón que sufrirá en la
edad madura, como consecuencia de la falta cometida en el pasado.
Segismundo experimentará grandes perturbaciones en los nervios cardíacos
especialmente en los nervios del tonus. (...)» (09)
«(...) Con excepción del tubo arterial, en la parte que se dilatará para el mecanismo del
corazón, todo irá muy bien. Todos los genes podrán ser localizados con absoluta
normalidad. (...)» (12)
ESDE ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
1/5
1/6
1/6
Interesado en la reencarnación de Segismundo, dice en relación con sus futuros
padres.
«(...) Volveremos a verlos el día de la ligazón inicial de Segismundo con la materia
física. Necesito cooperar, en esa ocasión, con nuestros amigos Constructores, a quienes
pedí que me presentasen los planos cromosómicos, referentes a los servicios que
comenzarán. (...)» (09)
En relación con el sufrimiento que atravesaba Segismundo para su encarnación,
explica:
«(...) Desde hace mucho y, especialmente, desde la semana pasada, está en proceso
de ligación fluídica directa con los futuros padres.... A medida que se intensifica tal
aproximación, va perdiendo los puntos de contacto con los vehículos que consolidó en
nuestra esfera, mediante la asimilación de los elementos de nuestro plano. Esta operación
es necesaria para que el organismo periespiritual pueda recuperar la plasticidad que lo
caracteriza y, en el nivel en que se encuentra, el servicio le impone sufrimientos. (...)» (10)
ESDE ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
1/5
1/6
1/6
Pero no todos los reencarnantes deben pasar por los mismos sufrimientos. Es que,
dice el Orientador, «(...) los procesos de reencarnación, tanto como los de la muerte física,
difieren al infinito, no existiendo, según creemos, dos que sean absolutamente iguales. Las
facilidades y los obstáculos están subordinados a numerosos factores, muchas veces
relacionados con el estado de conciencia de los propios interesados en el regreso a la
Corteza o en la liberación de los vehículos carnales. Hay compañeros de gran elevación
que cuando regresan a la esfera más densa, en apostolado de servicio e iluminación, casi
prescinden de nuestro concurso. (...)» (11)
ESDE ESDE
Prog IV
Guía 26 - Preludio del regreso a la Vida Corporal
1/5
1/6
1/6
Gracias …
7/7
1/6
Descargar

Diapositiva 1