La Verdad.
Basado en el trabajo de : Dowden & Swartz
Adaptación de : Jaime Ernesto Vargas Mendoza
Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.
2007
Los filósofos están interesados en una constelación
de tópicos que involucran el concepto de verdad.
Un tema preliminar, aunque de algúna forma
subsidiario, está en decidir qué clase de cosas
pueden ser verdaderas.
¿La verdad es una propiedad de las sentencias
(que son entidades lingüísticas en algún idioma),
o la verdad es una propiedad de las proposiciones
(entidades no lingüísticas, abstractas e
intemporales)?
El tema principal es : ¿Qué es la verdad?
I. El Problema Principal.
El problema principal se refiere a la existencia de una teoría
viable que nos diga en qué consiste la verdad.
En otras palabras, ¿Cuál es la naturaleza de la verdad?
Las tres teorías de la verdad mas ampliamente aceptadas son :
1. La teoría de la correspondencia.
2. La teoría semántica de Tarski y Davidson.
3. La teoría deflacionaria de Frege y Ramsey
Las teorías competitivas son:
4. La teoría de la coherencia.
5. La teoría pragmática.
II. ¿Qué clase de cosas
son verdaderas (o falsas)?
Los filósofos quieren saber qué clase de cosas son verdaderas
y qué clase de cosas son falsas. La misma pregunta se puede
expresar diciendo : ¿qué clase de cosas tienen (o alcanzan) un
valor de verdad?
El término “valor de verdad” ha sido acuñado por los lógicos
como un término genérico para referirse a “lo verdadero o lo
falso”. Preguntar por el valor de verdad de P, es preguntar
cuándo P es verdad o cuándo P es falso.
Hay varios candidatos para el tipo de cosas que pueden tener
un valor de verdad :
Expresiones
Asertos
Sentencias particulares (tokens)
Declaraciones
Sentencias generales (types)
Creencias
Proposiciones
Opiniones
Teorías
Doctrinas
Hechos
etc.
a. Aspectos ontológicos.
¿Qué clase de cosas son estos candidatos? En particular, los
portadores de valores de verdad ¿deben considerarse como
ítems lingüísticos (y, como consecuencia, ítems de un lenguaje
específico), o son estos ítems no-lingüísticos? o ¿son las dos
cosas?
Adicionalmente, ¿deben considerarse como entidades concretas
(cosas que ocupan un lugar en el espacio y en el tiempo), o
deben considerarse como entidades abstractas?
Las sentencias (frases u oraciones) son items linguísticos :
existen como parte de un lenguaje, ya sea un lenguaje natural
como el Español o en un lenguaje artificial como el lenguaje de
computadoras. No obstante, hay dos tipos de sentencias : las
sentencias-token y las sentencias-type.
Las tres sentencias-token siguientes forman parte de la misma
sentencia-type :
Saturno es el sexto planeta desde el Sol.
Saturno es el sexto planeta desde el Sol.
Saturno es el sexto planeta desde el Sol.
Las sentencias-token son objetos concretos, existen en espacio y
en tiempo. Las sentencias-type no. Son objetos abstractos.
¿Deben las sentencias-tokens ser
portadoras de valores de verdad?
Una razón a favor de las tokens sobre las types, es que resuelven
el problema involucrado con los términos denominados como
“indexados” (token reflexive), términos como “yo”, “aquí”,
“ahora”. Como en la sentencia type que dice “a mi me gusta el
chocolate”. Lo verdadero de esta sentencia depende de a quién
se esté refiriendo.
Los filósofos nominalistas argumentan que las sentencias token
escritas o habladas, son las portadoras apropiadas de los valores
de verdad.
Pero la teoría de que las sentencias token son las portadoras de
los valores de verdad tiene sus propios problemas :
• si no hay quien use el lenguaje, entonces no habría verdades.
• hay sentencias que nunca se han emitido y que, por ello,
nunca podrían ser verdaderas.
Entonces, las sentencias token no pueden identificarse como las
portadoras de los valores de verdad, simplemente hay muy
pocas sentencias token.
Para escapar del dilema de escoger entre tokens y types, se ha
sugerido que son las proposiciones las portadoras primarias de
los valores de verdad.
Las siguientes tres sentencias están en diferentes lenguajes,
pero se utilizan para expresar la misma proposición.
Saturno es el sexto planeta desde el Sol.
(Español)
Saturn is the sixth planet from the Sun.
(Inglés)
Saturne est la sixieme planete la plus eloignee du soleil.
(Francés)
La verdad de esta proposición depende solo de la física del
sistema solar y no de alguna convención humana.
En contraste, lo que estas tres sentencias dicen, depende
parcialmente de las convenciones humanas. Si la palabra
“Saturno” en español, se aplicara a otro planeta diferente, la
primera sentencia expresaría algo falso.
