Las defensas del organismo
frente a la infección
Evitan la entrada de
microbios en nuestro cuerpo
Dificultan o hacen imposible
que “nos invadan”
Actúan “por dentro” de
nosotros, cuando han
fallado las defensas
Detienen al “enemigo”
externas.
cuando ya está dentro
Las defensas del organismo frente a
la infección
Estructurales
Evitan la entrada de
microbios en nuestro
cuerpo
Mecánicas
Bioquímicas
Ecológicas
Actúan “por dentro” de
nosotros, cuando han
fallado las defensas
externas.
Inespecíficas
Específicas
Veamos en
qué
consisten…
Las defensas del organismo frente a
la infección
Están compuestas por:
- La piel
- Las mucosas
Mucosa oral o bucal
La piel cubre la superficie del cuerpo, formando
una barrera protectora contra la acción de
agentes químicos, físicos (como la luz) y microbios
patógenos sobre tejidos más profundos.
La piel es un órgano formado por dos capas de
tejidos: una epidermis, superficial, y una dermis,
profunda.
Epidermis
Dermis
Tejido formado por varias
capas de células muertas y
cargadas de queratina
(una proteína)
Capa de células vivas.
Contiene glándulas
sudoríparas, sebáceas (de
grasa). También tiene
receptores sensitivos y la
raíz viva del pelo.
Lógicamente, las
quemaduras y otras
lesiones de la piel
llevan consigo un
alto riesgo de
infección.
Lo que más preocupa a
los médicos que atienden
a quemados es el riesgo
de infecciones.
Lavar una herida
inmediatamente
para evitar
infecciones de
heridas
Después de lavar
la herida con
agua, aplicar un
antiséptico
Ejemplo: “Cristalmina”
Actividad: Antiséptico dermatológico
transparente de uso externo
Indicaciones: Desinfección de pequeñas
heridas superficiales, quemaduras leves,
grietas y rozaduras.
Los antisépticos (del griego αντι, contra, y
σηπτικος, putrefactivo) son sustancias
antimicrobianas que se aplican a un tejido
vivo o sobre la piel para reducir la posibilidad
de infección, sepsis, o putrefacción. En
general, deben distinguirse de los
antibióticos que destruyen microorganismos
en el cuerpo, y de los desinfectantes, que
destruyen microorganismos existentes en
objetos no vivos.
Una solución antiséptica de
yodo aplicada en una herida
Asepsia
La asepsia es la condición de "libre de
microorganismos que producen enfermedades o
infecciones". El término puede aplicarse tanto a
situaciones quirúrgicas como médicas. La práctica de
mantener en estado aséptico un área, se denomina
técnica aséptica.
La asepsia quirúrgica consiste en la esterilización
(*) completa y la ausencia TOTAL de bacterias en un
área. Es de fundamental importancia en la sala de
operaciones.
La asepsia clínica es la protección de los pacientes y
del personal del hospital contra la infección o la
reinfección por la transferencia de microorganismos
patógenos de una persona a otra.
Mascarilla
Evitan la entrada de microbios
al paciente a través de las
heridas de la operación
Cirujano
antes de una
intervención
quirúrgica
Lavado a fondo de
las manos antes
de ponerse
guantes
esterilizados (*).
(*) En Medicina, la esterilización es el proceso de eliminación de toda forma de vida,
incluidas las esporas. Es un término absoluto que implica pérdida de la viabilidad o
eliminación de todos los microorganismos contenidos en un objeto o sustancia
Además de la piel, tenemos otra barrera estructural: las MUCOSAS
Una mucosa es la “piel” que tienen “por dentro”:
-Las vías respiratorias (fosas nasales, faringe, laringe, tráquea y bronquios)
-El tubo digestivo (boca, faringe, esófago, estómago e intestinos)
-Las vías urinarias (uréteres, vejiga urinaria y uretra)
-La vagina y una parte de la vulva (que forman parte del aparato reproductor
femenino)
Mucosa
oral o
bucal
Imagen a microscopio de la mucosa
del estómago o mucosa gástrica.
