Objetivos Específicos
ESDE

Hacer consideraciones con respecto al axioma: «(…) Todo
efecto inteligente tiene que provenir de una causa inteligente.
(…)» (03)

Explicar la necesidad de la idea de Dios para el hombre.
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
Introducción

Iniciar la reunión distribuyendo a cada uno de los integrantes, el ejercicio
titulado «Sacuda sus conocimientos» — Anexo 01.

Solicitar su realización.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
Sacuda sus Conocimientos
Revisión de la 1ª Unidad (Existencia de Dios) del programa II
(Principios Básicos de la Doctrina Espírita)
Señale solamente una alternativa en cada caso.
01) La idea de la existencia de Dios es:
a) Inherente al ser humano, independiente de su estado evolutivo. ( ).
b) Inherente sólo al hombre civilizado ( )
c) Inherente sólo a los religiosos de todos los tiempos ( ).
d) Inherente al hombre, luego del advenimiento del Espiritismo ( ).
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios - Anexo 1
1/3
02) Si Dios, es « La inteligencia Suprema, causa primera de todas las cosas»
(«El Libro de los Espíritus», pregunta nº 1), eso significa que:
a) Todo lo que existe en el Universo tiene origen en Dios ( ).
b) Dios es persistente a la creación de todas las cosas ( ).
c) Dios es creador y Padre de todo lo que existe ( ).
d) Todas las respuestas son correctas ( ).
03) La idea de Dios como Padre nos fue transmitida:
a) Por Moisés ( ).
b) Por Jesús ( ).
c) Por los Apóstoles ( ).
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios - Anexo 1
2/3
04) La creencia en la existencia de Dios es:
a) El único principio del Espiritismo ( ).
b) Uno de los principios del Espiritismo de estudio secundario ( ).
c) Uno de los principios básicos de la Doctrina Espírita ( ).
d) Todas las alternativas están erradas ( ).
05 La evolución de la idea de Dios a lo largo de la historia humana revela que:
a) Está en función del libre albedrío humano ( ).
b) Es relativa al grado de evolución de los pueblos y de sus legisladores ( ).
c) Acompañó el progreso de la ciencia ( ).
d) Las diferentes sectas y/o cultos religiosos comprenden mejor a Dios ( ).
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios - Anexo 1
3/3
Desarrollo

Escribir en el pizarrón (o presentar en una página, dactilografiada) todas
las respuestas del ejercicio, sin hacer mayores comentarios.

Pedirles que formen un único círculo y que lean la «Síntesis del Asunto».

Promover una discusión circulante en torno del asunto leído. (En el
Anexo 02 sugerimos algunas preguntas que podrán orientar la discusión).

