•Impulsividad
•Inatención
•Hiperactividad
Entre un 3% y un 6%
25 alumnos
Entre 0,75 y 1,5 niños
por aula
Mejora con la adolescencia pero no desaparece (Crónico)
En muchos ámbitos cuesta diagnosticar y reconocer las
características como propias de un trastorno .
Niños vagos, “chulos”, molestos, desafiantes, “nos están
engañando a todos”, maleducados …
•Atención
•No presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores
por descuido en las tareas escolares, trabajo u otras actividades.
•Tiene dificultades para mantener la atención en tareas o
actividades lúdicas. (Aunque depende de la motivación)
•Parece no escuchar cuando se le habla.
•No sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos
u obligaciones. (No se debe a un comportamiento negativista o
a la incapacidad para comprender las instrucciones).
•Tiene dificultades para organizar tareas y actividades.
•Evita, le disgusta o es renuente a desempeñar tareas que
requieren un esfuerzo mental mantenido.
•Extravía objetos necesarios para tareas o actividades (juguetes,
lápices, libros, ejercicios escolares, herramientas, etc.).
•Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes.
•Es descuidado en las actividades diarias.
•Hiperactividad
•Mueve en exceso manos o pies o se remueve en su asiento.
•Abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en las
que se espera que permanezca sentado.
•Corre o salta excesivamente, en situaciones en que es
inapropiado hacerlo.
•Tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a
actividades de ocio.
•Suele actuar como si estuviera movido por un motor.
•Habla en exceso.
•Impulsividad
•Precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas.
•Tiene dificultades para guardar turno.
•Interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros (conversaciones,
juegos).
•Otras:
•Desorganización y falta de autonomía.
•Problemas graves de comportamiento.
•Dificultad en la atención controlada frente a la automática
(conductores noveles).
•Dificultad en procesar varios estímulos de forma simultánea.
•Dificultad en distinguir los estímulos relevantes de los irrelevantes.
•Dificultad para mantener la atención de forma continuada.
•Dificultad para atender a estímulos que aparecen con una frecuencia
lenta.
•Dificultad en aprender y recordar lo aprendido por procesar la
información de forma más superficial.
•Mayor sensibilidad a las variaciones del contexto o del ambiente de
trabajo.
•Estilos de procesamiento cognitivo inadecuados para el aprendizaje
escolar.
•Impulsivo sobre reflexivo.
•Procesamiento global, poco analítico.
•Dificultades para organizar la información.
•Falta de estrategias en solución de problemas.
•Dificultades de aprendizaje.
•Dificultades de comprensión y fluidez lectora.
•Dificultades en el cálculo y la resolución de problemas
matemáticos.
•Dificultades en escritura y coordinación.
•Dificultades perceptivo-espaciales.
•Dificultades para seguir instrucciones y mantener la motivación.
•Baja tolerancia a la frustración.
•Baja autoestima o aparentemente inflada.
•Sentimientos depresivos.
•Inmadurez.
•Dificultades en las relaciones sociales.
1. Predominio Déficit de atención (Inatentos, difícil
de diagnosticar, sin hiperactividad pasan
desapercibidos).
2. Predominio hiperactividad e impulsividad.
1. Creer en el diagnóstico. Aceptar que se trata de un síndrome, de
un trastorno.
2. Ayudar en la detección a tiempo del cuadro de Déficit de
Atención con Hiperactividad.
3. Colaboración con otros profesionales, así como con la familia.
4. Mejorar el comportamiento del niñ@ en el aula.
5. Controlar un buen ambiente del aula (controlar los efectos del
comportamiento de este niñ@).
6. Conocer y aplicar técnicas cognitivas y comportamentales en el
aula para maximizar el rendimiento del niñ@ y mejorar su
conducta.
7. Ayudar a generalizar lo que el niño va aprendiendo.
8. Adecuar las exigencias al nivel del niño.
9. Favorecer la mejora de la autoestima y el autocontrol.
•Para cada una de las conductas que quieras cambiar en tu alumno trata
de utilizar el mayor número de aproximaciones diferentes al problema.
Ejemplo: si no termina las tareas, sitúalo cerca de tu mesa, le
permites usar una mesa aislada para tareas de mayor concentración,
exigirle en la medida de sus posibilidades, adaptar la tarea
dividiéndola en partes…
•Retira la atención ante malas conductas cuando esta se produzcan con
mucha frecuencia y refuerza (premia) con atención las contrarias.
•Plantea las normas de clase para todos, no solo para el niñ@ hiperactiv@.
•Trata de evitar aquellas situaciones que el niñ@ no puede evitar.
Ejemplo: esperar mucho en la fila, ponle el primero, dale tareas como
bajar las persianas o recoger algunas sillas para que no tenga que
esperar demasiado…
•Recuerda que no puedes cambiar todas sus conductas al mismo tiempo.
