Terrores
Nocturnos
Por Jaime Ernesto Vargas-Mendoza
Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.
Definición
El desorden denominado como
“terrores nocturnos” es una condición
que ocurre durante las etapas 3 y 4
del sueño sin movimientos oculares
rápidos (NREM). Se caracteriza por
episodios repetidos de despertares
abruptos, generalmente acompañados
de un llanto miedoso y una intensa
ansiedad, confusión, agitación y
desorientación, el niño no responde
al ambiente y muestra marcados
movimientos y una amnesia total
respecto a lo que le sucedió,
una vez que despierta.
Descripción
Los terrores nocturnos generalmente ocurren
de ½ hora a 3 ½ horas después de haberse
dormido. Durante estos episodios los pacientes
se despiertan con una sudoración profusa,
con el corazón latiendo fuertemente y lo ojos
abiertos al máximo, llorando de miedo.
No están conscientes de lo que les rodea y no
responden a los intentos por confortarlos.
No se calman hasta pasados 10 o 15 minutos,
aunque rápidamente regresan a dormir de
nuevo, una vez que pasa el episodio.
Generalmente no se acuerdan qué los espantó
y pocas veces alguno retiene una vaga idea
sobre algo terrorífico. Algunos niños que
experimentan estos terrores nocturnos también
deambulan caminando durante el episodio.
Causas y Factores de Riesgo
Generalmente los terrores nocturnos afectan a los
niños en edades entre los 3 y los 8 años.
Raramente se presentan en niños mayores, en
adolescentes o en adultos.
Los terrores nocturnos pueden estar causados por
conflictos psicológicos no resueltos, experiencias
traumáticas o fatiga. Pueden ser disparados a partir
de haber perdido un juguete favorito, el haber
escuchado una fuerte discusión entre sus padres,
haber visto escenas de violencia en la televisión o
haber oído historias de terror.
Tratamiento Médico
En los niños, los terrores nocturnos
generalmente desaparecen con la adolescencia,
por lo que no es necesario un tratamiento
médico estándar.
El Doctor les diría que debe de implantarse unos
buenos hábitos para dormir a la misma hora y
por un tiempo suficiente, además de eliminar los
estresores que pudiera haber en la vida del niño.
Tratamiento Conductual
Los padres deben de determinar en que momento de la
noche es que ocurren los terrores nocturnos y entonces,
despertar completamente al niño unos 15 minutos antes de
ese momento. Mantener despierto al niño, fuera de la cama,
por 5 minutos . Luego de esto el niño puede volver a
dormirse.
Este procedimiento se descontinúa luego de que se detienen
los terrores nocturnos, que en muchos casos toma solo una
semana.
Advertencia
Nunca levante bruscamente al niño o lo
valla a estar sacudiendo para que se
despierte, esto puede provocar lesiones
serias en los niños pequeños y los
pacientes solo se confunden más y se
exaltan mayormente.
Confórtelos con un abrazo o manténgalos
gentilmente quietos en la cama.
REFERENCIA :
Night Terrors
Health Encyclopedia - Diseases and Conditions
http://www.healthscout.com/ency/68/341/main.html

En caso de citar este documento por favor utiliza la
siguiente referencia:

Vargas-Mendoza, J. E. (2009) Terrores nocturnos.
México: Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C. En
http://www.conductitlan.net/terrores_nocturnos.ppt
Descargar

Terrores Nocturnos