Al igual que la piel, las mucosas evitan
la entrada de microbios patógenos
Consisten en los movimientos que permiten el arrastre de los
microorganismos y otras partículas extrañas que han penetrado en el
organismo, evitando así su fijación.
Cilios
Vías
respiratorias
Célula caliciforme
Una parte de las
vías respiratorias
están recubiertas
con “pelitos” de
células llamados
cilios, que extraen
microbios y
residuos. Las
células
caliciformes
producen moco que
atrapa
microorganismos y
partículas de polvo.
Consisten en los movimientos que permiten el arrastre de los microorganismos
y otras partículas extrañas que han penetrado en el organismo, evitando así su
fijación.
El mucus o moco (que no sólo se
forma cuando estamos
resfriados) es una sustancia que
atrapa polvo y microbios.
El movimiento de los cilios lo
empuja hacia fuera.
También el movimiento de la orina y de las
heces hacia el exterior ayuda a la eliminación
de microbios que podrían ser patógenos.
Algunas sustancias son barreras antimicrobianas. Por ejemplo: la
LISOZIMA, una sustancia natural presente en la saliva y en las
lágrimas
Llorar
lubrifica el
ojo y evita
infecciones
La saliva
ayuda a
eliminar
algunos
microbios de
la comida
Algunos medicamentos
contienen lisozima
En nuestra piel y mucosas existen microbios no patógenos que
compiten con posibles microbios patógenos, constituyendo así otra
barrera defensiva.
Habrás oído hablar de estos microbios “buenos” que viven en nuestro
intestino: son la FLORA INTESTINAL. Nos protegen de infecciones
intestinales o entéricas.
Algunos alimentos y suplementos alimentarios ayudan a
renovar y mantener en buenas condiciones la flora intestinal.
Se ponen en marcha cuando los microbios externos penetran en
nosotros al haber sobrepasado las defensas externas.
Estas defensas internas se deben a los LEUCOCITOS o GLÓBULOS
BLANCOS, que son células que se encuentran en la sangre y también
fuera de ésta, “patrullando” nuestros tejidos en busca de invasores.
Las defensas internas son de dos tipos:
1) Defensas internas INESPECÍFICAS… Gracias a los FAGOCITOS (*)
2) Defensas internas ESPECÍFICAS… Gracias a los LINFOCITOS (*)
(*) Fagocitos y Linfocitos son tipos de glóbulos blancos
Actúan de forma indiscriminada contra cualquier tipo de microorganismo o
partícula extraña. La llevan a cabo los fagocitos (un tipo de glóbulo blanco)
Bacteria
Núcleo
Fagocito (uno de los tipos de
glóbulos blancos), realizando
la FAGOCITOSIS (captura y
destrucción) de una bacteria.
Glóbulo
blanco
Pseudópodos
La bacteria es
fagocitada
La bacteria es destruida
Actúan selectivamente contra microorganismos concretos o moléculas
extrañas al organismo. Aquí intervienen los LINFOCITOS (otro tipo de
glóbulo blanco), que fabrican unas sustancias (proteínas) llamadas
ANTICUERPOS, específicas contra cada tipo de microbio, al que destruye
o inactiva.
Anticuerpos
Núcleo
celular
Microbio
Antígeno
Linfocito
Fabrica anticuerpos
La superficie del microbio tiene
unas moléculas específicas
llamadas antígenos
Las moléculas de anticuerpos se unen a las de antígeno, y eso
provocará la destrucción o inactivación del microbio.
Unión antígeno-anticuerpo
Anticuerpos
Núcleo
celular
Microbio
Antígeno
Linfocito
Fabrica anticuerpos
La superficie del microbio tiene
unas moléculas específicas
llamadas antígenos
Todo esto constituye el SISTEMA INMUNITARIO
El desarrollo de las enfermedades
infecciosas
¿Y qué pasa si las defensas externas
e internas fallan?
Se produce la infección
Descargar

Diapositiva 1