Antes de leer:
-Lee el título y observa los dibujos. ¿De qué
crees que se tratará la leyenda?
-Por qué los osos polares pueden vivir en la
zona fría?
-Sabe de qué se alimentan los osos polares?
La cola del Oso polar
Un día de invierno, el Oso se encontró con la
Zorra que se deslizaba en el hielo con unos peces
que había robado del bolso de un pescador.
– ¡Eh, amiga Zorra! Dime dónde conseguiste esos
peces – le preguntó el Oso.
– Salí temprano a pescar y tuve mucha suerte
– le contestó la Zorra.
– Por favor, amiga, enséñame a pescar – le
pidió el Oso gentilmente.
– ¡Oh por supuesto, pescar es muy fácil! Primero haces un
agujero en medio del hielo, luego, metes allí tu cola y
esperas un largo rato. Si la cola te duele, no te preocupes:
porque serán los peces que te la morderán. Cuanto más
rato tengas la cola en le hielo, más abundante será tu
pesca. Finalmente. Cuando estés cansado, trata de sacar
la cola de un solo tirón muy fuerte, para luego darte un gran
banquete de peces – explicó la Zorra.
El Oso polar, muy confiado, partió hacía el lago helado
e hizo todo cuanto le dijo la mentirosa Zorra.
Hizo un agujero en el hielo, metió
ahí su larga cola y aunque le dolía
muchísimo, la mantuvo allí un largo,
larguísimo rato.
Estaba tan contento pensando en su
abundante pesca que no se dio cuenta de
que su cola se había convertido en un trozo
de hielo.
Cuando se cansó, sacó la cola del
agujero dándole un fuerte tirón, pero se le
había partido.
Por esa razón, el Oso polar tiene
cola corta y gruesa, y no pierde la esperanza
de encontrar a la Zorra para darle su
merecido.
Descargar

leyenda cola del oso polar