Comparar las respuestas dadas en el ejercicio con las que constan en la
guía recibida.
Conclusión
 Reunirse en pleno para aclarar posibles dudas.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
Síntesis del Asunto:
La Existencia de Dios
Toda doctrina tiene sus principios básicos, de los cuales derivan otros,
que son consecuencias naturales o lógicas de los primeros. Uno de los
principios básicos de la Doctrina Espírita es el de la existencia de Dios, como
el Creador necesario de todo lo que existe. Otro, evidentemente fundamental,
es el de la existencia de los Espíritus, como sus criaturas; y otro más es el de
la naturaleza espiritual del alma humana, considerada como Espíritu
encarnado, que constituye la individualidad consciente, permanente e
imperecedera del hombre. Todo lo demás que los Espíritus revelaron – la
pluralidad de los mundos habitados, la encarnación y las reencarnaciones,
con la consecuente pluralidad de existencias corporales, la ley de causa y
efecto, el principio de la necesidad de las pruebas, como medio de progreso
y de las muy dolorosas pero redentoras expiaciones —,
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
1/9
todo eso, que revela suprema sabiduría, que armoniza bondad con infalible
justicia, es consecuencia natural de aquellos principios básicos. Al frente de
todos, no obstante, resplandece luminoso el principio de la existencia del
Eterno Creador.
Ya hicimos notar en la Guía Nº 01 del Programa II, el hecho tan
significativo de que Kardec haya comenzado «El Libro de los Espíritus» con
un capítulo II, acerca de la existencia de Dios, mostrando que ésta constituye
el más importante principio de la Doctrina Espírita, conforme veremos a
continuación.
1 – Por ser Dios la causa primera de todas las cosas, el origen de
todo lo que existe, la base sobre la que reposa el edificio de la creación, es
también el punto que interesa que consideremos ante todo.
2 – Constituye un principio elemental, el de que por sus efectos se
juzga una causa, aún cuando ésta se mantenga oculta.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
2/9 1/6
Si al surcar el aire, un pájaro es alcanzado por una mortífera perdigonada,
se deduce que un hábil tirador la ha disparado, a pesar que este último no
sea visto, para saber que existe. No siempre, pues, es necesario que veamos
una cosa, para saber que existe. En todo, observando los efectos se llega al
conocimiento de las causas.
3 – Otro principio igualmente elemental y que de tan evidente pasó a ser
axioma, es el que todo efecto inteligente tiene que provenir de una causa
inteligente.
Si preguntasen cuál es el constructor de cierto mecanismo ingenioso,
¿qué pensaríamos de quien respondiese que fue hecho por sí mismo?
Cuando se contempla una obra maestra del arte o de la industria, se dice que
ha de haberla producido un hombre de genio, porque sólo una gran
inteligencia podría concebirla. Se reconoce, sin embargo, que es obra de un
hombre, porque se verifica que no está por encima de la capacidad humana;
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
3/9 1/6
pero a ninguno se le ocurrirá la idea de decir que salió del cerebro de un
idiota o de un ignorante, ni mucho menos que es el trabajo de un animal o
producto del acaso.
4 – En todas partes se reconoce la presencia del hombre por sus obras.
La existencia de los hombres antidiluvianos no fue probada únicamente por
medio de los fósiles humanos: también dio prueba de ella, con mucha
certeza, la presencia en los terrenos de aquella época, de objetos elaborados
por los hombres. El fragmento de un recipiente, una piedra tallada, un arma,
un ladrillo, bastarán para atestiguar su presencia. Por lo grosero o acabado
de un trabajo se reconocerá el grado de inteligencia o de adelanto de
quienes lo han ejecutado. Si, pues, hallándoos en una región habitada
exclusivamente por salvajes, descubrierais una estatua digna de Fidias, no
dudaríais en decir que por ser incapaces de hacerlas los salvajes, es obra de
una inteligencia superior a la de éstos.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
4/9 1/6
5 - ¡Pues bien! Al dirigir una mirada a su alrededor, sobre las obras de la
Naturaleza, al notar la providencia, la sabiduría, la armonía que presiden
esas obras, el observador reconoce que no hay ninguna que no supere los
limites de la más portentosa inteligencia humana.
Ahora bien, como el hombre no las puede producir, son producto de una
inteligencia superior a la de la Humanidad, a menos que se sostenga que
hay efectos sin causa.
Considera luego Kardec la opinión de los que oponen a ese razonamiento
tan lógico el que «(…) las obras consideradas de la Naturaleza son
producidas por fuerzas materiales que actúan mecánicamente, en virtud de
las leyes de atracción y repulsión, «(…) (06) en cuyo imperio todo ocurre,
sea en el reino inorgánico o en los reinos vegetal y animal, con una
regularidad mecánica que no causa la acción de ninguna inteligencia libre.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
