EL SUEÑO INFANTIL
Ana Mª Regueiro Ávila
SAP
PROCESO EVOLUTIVO DEL
SUEÑO


Pasa de ser polifásico a monofásico. El
niño comienza durmiendo de 5 a 6
periodos al día cada uno de ellos
compuesto de 3 a 4 horas de sueño.
Existen diferencias individuales en los
hábitos del sueño debido a las
características personales del niño o a las
culturas de los padres.
Por otra parte, el niño debe aprender
unas pautas culturales de sueño y vigilia.
PROCESO EVOLUTIVO DEL
SUEÑO


1.
2.
3.
4.
Existen diferencias entre el patrón
de sueño infantil y el de los adultos:
ciclos más cortos, más ligero, más
despertares.
La cantidad de sueño depende de:
Actividad física
Edad
Diferencias fisiológicas
Pautas


Además de la maduración del SNC, otros
factores influyen en el desarrollo del
patrón del sueño: estimulación excesiva,
problemas físicos, estrés familiar y
conductas inapropiadas por parte de los
padres.
Mientras que el sueño es un proceso
fisiológico, el proceso de dormir es una
conducta aprendida. Al igual que
enseñamos al niño el hábito para comer
deberemos enseñarle el hábito de
dormir.
ALTERACIONES DEL SUEÑO






Pesadillas
Terrores nocturnos
Sonambulismo
Movimientos rítmicos
Somniloquia
Bruxismo
PESADILLAS RESPECTO DE TERRORES
NOCTURNOS
PESADILLAS





Se produce durante la segunda mitad de la noche.
Durante el sueño REM, el niño parece asustado y llorando.
Al niño se lo despierta y consuela fácilmente.
El niño puede resistirse a volver a dormir.
El niño puede recordar el episodio por la mañana.
TERRORES








Se produce durante el primer tercio de la noche.
Durante la etapa 3 a 4 del sueño no REM.
El niño parece asustado o confundido, tiene palpitaciones, ojos
desorbitados, traspira, se agita.
Se hace difícil despertar al niño, no se lo puede consolar.
El niño se queda dormido de nuevo por si solo.
No hay sueños.
No hay recuerdo del incidente por la mañana.
Remiten espontáneamente
PESADILLAS
Tratar de prevenirlas (TV, Cuentos..)
Estar preparados.
Atender rápidamente y tranquilizar
Permanecer hasta que se haya calmado
Mantener la calma
Hablar de la pesadilla al día siguiente (final feliz),
respetando si no quiere hablar
Explicarle que es y que todo el mundo las tiene
No despertarle, no dejarle que duerma con los
padres o decirle que no es real.
COMO TRATAR LAS
PESADILLAS

Tranquilize y dele seguridad.

Evite la excitación excesiva.
Comente problemas, miedos y
acontecimientos que produzcan
tensión

TERRORES NOCTURNOS



Mejorar higiene del sueño regulando
hábitos y horarios.
Eliminar factores predisponentes
como la privación de sueño,
tensión...
Adoptar medidas de seguridad para
evitar accidentes.
TERRORES NOCTURNOS




La actitud de los padres debe de ser
sobretodo conservadora, vigilando que
el niño no se caiga de la cama.
No se le debe hablar ni mucho menos
intentar despertarle.
El episodio cederá espontáneamente
después de 4-5 minutos y el niño
volverá a dormirse.
Si persisten habría que comentarlo con
el médico para establecer diagnóstico
diferencial.
SONAMBULISMO








Alteración del sueño benigna
Suele darse en el primer tercio de la noche
El niño no tiene ningún recuerdo del episodio.
Se lo considera un fenómeno normal y no requiere
tratamiento.
Los padres han de asegurarse que el niño no se haga
daño
Factores precipitantes: privación del sueño o sueño
irregular.
Se estima que el 15 por ciento de los niños tiene al
menos un episodio en el que caminan dormidos. Se
produce con mayor frecuencia entre los tres y los siete
años.
No resulta conveniente interrumpir el episodio.
MOVIMIENTOS RÍTMICOS
Golpes en la cabeza o balanceo al comienzo
del sueño. Es raro después de los 2 años.
SOMNILOQUIA
Palabras aisladas o frases cortas, no se
recuerdan. Es frecuente e inofensivo.
BRUXISMO: chirriar de dientes por
contractura excesiva de los maxilares.
INSOMNIO INFANTIL POR
HÁBITOS INCORRECTOS



