Cómo formar hijos
lectores… y felices.
Luis Laman Sandoval
Ñaña, agosto de 2006.
Caso 1
Me dirijo a un centro de Internet con el fin de
avanzar algunos trabajos del curso de
posgrado a distancia, la totalidad de los
navegantes son jóvenes de 15 a 25 años,
ellos están “enchufados” a los juegos en red.
P:¿Alguno de ellos utiliza la red para leer diarios o
libros?
R: Casi nunca.
¿Cuál es la razón?
“Inadecuadas políticas educativas, culturales
y de comunicación social que tienden a
convertir al niño en un sujeto aislado, acrítico,
consumidor compulsivo de todo lo que se le
ofrece
por
medio
de
mecanismos
publicitarios agresivos y perniciosos”
Emilia López, Sicoanalista.
¿Y qué hacemos nosotros?
“No podemos dejar de mencionar las
profundas desigualdades económicas que
han resquebrajado el tejido social, al punto
tal, que muchos niños y adolescentes creen
encontrar en la red cibernética, que tiene un
poder de atracción casi adictivo, el espacio y
las oportunidades que se les niega en la vida
real”.
E x t e n d a m o s el concepto de lectura
 Es un proceso cognoscitivo complejo.
 Leer es ampliar las referencias que tenemos del mundo.
 Etapas del proceso:

Percepción.- A través de los procesos perceptivos
extraemos información de las formas de las letras y de
las palabras. Esta información permanece durante un
breve instante en nuestra memoria icónica
 Decodificación.- Asociación de significados y
significantes del código.
 Comprensión.- Recreamos las ideas del
autor en nuestra mente (inferencia,
inducción)
 Evocación.- Concretizamos los asimilado
mediante un resumen o mencionamos la idea
principal.
(En caso de los alfabetizados)
El
o r i g e n del asunto
 En el caso de los no alfabetizados el concepto
de lectura se reemplaza: “la lectura no se
reduce a la sola decodificación de un sistema
de signos alfabéticos”
 Se puede leer la realidad.
 ¿Cuál es tu lectura del entono socio-político?
 Un niño pequeño no necesita ser alfabetizado
(proceso de lecto-escritura) para descubrir su
golosina preferida en el mostrador de un quiosco, o
para reconocer a un personaje de una película en
una juguetería.
 En muchos casos tampoco necesitan a los adultos
para manipular equipos de audio y video.
 Editores y autores de literatura para niños coinciden
en que los 8 meses de vida es el momento en que
hay que iniciar al bebé en la familiarización con el
libro como objeto.
Bebetecas
 En algunos jardines maternales de Buenos
Aires funcionan con éxito las llamadas
"Bebetecas", para que los bebés y niños
pequeños se familiaricen con el libro, con los
docentes como mediadores.
 La escritora Elena G. de White dijo: “La
educación de los niños empieza con los
padres”
 "En Bogotá el colectivo ''Espantapájaros'' inició hace
unos años un espacio llamado ''Cuentos en
pañales'', para bebés de 8 meses, acompañados
por sus padres. Una biblioteca al alcance de los
más pequeños, para explorar, oler, morder, probar y
llevar a casa.
 Según la escritora Yolanda Reyes, fundadora de
este proyecto, ''la mayoría de los cuentos que
leemos en la primera infancia son libros sin
páginas. Algunos son tan breves que caben en
la mano diminuta del bebé. (...)
 En esa edad, cuando los cuentos entran por
la piel y son cuerpo y abrazo, y cuando las
historias recuerdan todavía los ritmos del
corazón, se crean los vínculos más
profundos con las palabras, con los libros,
con el placer de leer''
Susana Itzcovich, presidenta de la Asociación
de Literatura Infantil y Juvenil de Argentina
El lector se hace antes y desde la cuna.
 Desde los libros de goma para bebés, con el
fin de que se familiaricen con el libro como
objeto, hasta el relato oral de los adultos, las
canciones y las imágenes, todo contribuye a
que un chico se haga lector, según editores y
especialistas
 La mejor manera de enseñar a sus hijos a amar
los libros y la lectura es leerles en voz alta, y
mientras más temprano Ud. comience a hacerlo,
mucho mejor. Aun los bebés de pocos meses de
edad pueden mirar ilustraciones, escuchar su
voz y voltear páginas de cárton.
El modelaje: Ejemplo de lector (a)
¿Qué libro ha leído este mes?
 El mero hecho de tener libros, revistas y
periódicos en su casa contribuirá a que sus hijos
los consideren parte de su vida diaria. El
ejemplo que Ud. les dé, leyendo con frecuencia
y disfrutando del tiempo que dedique a leer,
fomentara la actitud de sus hijos hacia la lectura.
 Mientras
sus hijos estén todavía muy
pequeños, es una buena idea empezar a
formarles una biblioteca en el hogar,
aunque no ocupe más que un par de
estantes. No olvide separar algunos libros
que los chiquitines puedan usar a su gusto.
 Considere la posibilidad de adquirir algunos
libros particularmente durables para los bebés y
escoja libros con portada de cartón, o de
material plástico, para los niños mayores que
aún no sepan cuidar bien los libros más caros.
 Permitir que los niños toquen, huelan y
prueben el sabor de los libros contribuye a
desarrollar el amor por la lectura.
Formas de estimular la lectura y el
estudio
No relacione castigo con lectura.
 Cuando castigamos al niño o alumnos:
“Ahora tienes que leer por haber cometido
una falta! En este caso estamos reforzando
negativamente.
 Obsequie a su hijo (a) un libro interesante.
“Ya son grandes, ya saben leer”
No abandone la costumbre de leerles en voz
alta. Aliéntelos para que le lean a Ud. de vez
en cuando. Permita que compartan el placer
de leer, sus hijos seguirán aumentando su
interés y gusto por la lectura.
Adquiera diarios, al menos una vez por
semana. (no incluya diarios “amarillos”)
Las estadísticas dicen: “El 39% de los
adolescentes que tienen entre 12 y 17 años
leen habitualmente diarios”; asimismo, “El
57% de los adolescentes leen noticias de
deportes, el 29% notas de espectáculo e
información general, 9% sobre política y 5%
economía.
Motivación
 La lectura aumenta el bagaje cultural;
proporciona información, conocimientos. Cuando
se lee se aprende.
 La lectura amplía los horizontes del individuo
permitiéndole ponerse en contacto con lugares,
gentes y costumbres lejanas a él en el tiempo o
en el espacio.
 La lectura estimula y satisface la curiosidad
intelectual y científica.
 La lectura despierta aficiones e intereses
 La lectura desarrolla la capacidad de juicio, de
análisis, de espíritu crítico.
 La lectura fomenta el esfuerzo pues exige una
colaboración de la voluntad. La lectura exige una
participación activa, una actitud dinámica. El lector es
protagonista de su propia lectura, nunca un sujeto
paciente.
 La lectura potencia la capacidad de observación, de
atención y de concentración.
La hora de leer
 Cree un espacio y hora especial para leer y
compartir con sus hijos.
Libro interesantes:
 David Niven. Los 100 secretos de la gente
Feliz.
 White. Cartas a jóvenes enamorados.
 Jack Canfield. Chocolate caliente para el
alma de los adolescentes.
 Jhon Gray. Los hombres son de Marte y las
mujeres de Venus
Descargar

Cómo formar hijos lectores