Las proposiciones son entidades abstractas, no existen en
tiempo y espacio.
b. Restricciones de verdad y falsedad.
Hay dos restricciones aceptadas comunmente sobre la verdad y
la falsedad :
Toda proposición es verdadera o es falsa
(Ley del medio excluido).
Ninguna proposición es verdadera y falsa al mismo
tiempo (Ley de la No-contradicción).
Así, cada proposición solo tiene un valor de verdad.
Además, muchos filósofos agregan que, una proposición no
debe cambiar su valor de verdad en tiempo o en espacio.
c. ¿Qué sentencias expresan
proposiciones?
No todas las sentencias expresan proposiciones.
Típicamente las sentencias declarativas (en modo indicativo)
se utilizan para expresar proposiciones y no las sentencias en
modo interrogativo o en modo imperativo.
d. Casos problema.
¿Así que todas las sentencias declarativas expresan
proposiciones?
Se ha considerado que los siguientes 4 tipos de sentencias
declarativas, típicamente no expresan proposiciones,
aunque estas consideraciones resultan controvertidas.
1. Sentencias que contienen expresiones sin referente.A la luz de que Francia no es un reino, Strawson
argumenta que la sentencia “El actual rey de Francia es
calvo”, no se considera una proposición, Aunque en su
famosa disputa, Russell está en desacuerdo con Strawson,
argumentando que la sentencia si expresa una proposición,
que para ser mas exacto, es falsa.
..............
2. Predicciones de eventos futuros.- Si estas predicciones, al
momento de hacerlas, fueran verdaderas o falsas, no habría
libre albedrío en los humanos (así piensan algúnos
filósofos, incluyendo a Aristóteles).
3. Sentencias mentirosas.- Algunos ejemplos son
“Esta sentencia expresa una proposición falsa” o
“Yo estoy mintiendo”. Estas sentencias pueden generar
paradojas, cuando se considera qué valor de verdad
asignarles.
4. Sentencias que expresan valores morales, éticos o estéticos.
Se trata del problema del realismo moral. La expresión
“Torturar a los niños es malo”, ¿es falsa o verdadera?
¿o simplemente expresa una opinión del orador?
III. Teoría de la Correspondencia.
Regresamos a la pregunta principal ¿Qué es la verdad?
Históricamente, la teoría mas popular sobre la verdad es la de la
correspondencia. Fue expresada inicialmente en forma vaga por
Platón y por Aristóteles en su Metafísica, esta teoría realista
plantea que la verdad es lo que las proposiciones tienen en
correspondencia con el mundo como es. La teoría indica que
una proposición es verdadera, siempre y cuando exista un
hecho que corresponda con ella. En otras palabras, para
cualquier proposición P,
p
es verdad, si y solo si, p corresponde con un hecho.
Pero, ¿Qué es un hecho?
Puede considerarse a los hechos como dependientes de la mente
(como en McTaggart y quizá Kant) o como independientes de la
mente (Russell, Wittgenstein y Austin).
“Bruto apuñaló a Cesar”
“Cesar fue apuñalado por Bruto”
¿Son el mismo hecho?
Decir ...
Y que hay de la proposición negativa que expresa que
“No hay elefantes rosa sobre la mesa” ¿Se trata de un hecho?
Lo anterior ilustra la dificultad que hay para distinguir lo que
es un hecho. El trabajo reciente en la semántica de mundos
posibles, identifica a los hechos con conjuntos de mundos
posibles, que si son metafísicamente legítimos y descritos
precísamente, entonces son hechos.
IV. Teoría Semántica de Tarski.
La teoría semántica (de Alfred Tarski) es la sucesora de la teoría
de la correspondencia. Persigue mantener la concepción
principal de ésta, pero sin su bagaje conceptual problemático.
Tarski pregunta acerca de las condiciones de verdad de una
proposición expresada por una sentencia : ¿Bajo qué
condiciones ésta proposición es verdadera?
La proposición en Alemán “Schnee ist weiss” y la proposición
en Inglés “Snow is white”, son verdaderas, si y solo si, la nieve
es blanca.
De acuerdo con Tarski, hay dos lenguajes involucrados :
(i) el lenguaje (objeto) en que se expresa la sentencia y
(ii) el lenguaje que le atribuye veracidad a lo expresado
en la sentencia ( metalenguaje).
Es el metalenguaje (y solo él) quien contiene los predicados de
verdad, “verdadero” y “falso”; el lenguaje objeto no tiene
predicados de verdad.
Si “a” es un nombre y “Q” es un predicado, entonces “a es Q”
expresa una proposición cierta, si y solo si, existe un objeto x
tal que “a” se refiere a x y “Q” se satisface mediante x.
