¿Cómo hablar de
sexualidad a
nuestros hijos?
» CENTRO DE ASESORIA
EDUCATIVA Y PSICOLOGICA
“CAEP”
» María Vanessa Álvarez Masías
• Observemos
detenidamente
la
botella…
• ¿Qué observamos en
su interior?
•
Estudios reflejan, que los niños en
etapa preescolar, identifican los 9
delfines,
ya
que
no
han
introyectado esquemas de índole
sexual y que los adolescentes y
adultos, ven a una pareja teniendo
relaciones sexuales.
•
Hoy en día, el 60% de los alumnos
de primaria, ya identifican a la
pareja de la lamina. Esto se debe, a
que el acceso a
material
relacionado a la sexualidad, es
mucho mas accesible ( revistas,
televisión, internet, etc.)
• Lo preocupante, es que esta información que muchas
veces llega a nuestros hijos, no es la correcta y siendo
este uno de los temas mas difíciles para conversar en
familia, los niños y adolescentes almacenan dudas y
mitos que los acompañaran por un buen periodo de
sus vidas.
• Hablar de sexualidad con nuestros hijos, no es
precisamente hablarles solo de sexo, es hablar de
roles, de géneros, de intimidad, de seguridad, ya que
la sexualidad impregna nuestras vidas, esta formada
por sensaciones, características corporales, actitudes
y comportamientos.
• ¿Cuántas cosas le habría gustado
preguntar de chico/a con respecto al
sexo y no le contestaron o evadieron la
pregunta o lo/a mandaron a callar?
• Hoy en día, a partir desde la infancia, se experimentan
ciertas dudas e inquietudes de contenido sexual. Al
entrar a la etapa de la pubertad, el cuerpo se
desarrolla y crece con rapidez y crecer es parte de la
vida, al igual que las nuevas sensaciones y vuestros
hijos, dejan de pensar igual a ustedes, ya que van
formando sus propias ideas u opiniones.
•
Por ello, es importante que la educación sexual sea
parte de la formación integral del alumno, tanto a nivel
primaria como secundaria y que sean los padres,
parte fundamental de esta educación en casa. Para
ello, deben manejar las estrategias adecuadas para
acercarse a sus hijos.
Preguntas
frecuentes
acerca de este
tema
-¿ Qué sucede con los niños y
niñas cuando crecen?
-¿Qué es la menarquía?
-¿Qué es la masturbación? ¿Es
malo masturbarse?
¿ Qué sucede con los niños
y niñas cuando crecen?
• Del nacimiento a los 2 años:
A los bebes les damos sentido de quienes son desde
que nacen. Les hacemos sentir seguros o inseguros
mediante:
- La forma en que los tocamos
- La forma en que les damos de comer, los lavamos y
cambiamos los pañales.
- Con el tono de nuestra voz.
- Permitiéndoles que se sientan cómodos con sus
cuerpos y sus emociones.
• Ellos pueden desarrollar sentimientos saludables
sobre su sexualidad si hacemos todas las cosas de un
modo agradable y cariñoso.
• Los niños exploran sus cuerpos. Aprenden
rápidamente que se siente agradable para ellos, tocar
sus órganos sexuales. Es bueno dejarlos disfrutar
esto.
• Si les gritamos o les pegamos en las manos, lo harán
de todos modos, pero se sentirán culpables y no nos
tendrán confianza mas adelante en sus vidas cuando
necesiten orientación sobre el sexo.
• De tres a cinco años:
Cuando lleguen a los tres años, los niños ya saben
que las mujeres y los hombres tienen diferentes
órganos sexuales. Hay que hablar sobre ellos de la
misma forma que se habla de la nariz, los codos y los
dedos. Siempre use los nombres correctos de
organos sexuales. Debe usar “vulva”, “pene” y “senos”
en vez de usar palabras de familia o de la calle. De lo
contrario puede ser que los niños se formen una idea
que estas partes del cuerpo tienen algo de “malo”.
• De cinco a 7 años:
Los niños normalmente son menos pegados con los padres o
con las personas que los cuidan a esta edad. Ellos están
empezando a descubrir su propia femineidad o masculinidad y
puede ser que solo quieran estar con personas de su mismo
sexo. Por eso es muy común que digan que odian a los niños del
sexo opuesto.
