EL ARRESTO
CIUDADANO Y LA
JUSTICIA COMUNAL
EN EL PERU.
Nelly Yabar Villagarcia.
Perú.
1.- Arresto Ciudadano
Esta figura fue incorporada al Nuevo
Código Procesal Penal por Ley Nº
29372 la cual determina su entrada
en vigencia desde el 1ro de Julio de
este año. Se reglamenta en base a
los artículos 259 y 260 del Código
señalado.
Art. 259.- Detención policial.
1. La Policía detendrá, sin mandato judicial, a
quien sorprenda en flagrante delito.
1. Existe flagrancia cuando la realización del
hecho punible es:
a) actual y, en esa circunstancia, el autor
es descubierto,
b) cuando es perseguido y capturado
inmediatamente de haber realizado el
acto punible y
c) cuando es sorprendido con objetos o
huellas que revelen que acaba de
ejecutarlo.
3. Cuando se trate de una falta o de un delito
sancionado con una pena no mayor de dos
años de privación de libertad, luego de los
interrogatorios de identificación y demás
actos de investigación urgentes, podrá
ordenarse una medida menos restrictiva o su
libertad.
Art. 260.- Arresto Ciudadano.
1. En los casos descritos anteriormente,
cualquier persona podrá proceder al
arresto en estado de flagrancia
delictiva.
2. En este caso debe entregar
inmediatamente al arrestado y las
cosas que constituyan el cuerpo del
delito a la Policía más cercana.
Se entiende por entrega inmediata el
tiempo que demanda el dirigirse a la
dependencia policial más cercana o al
Policía que se halle por inmediaciones
del lugar
En ningún caso el arresto autoriza a
encerrar o mantener privada de su
libertad en un lugar público o privado
hasta su entrega a la autoridad policial.
La Policía redactará un acta donde
se haga constar la entrega y las demás
circunstancias de la intervención.
2.- CARACTERISTICAS DEL
ARRESTO CIUDADANO
1. Es una facultad no una obligación.
2. Debe realizarse por particulares
cuando exista flagrancia delictiva en la
forma que el artículo 259º establece.
Aquí no existe distingo en quien y
cuantos pueden realizar la
aprehensión, pudiendo recaer dicha
acción en un testigo, serenazgo,
personal policial que no se encuentre
de servicio …
también pueden hacerlo agrupaciones u
organizaciones vecinales de seguridad
pública, vigilantes particulares y hasta
la propia víctima.
3. Una vez realizado el arresto
ciudadano, la persona aprehendida
debe ser entregada junto con los
objetos vinculados con el delito a la
autoridad policial más cercana.
Esto porque la conducta del particular
sólo se dirige a aprehender
temporalmente al delincuente cuando
está cometiendo un delito flagrante,
para posteriormente conducirlo a la
autoridad policial mas cercana que es la
encargada de la investigación
pertinente.
4. Se debe elaborar un acta, donde
conste la entrega y las
circunstancias de la intervención.
Entiéndase que la elaboración del
acta debe ser realizada por la
autoridad policial.
En el Acta señalada mencionada se
consignará las circunstancias del hecho
y los objetos encontrados que
vinculan al aprehendido, las
condiciones físicas y de salud del
mismo y la identidad de ciudadano que
realizó el arresto.
3.- RIESGOS DE SU
APLICACIÓN
1. Le falta una cobertura constitucional
explícita, por lo que su
reconocimiento vía legal a los
ciudadanos debe hacerse en forma
excepcional, subsidiaria y en
consonancia con el principio
constitucional de “corrección
funcional”.
2. El uso legítimo de la fuerza y el
ejercicio del ius puniendi,
materializado en el arresto o detención
de una persona, se ha
reservado al Estado y no a los
particulares.
3. Los ciudadanos no tienen condiciones,
entrenamiento y preparación
semejante a la policía para detener a
una persona en flagrancia, lo
que los expondría a afectaciones en
sus derechos.
4. Es probable que sea empleada por
grupos sociales (políticos, barras,
pandillas, etc.), luego de algún
enfrentamiento, para encubrir
actos de violencia y delitos.
5. Su aplicación podría generar un
sustancial descuido en la labor de
la PNP, principal órgano de detención
de delincuentes y parte esencial
del sistema de seguridad ciudadana.
6. Su generalización podría
desnaturalizar y convertirla en
instrumento de la justicia por mano
propia, o practicarse ante una
amenaza de comisión de un delito, o
ante la simple sospecha de su
realización.
7. Su materialización podría afectar el
principio constitucional de la
presunción de inocencia.
3.- LA JUSTICIA
COMUNAL
La creación y recreación de formas
propias de resolver conflictos en
las comunidades campesinas, nativas e
incluso por las rondas
campesinas, encuentran su fundamento
en el artículo 2 inciso 19 de la
Constitución Política del Perú de 1993
También se reconoce en la Constitución
el derecho a la identidad étnica y
cultural (art. 149) que reconoce a las
autoridades de las comunidades
campesinas y nativas, la facultad de
ejercer funciones jurisdiccionales, de
acuerdo a sus costumbres, respetando
los derechos humanos.
4.- El Arresto ciudadano en el
ámbito de la Justicia
Comunal
Trataremos los ASPECTOS COMUNES
y las DIFERENCIAS entre el Arresto
ciudadano y el trabajo de los
comuneros, nativos y ronderos.
a. ¿Que tienen en común?
Los comuneros, nativos y ronderos
como cualquier ciudadano se
encuentran legitimados para arrestar a
un ciudadano, siempre que
concurran los presupuestos legales.
b. ¿En que se diferencian?
1. Los comuneros, nativos y ronderos
cuando descubren a alguien en
flagrancia delictiva, lo aprehenden y lo
interrogan para luego decir en
asamblea la sanción a imponer.
2. El instituto del arresto ciudadano,
prohíbe el interrogatorio y juzgamiento.
3. La sanción que imponen los
comuneros, tienen por finalidad la
purificación, renacimiento del infractor,
según la gravedad puede consistir en:
sumergirlos en el agua, darles de
latigazos, etc.
GRACIAS POR SU ATENCION.
Descargar

Consulte aquí