De acuerdo con Tarski, su teoría se aplica solo con lenguajes
artificiales (lógica simbólica), ya que los lenguajes naturales
son vagos y asistemáticos.
Muchos filósofos dividen a las proposiciones en dos subclases :
1. Contingentes, aquéllas que no son necesariamente
verdaderas o necesariamente falsas.
2. No-contingentes, aquéllas que son necesariamente falsas o
necesariamente verdaderas.
Para la Teoría Semántica de la verdad, las proposiciones
contingentes son aquéllas que son verdaderas (o falsas),
debido a la forma específica en que es el mundo.
En cambio, las proposiciones no-contingentes establecen su
veracidad debido a ciertas características de las
construcciones lingüísticas humanas, aunque es ciertamente
posible llegar a su veracidad mediante la experimentación
(y el razonamiento inductivo).
V. Teorías de la Coherencia.
La teoría de la correspondencia y la teoría semántica consideran
que la veracidad de una proposición surge de la relación entre
esa proposición y ciertas características o eventos en el mundo.
En contraste, las teorías de la coherencia (de las que hay varias
versiones), dan cuenta de la veracidad de una proposición a
partir de una relación entre esa proposición y otras
proposiciones.
Específicamente, una teoría de la coherencia sobre la verdad
alega que una proposición es verdadera si, y solo si, es
coherente con ______.
Por ejemplo, una versión de esta teoría llenaría el espacio en
blanco diciendo “las creencias de la mayoría de las personas en
una sociedad”. Otra propondría para llenar el espacio en blanco
con “nuestras propias creencias” y otra mas diría “las creencias
de los intelectuales en una cierta cultura”.
Los metafísicos racionalistas argumentarían que una
proposición es verdadera si y solo si, “es consistente con otras
proposiciones verdaderas”. Algunos van un poco más allá y
defienden la idea de que una proposición es verdadera si se
vincula (implica lógicamente) a todas las demás proposiciones
verdaderas. Leibniz, Spinoza, Hegel, Bradley, Blanshard,
Neurath, Hempel (viejo), Dummett y Putnam han invocado
teorías de la coherencia para la verdad.
Las teorías de la coherencia también tienen sus críticas.
Por ejemplo, cuando se dice “esto es verdadero para mí,
pero falso para ti”. Pues “verdadero para mí” significa
“verdadero” y “falso para ti” significa “falso” según la teoría de
la coherencia (lo que es una violación de la ley de nocontradicción).
Aunque, si alguien expresa algo como “es verdadero para mí
pero no para ti”, entonces ésta persona quiere decir
simplemente “yo lo creo y tu no”.
La verdad no es relativa, en el sentido de que algo pueda ser
verdadero para uno y no para otro.
a. Postmodernismo: la teoría de la
coherencia mas reciente.
El postmodernismo mas radical no distingue entre “aceptar
como verdad” y “ser verdad”; sostiene que el acuerdo social
entre personas influyentes “construye” la verdad.
La verdad, dicen ellos, no es algo que se encuentre fuera de las
decisiones colectivas humanas, en particular, no es un “reflejo”
de la realidad objetiva.
Los seres humanos somos, entonces, los árbitros finales de lo
que es la verdad. La verdad está en el consenso. Lo “subjetivo”
y lo “objetivo” conforman un compuesto inseparable.
Este postmodernismo ha recibido mejor acogida entre las
ciencias sociales que en la física.
VI. Teorías Pragmáticas.
Una teoría pragmática de la verdad sostiene que una
proposición es verdadera, si resulta útil creer en ella.
Sus principales apóstoles fueron Peirce y James. La utilidad es
la marca esencial de la verdad. Las creencias que conducen al
mayor logro, que resultan la mejor justificación de nuestras
acciones, que promueven el éxito, son verdaderas, de acuerdo
con los pragmatistas.
También hay problemas con el enfoque pragmático de la verdad :
1. Para alguien puede ser útil creer en una proposición, pero
puede haber otro para quien no resulte útil creer en ella
(con lo que se viola la ley de no-contradicción).
2. Ciertas creencias pueden ser muy útiles, aunque (con otro
criterio) se les pueda considerar objetivamente falsas.
Como suponer que vivimos en un mundo lleno de personas
que aman y se preocupan por los demás.
VII. Teorías del Desahucio.
Todas las teorías de la verdad que hemos expuesto hasta ahora
tienen en común el suponer que una proposición es verdadera
en caso de que tenga una u otra propiedad (correspondencia con
los hechos, satisfacción, coherencia, utilidad, etc).
Las teorías del desahucio niegan esta suposición.
a. Teoría de la redundancia.
La principal teoría del desahucio es la teoría de la redundancia
adelantada por Frege, Ramsey y Horwich.