Las fantasías sexuales sobre los miembros de la familia de
ambos sexos, también son comunes. Puede ser que los niños se
sienten preocupados por estos pensamientos. Hay que
asegurarles que el solo pensar o soñar en algo no hace que se
vuelva realidad.
• Los pre-adolescentes (8 a 12 años)
Estos necesitan toda la información acerca de la
menstruación, los sueños mojados y otras señales de la
madurez. Los pre-adolescentes se preocupaban mucho
si son “normales”. Los varones se preocupan por el
tamaño de su pene, las niñas se preocupan por el
tamaño de sus seños. Asegúreles que no hay dos
personas iguales.
Debemos dejar que encajen con los de su edad, pero
también animarlos a que piensen por si mismos.
• La mayoría de los niños ya mayores, con mas
años, ya están listos para saber acerca del
sexo y la reproducción. Quieren saber sobre
las relaciones sexuales y relaciones sociales.
Necesitan saber acerca de las infecciones
transmitidas sexualmente, los métodos
anticonceptivos y las consecuencias del
embarazo durante la adolescencia y necesitan
saber como todo esto puede afectar su vida.
¿Qué es la menarquía?
¿Cómo hablar de la
menarquía con mi hija?
• La menarquía, primera regla, periodo o hemorragia menstrual,
supone un hecho visible que marca una nueva etapa en la vida
de la niña que la convierte en mujer.
• A partir de este momento, empieza la vida fértil de la mujer pero
en los dos años siguientes, la mayoría de los ciclos no son
ovulatorios; generalmente son irregulares, con mayor o menor
manchado y no se acompañan de dolor. La irregularidad es
habitual, faltas de 2 ó 3 meses generan dudas sobre si es o no
normal. A medida que pasa el tiempo, los ciclos tienden a tener
una duración en tiempo e intensidad de sangrado más constante
porque maduran los mecanismos de regulación. Durante estos
dos años posteriores a la menarquía, aunque la fertilidad es
menor, puede haber un embarazo.
• La actitud de los padres y sobre todo la de la
madre que es la más involucrada en este
proceso, depende mucho de la relación y la
comunicación anterior entre los miembros de
la familia. Es importante que respondan
adecuadamente ante esta nueva situación.
• La posición mas deseable es la aceptación
como normalidad, acompañada de información
para evitar mitos y errores relacionadas con la
higiene y las actividades durante esos días, así
como favorecer la responsabilidad del control
personal de los ciclos.
¿Cómo tratar el tema de la
masturbación con los
adolescentes?
• La masturbación, tanto la masculina como la
femenina, es la estimulación de los órganos genitales
con el objeto de obtener placer sexual, pudiendo
llegar o no al orgasmo. El verbo “masturbar” hace
referencia a la practica de la masturbación.
Generalmente se entiende que se trata de una
práctica sexual hacia uno mismo, aunque también se
admite el uso del mismo verbo para la estimulación
realizada sobre los genitales de otras personas con
los mismos fines placenteros.
• En este momento, la masturbación es auto
exploratoria, los chicos necesitan explorar sus
órganos sexuales que están cambiando y van
redescubriendo las sensaciones que estos
producen y que ya conocían desde su infancia.
• En la pubertad, la masturbación se produce
mediante la manipulación de los genitales, que
conducirá a lograr eyaculaciones en el varón y
secreciones vaginales en la mujer culminando
en el orgasmo.
• La masturbación cumple en los adolescentes, funciones
importantes como aliviar la tensión sexual y como forma de
conocimiento de su propio cuerpo, de esta forma se dan placer y
a la vez se conocen, lo cual es importante para cuando accedan a
la sexualidad con otra persona.
• En la adolescencia, la masturbación suele ir acompañada de
fantasías o imágenes eróticas. Las fantasías sexuales son
frecuentes en la adolescencia, muchas veces acompañan la
masturbación, ayudan al aumento de la excitación y con ella, la
llegada del orgasmo.
• Con respecto a la frecuencia, esto tiene que ver con cada chico
en particular, hay algunos que se masturban todos los días y otros
nunca se masturban o sólo lo hacen ocasionalmente. Si
observamos que nuestro hijo no puede parar de masturbarse, que
lo hace públicamente, volviéndose un acto compulsivo es
necesario consultar a un profesional.
Descargar

Como hablar de sexualidad - Centro de asesoria educativa y