EDUCACION COMPARADA
DIRIGIDO A:
ALUMNOS DE LA LICENCIATURA EN
DOCENCIA UNIVERSITARIA 5to
CUATRIMESTRE
Enero de 2010
Rosa Damian Santamaría
EDUCACION COMPARADA
DEFINICIONES.
La disciplina de Educación Comparada es considerada por varios
estudiosos de dicha área de conocimiento como una ciencia de la
educación. Autores como García, 1991, Velloso y Pedro,1991,
Altbach y Kelly, 1981 Sadler, 1964, Debesse y Mialaret, 1974,
Rosselló, 1946 y otros muchos que no mencionamos por cuestión
de tiempo han defendido la autonomía epistemológica de dicha
ciencia, su espacio en el entramado de los estudios y saberes
pedagógicos y su contribución a la comprensión de las principales
tendencias de la educación mundial.
•La educación comparada es el estudio comparativo de una de las
mas complejas formas de comportamiento humano.
• Forma parte de un plan mas amplio para explicar los fenómenos,
primero dentro de los sistemas e instituciones educacionales; y
segundo, abrazando y vinculando la educación con su ambiente
social.
UNESCO
La Organización de las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)
nació el 16 de noviembre de 1945. Lo más
importante para este organismo de las Naciones
Unidas no es construir escuelas en países
devastados o publicar hallazgos científicos. El
objetivo de la Organización es mucho más amplio
y ambicioso: construir la paz en la mente de los
hombres mediante la educación, la cultura, las
ciencias naturales y sociales y la comunicación.
Actualmente, la UNESCO es un laboratorio de ideas
que marca estándares para establecer acuerdos
a nivel mundial relativos a los principios éticos
incipientes. La Organización también desempeña
un papel de centro de intercambio de información
y conocimiento. Al mismo tiempo, ayuda a los
Estados Miembros en la construcción de sus
capacidades humanas e institucionales en sus
diferentes ámbitos de actuación. En suma, la
UNESCO promueve la cooperación internacional
en materia de educación, ciencia, cultura y
comunicación entre sus 193* Estados Miembros
y sus seis Miembros Asociados.
¿Hacia dónde va la educación comparada?
Desde las descripciones anecdóticas para satisfacer
la curiosidad de los viajeros a las sofisticadas
investigaciones empírico-estadísticas para
comprobar hipótesis de carácter científico a la luz de
determinadas teorías "interpretativas", la Educación
Comparada ha respondido a las demandas de los
actores y la historicidad de sus contextos. A pesar de
las diversidades, un denominador común ha
acompañado sus mutaciones y todavía la
caracteriza; me refiero a su capacidad para
satisfacer las pragmáticas necesidades de los
planificadores y políticos de la educación. A medida
que las estructuras del poder mundial se fueron
democratizando, el área experimentó cambios que
respondieron a los intereses no sólo de los sectores
dominantes o países hegemónicos. La memoria de
la Pedagogía Comparada demuestra que se ha
avanzado en los análisis críticos de los mitos
positivistas de la pretendida "neutralidad, ahistoricidad y a-politicidad" de las investigaciones
educativas comparadas y su exclusiva contribución a
la creación de ilusiones pedagógicas.
El balance de la Pedagogía Comparada también da cuenta de que no hay
recetas que señalen un único rumbo: el macroanálisis y el microánalisis
del sistema educativo son, ambos, necesarios; las interpretaciones
verticales y horizontales de los problemas educativos, los aportes de la
Historia, la Antropología, la Sociología, las Ciencias Políticas y la
Economía, son un requisito indispensable para enriquecer los
resultados de las investigaciones. La interdisciplinariedad de las
aproximaciones no significa el desvanecimiento del objeto de estudio.
La escuela, el currículum, los métodos, los beneficiarios, los
significados de la cultura escolar dados por los estudiantes o por los
docentes, las políticas educativas según los niveles, las ideologías
ocultas en los contenidos escolares, etc., conforman distintos "objetos"
de abordaje para la Educación Comparada. Lo determinante es que se
"comparen" en función de las metodologías que las ciencias sociales
contemporáneas aplican -la etnografía es tan necesaria como las
encuestas estandarizadas y las medidas estadísticas de tendencia
central-.
La memoria y el balance de la Educación Comparada se cierran, a
comienzos de la década de los noventa, con un gran desafío: utilizar la
libertad teórica y metodológica que deviene de los nuevos paradigmas
para avanzar realmente en la democratización de las sociedades
regionales latinoamericanas.
Descargar

EDUCACION COMPARADA