Principal trastorno
Predictor de problemas en la etapa
adulta.
Debido a pautas inadecuadas o mal
aprendizaje del hábito
SITUACIONES TÍPICAS



EL NIÑO NO QUIERE ACOSTARSE
EL NIÑO SE LEVANTA DURANTE LA
NOCHE
EL NIÑO QUE QUIERE DORMIR CON
SUS PADRES
NIÑOS QUE NO QUIEREN
ACOSTARSE
Se pueden resistir por diversos motivos, por miedo a la
oscuridad o se siente inseguros cuando están solos,
prefieren quedarse a jugar o ver la televisión y así consiguen
la atención de sus padres.
Consejos:




Señalar la hora exacta de acostarse y actuar con firmeza.
Utilizar hábitos durante el sueño: permitirles dormir con un
muñeco o con su manta preferida.
Utilizar hábitos antes del sueño: unos hábitos nocturnos
regulares conseguirán que el niño sepa que el momento de
acostarse se acerca y que ha llegado el momento de
“parar”:
El niño debe saber cuándo empieza la rutina del
momento de acostarse: recoger los juguetes, preparar los
materiales del cole para el día siguiente, leer un cuento.


Se pueden utilizar señales visuales: Se
puede dibujar un reloj con las manecillas
señalando el momento de acostarse y colocarlo
cerca del reloj real. Cuando las manecillas del
reloj real coincidan con las del reloj casero
(dibujado por nosotros), el niño sabe que es el
momento de irse a la cama
Mantener al niño calmado: Los juegos muy
activos no preparan al niño para irse a la cama,
en lugar de una guerra de almohadas, mej ores
costumbres son la higiene bucal, la narración
de cuentos o música relajada. De esta manera,
el momento de irse a la cama se hace especial.
Este es un buen momento para preguntarle
cómo le ha ido el día.

Cuidado:
No dejarse convencer por peticiones como
“un cuento más, otro más…”, “…espera ya
voy”, por ello se ha de anunciar de
antemano el tiempo que nos queda
antes de dormir, el final de ese tiempo se
puede comunicar con una pequeña
trompeta, con la alarma de un
despertador, etc.. .convirtiéndose así en
un juego y no en algo desagradable.
NIÑOS QUE SE LEVANTAN
DURANTE LA NOCHE


Llévele a la cama y prométele que
volverás a los cinco minutos. Hazlo.
Recompénsale con un masaje en la espalda
por haber aguantado sin llamarte durante
esos cinco minutos. Gradualmente aumente
el tiempo que el niño debe permanecer en
la cama sin llamar antes de obtener la
recompensa.
Coloque junto al niño todo lo que
necesite para la noche: un vaso de agua,
una pequeña linterna, su juguete favorito e
incluso una radio para escuchar música relaj
ante antes de dormir.



Al abrir los ojos, el niño está en vuestra habitación: de
manera firme, pero cariñosamente, coger al niño de la mano
y llevarlo a la cama, desearle buenas noches y abandonar la
habitación. No hay que hablar con el niño ni tranquilizarle
puesto que de esa manera se estaría premiando el
comportamiento, es decir, el niño conseguiría atención y
afecto a través de las constantes interrupciones del sueño
de los padres. Simplemente dar las buenas noches y meterle
en la cama sin demasiadas contemplaciones. Repetir
cuantas veces se levante vuestro hijo.
Cerrar la puerta y no volver atrás: Tras el beso de
buenas noches, se debe cerrar la puerta o en su caso,
encajada, y no volver atrás aunque el niño llore, intentando
aguantar los llantos y peticiones.
Si todo esto no le funciona y vuestro hijo sigue levantándose
y llamándoles desde su habitación IGNORE (durante 20
minutos) por completo sus peticiones. Al principio resulta
difícil, incluso puede preocuparles, al no identificar si
realmente su hijo se encuentra mal, pero a medida que
pasan los días comprobará como el tiempo de sueño
aumenta progresivamente.
NIÑOS QUE QUIEREN DORMIR
CON SUS PADRES