5/9 1/6
«(…) El hombre – dicen esos opositores – mueve el brazo cuando quiere y
como quiere, pero aquél que lo moviera en el mismo sentido, desde el
nacimiento hasta la muerte sería un autómata. Ahora bien, las fuerzas
mecánicas de la naturaleza son puramente automáticas.
Todo eso es verdad – replicó Kardec – pero, esas fuerzas son efectos que
deben tener una causa «(…) Son materiales y mecánicas; no son por sí
mismas inteligentes, también eso es verdad; pero son puestas en acción,
distribuidas, apropiadas a las necesidades de cada cosa por una inteligencia
que no es la de los hombres. La aplicación útil de esas fuerzas es un efecto
inteligente, que denota una causa inteligente. (…)
Dios no se muestra, pero se revela por sus obras». (06)
El Espiritismo, por lo tanto, da al hombre una idea de Dios que, con la
sublimidad de la Revelación, está conforme con la más perfecta y justa
racionalidad.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
6/9 1/6
Nos convence de la Divina Existencia sin necesidad de recurrir a otras
pruebas que no sean las que provienen de la simple contemplación del
Universo, donde Dios se revela a través de obras admirables y de leyes
sabias, que constituyen un conjunto grandioso de tanta armonía y donde
existe una perfecta adecuación de los medios a los fines, que se torna
imposible no ver detrás de tan portentoso mecanismo, la acción de una
Suprema Inteligencia. Por eso, a la pregunta del Codificador: «¿Qué es
Dios? (07) los Espíritus reveladores respondieron:
«Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas». (07)
Así lo comprenden, en una innata intuición de Su existencia y de Su
poder, todos los que no se dejaron dominar totalmente por el terrible
entorpecedor de la inteligencia y del sentimiento humano que es el orgullo y
así, reconocen en el armonioso mecanismo que mantiene los movimientos
universales, la existencia imprescindible de un primer motor trascendente.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
7/9 1/6
«La mecánica celeste no se explica por sí misma – escribe León Denis, - y la
existencia de un motor inicial impone. La nebulosa primitiva, madre del Sol y
de los planetas, estaba animada por un movimiento giratorio. ¿Pero quien le
imprimió ese movimiento? Respondemos sin dudar: Dios». (11)
Así como León Denis, ya entonces iluminado por la radiante luz del
Espiritismo, lo reconoció, lo hizo también Albert Einstein, con todo el rigor de
su razonamiento lógico, puramente matemático. Por mucho razonar en busca
de la verdad, Einstein adquirió un alto grado de intuición que lo llevó del
mismo modo que a muchas otras cosas, al reconocimiento de la existencia
de Dios, como fuente necesaria de energia que da el primer impulso a todo lo
que se mueve en el Universo.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
8/9 1/6
Mucho antes de Einstein, el no menos genial, Isaac Newton tuvo incluso
que reconocer la existencia necesaria de una causa trascendente y de un
primer motor, para explicar el movimiento de los planetas. A pesar de
descubrir la gran ley de la gravitación universal, que vendría aparentemente
a resolver ese milenario problema, al final de su libro» Principios
Matemáticos de Filosofía Natural» se declara impotente para explicar
aquellos movimientos tan solo por las leyes de la Mecánica.
«(…) En un transporte de entusiasmo, su noble Alma se exalta hacia
Aquel que por sí solo puede, con su poderosa mano, lanzar a los mundos
sobre la tangente de sus órbitas. Nunca la ciencia humana y el genio del
hombre se elevaron más alto que en esa página celebre, digno coronamiento
de ese libro grandioso. (…)» (Conforme con lo que escribió en la « Revue du
Bien» el profesor Bulliot, citado por León Denis en su libro «El Gran
Enigma». (09)
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios
9/9 1/6
Preguntas para Discución Circulante:
01.- Hacer consideraciones con respecto al axioma:
«Todo efecto inteligente tiene que provenir de una causa inteligente». (02)
02. Citar algunos indicios que identifiquen el grado de inteligencia o de adelanto
espiritual de una persona.
03. Justifique la afirmación: «(...) el conocimiento acerca de Dios, del mundo y de
la vida es esencial porque Él es el que nos sustenta, nos inspira y nos dirige,
aún a pesar de nuestra rebeldía. (...)» (01)
04. ¿Por qué no siempre es necesario ver una cosa para saber que existe? Dé
ejemplos.
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios - Anexo 2
1/2
05.- . Explique por qué la idea de Dios está de acuerdo con la más perfecta y
justa racionalidad.
06.- Analice por qué la idea de Dios como Padre, revelada por Jesús, puede
hacer a las personas más felices.
07.- ¿Qué importancia tiene el conocimiento de la existencia de Dios, como
Padre y Creador Supremo, para la evolución espiritual de los hombres?
ESDE
Prog IV
Guía 1: La Existencia de Dios - Anexo 2
2/2
Gracias
2/2
Descargar

Diapositiva 1