Frege expresaba la idea de la siguiente manera : hay que hacer
notar que la sentencia “aprecio un olor a violetas” tiene el
mismo contenido que la sentencia “es verdad que aprecio un
olor a violetas”; entonces, parece que no se agrega nada a la
idea por asignarle la propiedad de lo verdadero (Frege, 1918).
Resulta redundante.
Cuando el concepto de verdad realmente es útil o necesario, es
cuando no podemos expresar una proposición explícitamente y
tenemos que lidiar con ella mediante una referencia indirecta.
Por ejemplo, si quisiéramos decir “Lo que él expresará mañana
es verdad”, hace necesario el predicado “es verdad”.
Así que, la teoría de la redundancia puede funcionar en ciertos
casos, como lo expresan sus críticos, pero no es generalizable a
todos los casos; aún quedan algunos donde “es verdad” no
resulta redundante.
b. Teoría ejecutoria.
Esta teoría es propuesta por Strawson, quien creía que la teoría
semántica de la verdad de Tarski, era básicamente un error.
La teoría ejecutoria de la verdad argumenta que el atribuirle
veracidad a una proposición, no caracteriza a la proposición en
sí misma, ni expresa nada redundante. Mas bien, nos dice algo
sobre las intenciones del orador.
En lugar de decir “Es verdad que la nieve es blanca”, uno
podría sustituir diciendo “Yo me apego al dicho de que la nieve
es blanca”. La idea fundamental es que, el afirmar que una
proposición P es verdadera, es afirmar de manera disfrazada “
Yo te recomiendo P” o “Yo te confirmo P”
o algo por el
estilo.
De acuerdo con la teoría ejecutoria de la verdad, cuando usted
dice “Es verdad que Vancouver está al norte de Sacramento”,
usted está ejecutando un acto con el que otorga a su oyente la
licencia para creer (y actuar bajo esa creencia) de que
Vancouver está al norte de Sacramento.
Algunas críticas a esta teoría :
1. Los argumentos tienen premisas que son verdaderas o falsas,
pero no consideramos a las premisas como si fueran
acciones, dice Geach.
2. Si todas las asignaciones de “es verdad” son un
consentimiento gestural, como Strawson cree, entonces,
si decimos : es verdad, “cierre la puerta”, le estamos dando
consentimiento a la puerta para ser cerrada. Debido a que
esto es absurdo , nos dice Huw Price, algo anda mal con la
teoría ejecutoria de Strawson.
c. Teoría prosentencial.
Esta teoría sugiere que el predicado gramatical “es verdad” no
funciona semánticamente o lógicamente como un predicado.
Todos los usos de “es verdad” son usos prosentenciales. Cuando
alguien afirma “es verdad que está nevando”, la persona le está
preguntando al escucha que considere la sentencia “está
nevando” y está diciendo “que es verdad”, de manera que la
afirmación “es verdad” se toma globalmente como
prosentencial, como una analogía de lo que es un pronombre.
Un pronombre como “ella” es un substituto del nombre
de la persona a quien uno se refiere. De la misma manera,
“Esto es verdad” es una substitución de la proposición que es
considerada.
Alcanzar la verdad ¿es la meta de la
investigación científica?
Excepto en casos especiales, muchos investigadores
científicos estarían de acuerdo en que sus resultados son solo
aproximadamente verdaderos. No obstante, para que esto
tenga sentido, los filósofos no necesitan adoptar un concepto
especial como el de “aproximadamente verdadero”.
En lugar de ello, es suficiente decir que la meta de los
investigadores es la de alcanzar la verdad, pero logran esta
meta solo aproximadamente.
Otros filósofos consideran que es un error afirmar que la meta
de la investigación es la verdad. Estos “anti-realistas
científicos” recomiendan decir que la investigación, por
ejemplo, en la física, la economía y la meteorología, solo
persigue la utilidad. Aún cuando no se encuentren
completamente identificados con la equiparación de la verdad
con la utilidad, Peirce, James y Schlick adoptan este enfoque
anti-realista, de la misma manera que lo hace Kuhn.
Giere recomienda decir que la ciencia persigue la mejor
“representación” disponible, en el mismo sentido que un mapa
representa un terreno. Los mapas no son verdaderos, mas bien,
se ajustan en mejor o peor grado. De la misma manera, las
teorías científicas se diseñan para representar al mundo.
Los científicos no deben perseguir la creación de teorías
verdaderas; deben perseguir la construcción de teorías cuyos
modelos representen mejor al mundo.
Bibliografía.
Bradley Dowden y Norman Swartz
Truth
www.sfu.ca/philosophy/swartz.htm 2004
En caso de citar este documento por favor
utiliza la siguiente referencia:
Vargas-Mendoza, J. E. (2007) LA verdad. México:
Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C. En
http://www.conductitlan.net/la_verdad.ppt
Descargar

La Verdad. - Conductitlan