La división
en la vida cotidiana
¿Cuándo usamos la división en la vida
cotidiana?
Usamos la división en nuestra
vida cotidiana, muchas
veces, sin darnos cuenta.
¿Cuándo usamos la división en la vida
cotidiana?
• En algunas situaciones
cotidianas necesitamos hacer
restas sucesivas:
– “Tengo 200 euros, y necesito cada
día 5 euros para comer. ¿Para
cuántos días me alcanzará este
dinero?”.
Restas
sucesivas
¿Cuándo usamos la división en la vida
cotidiana?
• A veces queremos repartir una
cantidad entre otra cantidad:
– “Voy a hacer una fiesta y me prestan
30 mesas. Si tengo 150 invitados,
¿Cuántas sillas debo poner en cada
mesa?”.
Repartir
¿Cuándo usamos la división en la vida
cotidiana?
• Otras veces necesitamos partir
algunos objetos:
– “Cociné 2 pasteles, y tengo 16
invitados. ¿En cuántas porciones
deberé partir cada pastel para que
cada invitado coma una porción?
Partir
¿Cuándo usamos la división en la vida
cotidiana?
• También usamos la división con
distribuciones rectangulares:
– “Voy a plantar semillas de 32
árboles. Si las organizo en filas de
a 4 árboles, ¿Cuántas columnas
tendré?”
Distribuciones
rectangulares
¿Cuándo usamos la división en la vida
cotidiana?
• Muchas veces tenemos
problemas con el resto:
– “Compré una caja con 25 baldosas
para mi patio (que es cuadrado),
en el que entran 5 baldosas por
lado. Necesito que me sobren
algunas por si se rompen durante
la colocación. ¿Cuántas me
sobran? ¿Necesito comprar más?”
Problemas con
el resto
¿Cuándo usamos la división en la vida
cotidiana?
• Los problemas con el resto
pueden ser muy diversos:
– “Tengo que volver al médico
dentro de 60 días, y él atiende
sólo los lunes. Si hoy es lunes,
¿Qué día de la semana será
dentro de 60 días? ¿Cuántos días
más tendré que esperar?”
Problemas con
el resto
La división
en la vida cotidiana
Descargar

La división en la vida cotidiana