Puntuación I
Los signos sintagmáticos. Estructuración
del texto. Puntuación y entonación. Los
signos de puntuación.
Para empezar
• La puntuación es un sistema de signos gráficos
relacionado directamente con la construcción del
texto. Es uno de los recursos fundamentales para
distribuir y organizar la estructura y el contenido
del texto escrito.
• Excepto algunas normas básicas, no resulta
posible establecer reglas de cumplimiento
obligado para todos los casos. “Las reglas de
puntuación no son anárquicas ni personales, pero
sí variables y no siempre simples” (Cassany).
• Se trata, por tanto, de un ámbito difícil de
enseñar y complejo de dominar.
Signos sintagmáticos
• Afectan a unidades mayores que la palabra.
• Signos de puntuación . , ; : …
– Sirven para indicar las pausas y el sentido del texto.
• Signos de entonación ¡! ¿?
– Indican énfasis o estado emocional.
• Signos auxiliares de la puntuación, sirven de
complemento a los anteriores.
( ) [ ] – - “ ” <>
Hay una estrecha relación entre signos, unidad lingüística y
valor comunicativo (la estructura textual):
Signo
Unidad textual
Unidad significativa
punto final………….
punto y aparte…….
…....texto………
…….párrafo……..
………..mensaje
...... tema, capítulo,
apartado
punto y seguido…….
punto y coma……..
coma, paréntesis…
admiración,
Interrogación….
……oración……… …….idea, pensamiento
...frase, sintagma… ….apunte, comentario
…..elemento añadido
…inciso,
aposición..
….exclamación,
mandato, pregunta
…..enunciado….
Puntuación y entonación
• Vinculación tradicional
“La puntuación de los textos escritos, con la que se pretende reproducir la
entonación de la lengua oral, constituye un capítulo importante dentro de
la ortografía de cualquier idioma” (RAE, 1999, p. 55).
• Puntuación como sistema de organización sintáctica,
lógica y retórica del texto
“La puntuación organiza el discurso y sus diferentes elementos y permite
evitar la ambigüedad en textos que, sin su empleo, podrían tener
interpretaciones diferentes” (RAE, 1999, p. 55).
La coexistencia de estas dos perspectivas es causa
frecuentes confusiones.
Recapitulemos: desambiguación de expresiones
equívocas, significación, ritmo y melodía de la
frase, estructura lógica del discurso, emociones
e intenciones del autor… ¡e incluso la
respiración! Son muchas las cosas que
dependen de la puntuación, y por otra parte el
sistema actual es el fruto de una evolución
histórica compleja.
José Antonio Millán, 2006, p. 18
El punto .
• Es el signo de puntuación por excelencia para la
estructuración general del texto.
• Es el más antiguo —está en el origen de otros signos—
y también el más básico. Reflejo en la fraseología.
• Punto final: es la marca que cierra semántica y
comunicativamente el texto (o una parte importante
del todo, como un capítulo).
• Punto y aparte: delimita el párrafo, subdivisión del
tema general del que trata el texto. Crea el eje vertical
del discurso; es decir, divide el tema global en temas
locales o específicos y establece una jerarquía entre
ellos.
• El punto y aparte organiza la macroestructura del
texto.
• Con el punto y aparte se señala la clausura de un
subtema específico y se crea la expectativa de
que, a continuación, se abre otra unidad temática
distinta.
• Tiene una función facilitadora de la lectura,
ayudado de la mayúscula inicial y los espacios.
• Permite al lector identificar, a veces con una sola
ojeada, las divisiones temáticas básicas del texto:
el inicio, la exposición de datos, la argumentación
y la conclusión.
Ejemplos de estructuración y visualización
de los párrafos
• En una noticia
– Mayúscula inicial y punto y aparte, sumados al
espaciado entre párrafos, mayor que el que se
presenta entre las líneas del mismo párrafo.
• En un manual
– Mayúscula inicial y punto y aparte, más sangrado
a la derecha en la primera línea.
– Las dos opciones a la vez.
• El punto y seguido delimita enunciados en el interior
del párrafo. Ordena la microestructura del texto, pues
permite articular distintas oraciones que comparten o
desarrollan un mismo tema.
• Va seguido de un espacio que debe ser igual que los
que separan las palabras en la misma línea (y no
mayor, ya que se dificultaría la lectura). Junto con la
mayúscula, permite una visualización rápida y cómoda
de las ideas contenidas en el párrafo.
• Separa ideas, argumentos o conclusiones parciales (en
el texto argumentativo), un suceso individual, una
acción u operación (simple o compleja), un dato o un
conjunto de datos relacionados.
• También se emplea en las abreviaturas, tras los signos
que indican apartado, en horas y fechas.
El número de puntos, tanto seguidos como
aparte, que la persona que escribe puede
hacer es algo subjetivo: depende del estilo.
En los géneros literarios (por ejemplo en la novela) el autor es
muy libre de crear tantos puntos y aparte como quiera, al
servicio del ritmo o de los designios de su escritura, como en
este ejemplo de Baroja en que habla sobre el sonido de la
lluvia:
Aun desde la cama lo oigo en la gotera del desván, que, al caer en un barreño,
hace un ruido metálico.
Y la lluvia, y el viento, y el agua, todo me encanta y todo me
entristece.
Es la herida, esa herida que va fluyendo anegando mi alma,
manantial cegado que ahora tornó a brotar.
J. A. Millán, 2006, p. 70
Omisión del punto
• En títulos y subtítulos, cualquiera que sea el lugar
y disposición en que aparezcan.
• En líneas de epígrafes o pies de figuras. Se omite
también, en general, en cualquier línea que se
centre.
• En listas de nombres o conceptos (como en
índices de contenido).
• En las siglas: ONU, DNI, IVA.
• En los números de solo cuatro cifras (años, por
ejemplo).
Errores frecuentes en la escritura del punto
• Tras otros signos de puntuación o entonación no debe
añadirse un punto.
¿Vienes? Date prisa, por favor.
Venta de libros usados de informática, diccionarios, etc.
• Para separar los números enteros de los decimales debe
emplearse la coma. Escribir un punto se considera un
anglicismo ortográfico.
2,5
0,75
3,1416
• Con las abreviaturas de las unidades de medida no se usa
ningún signo.
m
cm
Descargar

punto y aparte