Guillermo León Martínez Pino
Docente Asesor de Investigaciones Fundación Universitaria de Popayán
Grupo de Investigación Contabilidad, Sociedad y Desarrollo
Categoría B Colciencias
Una de las constataciones más
alarmantes del mundo actual es que los
maestros de párvulos se ven agobiados
por lo mucho que preguntan los niños,
mientras que los de la Universidad nos
quejamos porque jamás preguntan nada.
¿Qué ha ocurrido en estos años que
separan la escuela de las Facultades para
que les pasen la gozosas ganas de
inquirir?
Fernando Savater
Cada cierto tiempo circula por las redacciones
de los diarios una noticia según la cual muchos
jóvenes ingleses no creen que Winston
Churchill haya existido, y muchos jóvenes
norteamericanos piensan que Beethoven es el
nombre de un perro o Miguel Ángel el de un
virus informático. Hace poco tuve una larga
conversación con un joven de veinte años que
no sabía que los humanos habían llegado a la
luna, y creyó que yo lo estaba engañando con
esa noticia.
3
Claro que se puede vivir sin libros, pero
corremos el riesgo de que las peores cosas del
mundo se apoderen de nosotros: la codicia, la
prisa, el estruendo, la cólera y sobre todo el
tedio...el que abre un libro ha encendido la
lámpara maravillosa, y qué grato es saber que
nunca acabaremos de descubrir lo que hay
oculto en la transparencia, lo que hay escrito en
la oscuridad. ( Willian Ospina, págs. 92-98).
4
El contador público es un hombre que ha pasado de
edad mediana, enjuto, arrugado, inteligente, frío,
pasivo, sin compromiso con nadie, con ojos de
bacalao, cortés en sus relaciones, pero al mismo
tiempo insensible, calmoso, abominablemente
compuesto a la manera de un poste de concreto o
una argamasa de hierro fundido. Una petrificación
humana con un corazón de feldespato y sin adarme
siquiera del germen de la amistad; sin tripas y sin
pasión o sentido del humor. Afortunadamente, nunca
se reproducen y todos ellos van a parar al infierno.
Ebert Hubbard
5
1. Premisas de entrada.
2. Genealogía de algunos elementos filosóficos para la
comprensión de la ciencia occidental
2. Crisis del pensamiento racional y el primado del orden
teológico.
3. El renacimiento y la configuración del orden moderno. La
emergencia del conocimiento y su orden legitimador.
4. Las trampas del discurso epistémico moderno/colonial.
1. El conocimiento experto produce una gran cantidad de ignorancias.
2. El mundo está habitado por múltiples locaciones epistémicas
y múltiples sujetos.
3. Apreciar, no depreciar ni despreciar la
nuestras realidades complejas y contradictorias.
diversidad
de
4. Desechar la postulación de una verdad totalitaria (la verdad es el
opio de los intelectuales)
5. Apreciar el mundo por fuera de la salvación y la redención
(hemos crecido en mundos prometeicos).
6.
El conocimiento se mueve entre referentes académicoalfabético-críticos y un amplio espectro de prácticas
intelectuales.
En algún apartado rincón del universo centelleante, desparramado en
innumerables sistemas solares, hubo una vez un astro en el que
animales inteligentes inventaron el conocimiento. Fue el minuto
más altanero y falaz de la "Historia Universal": pero, a fin de cuentas,
sólo un minuto. Tras breves respiraciones de la naturaleza, el astro
se heló y los animales inteligentes hubieron de perecer.
Alguien podría inventar una fábula semejante pero, con todo, no
habría ilustrado suficientemente cuán lastimoso, cuán sombrío y
caduco, cuán estéril y arbitrario es el estado en el que se
presenta el intelecto humano dentro de la naturaleza. Hubo
eternidades en las que no existía; cuando de nuevo se acabe todo
para él no habrá sucedido nada, puesto que para ese intelecto no hay
ninguna misión ulterior que conduzca más allá de la vida humana.
(Niezsche- La verdad y la mentira en el sentido extramoral)
LA CRISIS DE LA
TRAGEDIA
Nietzsche narra vigorosamente como una serie
de procesos han dado lugar al estadio
privilegiado, y como, en el momento más álgido
de la historia universal irrumpe una
siniestra figura que carcome las
bases mismas de la tragedia, una figura
que horrible se cierne sobre el castillo trágico y
lo destroza cual si fuera de arena.
Una horripilante gárgola que paradójicamente
ha pasado a la historia como ángel salvador:
Sócrates
Representa a los hombres enfrascados en el
conocimiento del mundo sensible (esclavos
encadenados en una caverna) y la necesidad
de reflexionar filosóficamente sobre el mundo
de las IDEAS que representan lo universal y
necesario (fuego que ilumina los objetos
reflejados en el fondo de la caverna).
10
ALEGORÍA DE LA CAVERNA
11
Para Platón, la matemática es una condición del pensar, o del teorizar en
general, por la razón de que constituye un punto de ruptura con la
doxa, con la opinión.