Prevenir la costumbre desde su inicio. Si habéis
permitido que el niño duerma con vosotros cuando está
enfermo, se ha de interrumpir dicha práctica cuando se
encuentre bien.
A veces ocurre que el niño se mete en vuestra cama
con excesivo cuidado para no despertaros y cuando lo
hacéis os dais cuenta que está en ella; aquí lo
importante es crear dispositivos que os avise que el
“visitante nocturno” está entrando en vuestra
habitación, como por ejemplo colgar campanillas en
vuestra puerta o bloquear la puerta con algún objeto
de la habitación.
La táctica de los apretujones: Esta táctica requiere que
los padres sean buenos actores. El objetivo es que el
niño se sienta tan incomodo en la cama de sus padres
como para que la suya se vaya convirtiendo en algo
cada vez más atractivo
En el caso de que el niño duerma en la cama de sus padres:
La táctica será empujarle hacia fuera: los padres fingen que siguen
dormidos mientras se vuelven hacia él, pasándole un brazo por la
cara o dándole una suave patada. Si el niño se coloca entre los
padres, ambos pueden volverse hacia él, dejándole cada vez
menos espacio. Si se coloca a uno de los lados, empujarle
suavemente hacia la esquina.
En el caso de que los padres duerman en la cama del niño:



Cuando el niño llama con frecuencia a sus padres para que
acudan a su habitación por miedo a estar solo, es eficaz que la
madre o el padre se acueste con el niño en su cama y se duerma
apretándole contra la pared y fingir que roncáis hasta tal punto
de no dejar al niño dormir.
Dar recompensas: Cuando duerma solo, elogiar y expresar que
se está orgulloso de él. Préstele una atención especial y sea
cariñosa con él durante el día. Si aún no duerme solo pero se
observa pequeños progresos, también se deben recompensar.
Hacer su habitación atractiva: Por ejemplo pidiendo al niño que
recorte fotos de revistas para pegarlas en las paredes, que
invente una nueva forma de colocar los muebles de su
habitación, etc…
CÓMO CREAR UN HÁBITO
ADECUADO A LA HORA DE
DORMIR






Establecer rutina fija antes
(actividades preparatorias)
Reducir al mínimo TV, video juegos o
actividad física
Fijar una hora
No intentar agotarle
Cuento + objeto transicional
No prolongar ese tiempo






Establecer una consigna
Salir de la habitación cuando aún
esté despierto
No dormir con el niño ni entrar cada
vez que llame o se queje
Entradas según programa
establecido
Entrar, consigna y retirada (no
cogerlo en brazos)
Las entradas no deben coincidir con
lloros o demandas







NO SE DEBE HACER
Acostarse con él en la misma cama (ya sea la del
niño o la de los padres) o pasarlo a su cama
cuando se despierta durante la noche.
Dejar que se duerma en el salón viendo la
televisión.
Darle la mano o dejar que le acaricie el pelo, la
oreja o la nariz mientras se duerme.
Pasearlo con el cochecito, mecerlo o cantarle
mientras se duerme.
Tenga en cuenta que si se despierta, lo cual es
normal hasta los 3 o 4 años, querrá que lo vuelva
a mecer, a pasear, a ver la televisión o a tocarle
el pelo o la nariz.
Si se despierta y reclama su presencia no le grite
ni se enfade con él. Se trata de aprender a
dormir no de un castigo.
Control de estímulos









La decoración de la habitación debe evitar
adornos, juguetes o cortinas que le den
miedo, no está mal cambiar la decoración
para iniciar una nueva etapa
La temperatura, tipo de pijama y
luminosidad de la habitación deben ser
adecuadas a los gustos de los/as
niños/as. Hay a quién le da seguridad
estar tapado/a aunque haga calor, o
quien prefiere luz o quién quiere la
oscuridad más absoluta y cualquier
fuente de luz le molesta.
FELIZ DESCANSO
Descargar

EL SUEÑO INFANTIL