•Empieza por las más fáciles.
•Tan importante es adaptar la tarea a un niño como que él pueda
comprobar mediante algún sistema de registro sus avances.
•Si quieres modificar una conducta desmenúzala en pasos y refuerza cada uno
de ellos.
•Evita la competición entre unos y otros niños.
•Utiliza el reconocimiento público y el reproche individual.
•Modifica en lo posible las condiciones del aula.
•Disponer de mesas aisladas para tareas de concentración.
•Colocar su mesa cerca del profesor y la pizarra y alejada de la ventana y la
puerta.
•Permitirle ir al servicio en más ocasiones o incluso levantarse alguna que
otra vez.
•Utilizar un cartel donde pueda pintarse puntos o estrellas cada vez que
termine una tarea.
•Debe traer a clase un estuche sencillo y con el mínimo material posible
para evitar distracciones.
•Tener fichas de laberintos, sopas de letras en inglés, para colorear, de
razonamiento… para los que terminan antes y tener motivados a los
“lentos” para que terminen.
•Estructura la tarea en tiempos cortos para ayudar al niñ@ a terminar las
actividades.
•Puedes servir como modelo para conductas reflexivas y de autocontrol.
1. Autorrefuerzo positivo colectivo: (Kazdin E, 2003)
1. El profesor propondrá a los niñ@s que hagan una lista con
aquellas conductas o actividades que quieren mejorar.
(ampliar vocabulario, escribir mejor, leer más rápidamente,
colorear mejor, hacer mejor la letra…)
2. Cuando se tiene la lista completa se pasa a un mural donde
cada niño tendrá su nombre, su actividad a mejorar y casillas
para incluir estrellas.
3. Cada vez que un niño mejora (con el acuerdo del profesor) se
apuntará una estrella hasta llegar al máximo.
4. Al llegar al límite una nota de felicitaciones para entregársela
a su familia será una buena recompensa.
2. Autoinstrucciones: (Orjales I, 2004)
1. Antes de hacer nada digo todo lo que veo.
2. ¿Qué es lo que tengo que hacer?
3. ¿Cómo lo voy a hacer?
4. ¿Me ha salido bien?
5. Si. Felicidades.
6. No. Repaso a ver en que me he equivocado.
Podemos escribirlas en un folio plastificado con las
autoinstrucciones y pegarlo en la portada del cuaderno para
usarlo siempre que lo necesite.
3. Camino rojo – camino azul: (Aire Libre, 2008)
1.
Se trata de dividir en partes (que sabemos que el niño puede
realizar o controlar solo) la tarea a realizar durante toda la clase.
2.
Se pueden usar cuadrículas, o escribir los pasos en la pizarra: 1º
leeremos un texto, 2º realizaremos las actividades 1,2 y 3, 3º
escucharemos frases en inglés y tendremos que intentar escribir lo
que oigamos y 4º, dictado.
3.
El niño (y toda la clase) tendrá por anticipado la secuencia de
actividades a realizar. Ese será el camino azul, que acabará
recogiendo y saliendo al recreo con todo terminado.
4.
Si en algún momento el niñ@ no quiere trabajar o se niega a seguir
el orden podremos hacerle ver que está en camino rojo y que de
no cumplir los pasos se llevará la tarea pendiente a casa y se lo
comunicará los padres en su agenda*.
4. Agenda escolar.
1. Desde casa se fomentará (se está extendiendo su uso)
que el niñ@ apunte todo (tarea, fechas de exámenes,
entrega de trabajos o fichas,…) en una agenda escolar
que llevará a clase.
2. Al comienzo de su uso el niñ@ suele tener olvidos, es
una gran ayuda que (solo al principio, pues debe
hacerlo solo) el profesor/a vigile y se asegure que el
niñ@ ha copiado toda la tarea en la agenda o la fecha
del exámen.
5. Adaptación.
1.
En la medida de lo posible (y según sea oportuno) sería aconsejable
ampliar el tiempo para realizar exámen, adelantar los contenidos que
formarán parte de las preguntas del exámen, selección de contenidos
importantes y secundarios.
2.
Ayudar con la entrega de esquemas o mapas conceptuales con los
pasos a seguir para la resolución de algún tipo de actividad más
compleja, pudiendo usarlo así en casa como entrenamiento de cara al
exámen.
6. Ayudadle en lo posible a mejorar sus relaciones. Facilítale el aprendizaje de
habilidades sociales y resolución de conflictos. Utiliza la mediación. Y si
finalmente hay que castigar (que habrá que hacerlo), que sean castigos
educativos relacionados directamente con lo que ha hecho.
Descargar

Diapositiva 1 - Universidad de Huelva