Conjunto de acciones
que potencian las
habilidades perceptivas,
motrices, cognitivas,
lingüísticas y sociales
que le permitirán al
niño alcanzar mayor
madurez en su
desarrollo.
Son todos aquellos impactos sobre el ser
humano, que producen en él una
reacción, es decir, una influencia
sobre alguna función.
Son de toda índole, tanto externos como
internos, tanto físico como afectivos.
Es el proceso que
promueve el
aprendizaje en los
bebés aún en el
útero, optimizando
su desarrollo
mental y sensorial.
Se lleva a
cabo
mediante
Repetición
sistemática
de
estímulos o
ejercicios
simples
Hacen posible
promover el desarrollo
del cerebro del niño
aún antes de nacer
a través de
Golpecitos en el vientre, sonidos suaves y
melodiosos, el sonido de la voz humana especialmente el de la madre- así como
las vibraciones y la luz.
Busca promover el
aprendizaje en los
bebés después de
nacidos,
optimizando su
desarrollo mental,
sensorial, social y
afectivo.
Se lleva a cabo mediante
Repetición útil de
diferentes eventos
sensoriales
Aumenta el control
emocional proporcionando
al niño una sensación de
seguridad y goce
Amplían la habilidad
mental, que le facilita el
aprendizaje a través del
juego libre, del ejercicio de
la curiosidad, la
exploración y la
imaginación.
Favorece el
incremento de las
conexiones entre las
neuronas
Cuantas más
conexiones entre las
neuronas tenga un
Bebé al nacer, mayor
será su futuro
potencial de
desarrollo
En la segunda mitad
de la gestación (de 4
a 5 meses) su cerebro
está en pleno
desarrollo
El máximo desarrollo
neuronal coincide con
la etapa que va desde
el nacimiento hasta
los tres años de edad
Es un conjunto de
actividades que
pretenden favorecer
la autonomía del
niño(a) y lograr un
nivel socioeducativo
aceptable.
Inicialmente, se crearon como una necesidad
para tratar a niños con trastornos en el
desarrollo y/o con condiciones de alto
riesgo, es decir; se crearon con fines
preventivos y de tratamiento.
Actualmente, los programas de estimulación
se han extendido a la población de bebés en
general, para mejorar su nivel de desarrollo,
de manera continua y regulada.
Van dirigidos al niño/niña desde la etapa
prenatal hasta los 4 ó 6 años.
Buscan promover el aprendizaje en los bebés
después de nacidos, optimizando su
desarrollo mental, sensorial, social y
afectivo.
Permiten mantener un equilibrio entre el uso
de sus fortalezas y la superación
progresiva de sus debilidades.
Motricidad gruesa y fina, sus objetivos están
orientados para que el niño obtenga un control
sobre sus músculos grandes y pequeños, que le
permitirán tener la coordinación necesaria para
moverse libremente.
Lenguaje, se
encamina a lograr la
comprensión de su
lenguaje, para
expresarse a través
de él.
Cognitiva, le permitirá su
integración intelectual
(Atención, percepción,
memoria, etc.)
Personal, se ocupa de
hacer al niño
independiente en
tareas como
alimentarse y vestirse.
Social, le proporciona los
elementos necesarios para
adaptarse al medio
ambiente donde se
desenvuelve.
1. La actividad debe representar un juego,
para involucrar la atención y participación del
niño.
2. Debe contener suficientes "Ingredientes“
de novedad, variedad y cambio, a efecto de
mantener la atención del niño por el período
de tiempo establecido para cada actividad.
3. Debe alternarse lo conocido, con lo novedoso.
4. Deben reforzarse las nuevas adquisiciones
que el niño realice.
5. Deben ser actividades en las que el niño
pueda participar y no hechas para él.
6.Toda actividad debe promover
intencionalidad en la conducta del niño.
7.Utilizar todas las vías sensoriales y reforzar
la menos fuerte.
8.Es conveniente evitar la sobre-estimulación
del niño, aunque generalmente, este se
protege del bombardeo de estímulos creando
una verdadera barrera (desinterés.)
9.Los materiales deben responder al siguiente
criterio:
El bebé debe ser capaz de controlarlo y
encontrarlo apto para la actividad.
El ambiente debe facilitar el aprendizaje.
El Maestro, Padre o Madre estarán atentos
a los datos o señales que da el niño(a), y a
partir de ellos llevarlo a un nuevo nivel de
exploración por medio de experiencias de
mayor complejidad.
Disfrutarán al jugar con el niño(a), adquirirán
más seguridad y confianza en sus propias
posibilidades, conociendo sus propias
limitaciones y planteándose unos objetivos
sensatos a lograr con el niño(a).
Dependiendo de lo que se quiera potenciar se
debe tomar en cuenta el tipo de estimulación,
la frecuencia de las sesiones, el lugar donde
se realiza y el tipo de material que se va a
utilizar.
Nuestros hijos no nos recordarán
por las cosas materiales que les dimos
sino por el AMOR que les hayamos
prodigado.
--Richard L. Evans--
Muchas
Gracias