Conocimiento
IDEAS
EPISTEME
MATEMÁTICAS
GEOMETRÍA
Opinión
Doxa
COSAS
OBJETOS
IMÁGENES
SOMBRAS
RÉPLICAS
El estudio de las ciencias matemáticas es la necesaria
preparación introductoria para la Dialéctica. En
palabras de Platón:
«La Aritmética y la Geometría son una propedéutica
para la Dialéctica» (536d).
«Todas estas ciencias [matemáticas] no son más que
el preludio de la melodía que se debe aprender, [...]
que no es otra que la melodía que ejecuta la
Dialéctica» (531d).
«El poder dialéctico sólo se revelará a quien sea
experto en estas ciencias» (533a).
La configuración metafísica occidental, está asentada en
la perversa definición de antípodas absolutos:
Un lado privilegiado = jerarquía
positiva: el fundamento, está del lado
del logos o razón.
El otro, será la fuerza negativa, inferior,
subalterna; es decir, representa la carencia,
deficiencia, lo excedentario; el fin, lo
contrario al logos.
La ontológica, la realidad está
estructurada en dos niveles (Mundo de las
ideas y el mundo sensible).
La epistemológica (el conocimiento
humano es de dos naturalezas (Episteme y
doxa) y,
La antropológica Platón sostiene la
radical separación alma-cuerpo y la absoluta
superioridad de la primera sobre el segundo.
El conocimiento
humano
Conocimiento sensible,
opinión o Doxa
La división del conocimiento
•Es éste un conocimiento imperfecto,
cambiante, sobre el que no puede
haber acuerdo universal, sino sólo
opinion (Doxa). Se corresponde con la
Via de la Opinión.
•Hace referencia a las cosas naturales,
a la experiencia y a lo que conocemos
a través de los sentidos. A él están
asociadas
las
dos
facultades
inferiores de la razón.
Conocimiento inteligible,
científico o Episteme
•Es el conocimiento racional o científico.
•Se obtiene a través del trabajo teórico de la
razón, sin apoyo empírico.
•Su objeto son las ciencias superiores: la
astronomía, la matemática y, sobre todo, la
Dialéctica o Filosofía.
•El trabajo del Filósofo es ascender hasta el
conocimiento de las Ideas, hasta llegar a la idea
de Bien, de la que participan todas las demás.
"Creer para comprender“ en San Agustín
Fue en el año 386 cuando San Agustín comenzó a
sufrir una conversión intelectual debido a las
lecturas realizadas de ciertos tratados platónicos, así
como del nuevo testamento y los sermones de San
Ambrosio.
No hay una distinción clara entre razón
y fe en la obra de San Agustín, lo que
marcará el discurrir de todo su
pensamiento
Existe una sola verdad, la revelada por la religión, y la razón puede
contribuir a conocerla mejor.
«Cree para comprender» = «predominio de la fe».
17
Para San Agustín el hombre está
compuesto de dos sustancias
diferentes entre sí: el alma y el
cuerpo. El alma es la imagen de Dios mismo,
y el cuerpo al estar unido a esa alma le da una
condición al hombre de vivir entre el bien y el
mal, entre la oscuridad y la luz.
18
La ciudad de Dios de san Agustín
Dos ciudades son los símbolos de la
sociedad: Jerusalén y Roma.
En la primera, según San Agustín,
viven los de aspiraciones espirituales, los
cristianos respetuosos de Dios y sus
leyes y mandamientos.
En la segunda, que es Roma, viven los
que se entregan a los goces paganos,
a la adoración de muchos dioses, y a la
debilidad de la carne.
Estas dos ciudades coexisten en la misma época pero
solo la ciudad de Dios obtendrá el triunfo.
19
Santo Tomás está de acuerdo con Aristóteles
en la concepción teleológica de la naturaleza
y de la conducta del hombre: toda acción
tiende hacia un fin, y el fin es el bien de
una acción. Hay un fin último hacia el
que
tienden
todas
las
acciones
humanas, y ese fin es lo que Aristóteles
llama la felicidad.
Santo Tomás, en su continuo intento por la acercar
aristotelismo y cristianismo, cree Dios es el bien
cuya posesión causa la felicidad.
20
Si bien reconoce que la fe y el
conocimiento racional son diferentes,
postulará que no son opuestos sino
perfectamente
armónicos.
Para
su
doctrina, la filosofía y la teología tienen
un mismo objeto: Dios.
La razón no puede alanzar totalmente a Dios...
para la salvación son precisas verdades que
superan todo poder de la razón y sólo pueden
conocerse mediante la revelación, se trata de
misterios o verdades sobrenaturales como la
Trinidad, la Encarnación, la resurrección... que
no son demostrables de modo alguno y se
denominan articuli fildeli (dogmas).
21
Los inicios de la denominada
sociedad moderna
23
El Paraíso prometido por la religión podía
conseguirse ahora a través de los nuevos
descubrimientos que revolucionaban la época.
24
La Geo-
En la epistemología cartesiana los
atributos de Dios pasan ahora al
hombre occidental.
La capacidad de producir un conocimiento eterno
e infinito más allá de todo tiempo y espacio y de
acceder a la verdad universal se transfiere de Dios
al hombre occidental.
Esta arrogancia de situarse como el
ojo de Dios proviene de una localización
existencial muy precisa:
Del Conocimiento
Las teorías de Maquiavelo rompe con
los principios morales y caballeresco
de la Edad Media y justifican cualquier
proceder del príncipe, siempre que sea
para bien del Estado. El principio básica
de su obra es "el fin justifica los medios".
26
Aunque el fraude es siempre detestable en
cualquier acción, en la guerra es un recurso
digno de alabanza y de gloria, y tan alabado
es el que vence al enemigo con engaños
como el que lo supera por la fuerza.
27
En el Renacimiento el hombre recupera su protagonismo como primer objeto artístico, según la
tradición grecorromana. El hombre es la obra más perfecta de Dios.
Se pinta la figura humana, independientemente de lo que represente, virgen o cortesana, Apolo o
Cristo, lo que importa es la figura humana. El tema interesa poco, pero sí lo bello
frente a lo representativo.
La Magdalena,
Anónimo. Escuela italiana del siglo XVII
El ideal de belleza femenina que instaura el Renacimiento queda plasmado
literalmente en un estereotipo, entre cuyos principales elementos se
cuentan: cabellera rubia; tez muy blanca, pero de sonrosadas mejillas; ojos radiantes;
frente tersa; labios cuyo color contrasta con la blancura nítida de los dientes; cuello
alto y erguido...
La divina proporción
Luca Paccioli, matemático
del
renacimiento
la
llamaba
la
divina
proporción, Leonardo Da
Vinci sección áurea y
Johannes
Kepler
la
consideraba que era una
de las dos cosas perfectas
junto al teorema de
Pitágoras, después cayó en
el olvido.
Santiago Castro argumenta que el proyecto
moderno constituye el «intento fáustico
de someter la vida entera al
control absoluto del hombre bajo
la guía segura del conocimiento».
32
Galileo y Newton:
matematización de la
naturaleza
René Descartes:
Separación ontológica
Francis Bacon: dominio
de la naturaleza
33
La Filosofía está escrita en ese gran
libro del Universo, que está abierto ante
nosotros para que lo observemos. Pero el libro no
puede
comprenderse
sin
que
antes
aprendamos el lenguaje y el alfabeto en
que está compuesto. Está escrito en el lenguaje
de las Matemáticas y sus caracteres son
triángulos, círculos y otras figuras geométricas, sin
las cuales es humanamente imposible entender
una sola de sus palabras. Sin ese lenguaje,
navegamos en un oscuro laberinto.
Francis Bacon, en el siglo XVII, defendió el
nuevo método empírico con términos
apasionados y, a veces francamente
perversos.
La naturaleza ha de ser «perseguida en
sus errabundeos». Se la debe «meter
en cintura» y la meta del científico es
«torturarla hasta que revele sus
secretos».
35
La aparición de la cultura occidental ocurre cuando la especie humana da
el paso de un ethos de habitar la naturaleza respetuosamente a un
ethos dominarla agresivamente.
36
 El mundo se transformó en una
gran ecuación matemática.
 Disección dicotómica del mundo:
“Yo pienso luego existo”. Este “Yo” es abstracto,
es
descorporeizado
(ego-política
del
conocimiento).
 El mundo desde ahora está hecho
para someterlo y dominarlo.
«La ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad.
El mismo es culpable de ella. La minoría de edad estriba en la
incapacidad de servirse del propio entendimiento, sin la
dirección de otro. Uno mismo es culpable de esta minoría de
edad cuando la causa de ella no yace en un defecto del
entendimiento, sino en la falta de decisión y ánimo para
servirse con independencia de él, sin la conducción de otro.
¡Sapere aude! ¡Ten valor de servirte de tu propio
entendimiento! He aquí la divisa de la ilustración»
38
“Occidente no está en el occidente. Es un proyecto, no un lugar.” […]
Occidente” es, siempre, una ficción, un ejercicio de legitimación global.
Edouard Glissant
Occidente es un proyecto político, económico, cultural,
axiológico, religioso, epistémico
Geografía de la imaginación
Geografía de la administración
Totalizador y totalitario
Modernidad Occidente Maquina productora de la otredad
39
La propia configuración de la
modernidad, no podrá ser entendida, sin
la invención de una exterioridad como
estereotipo: el salvaje, el menor de edad, el
colonizado, el inferior, el natural, el
subdesarrollado, etc., diseñando de esta forma un
discurso naturalizante de la superioridad de
Occidente sobre el resto del mundo.
Ya desde Kant –uno de los más connotados impulsores del imaginario
moderno–, se anunciaba: “[…] la humanidad existe en su mayor perfección
en la raza blanca. Los hindúes amarillos poseen una menor cantidad de
talento. Los negros son inferiores y en el fondo se encuentra una parte
de los pueblos americanos” (Kant citado por Castro-Gómez, 2005: 41).
No existe el Otro, sino
multitud de otros
Trouillot, intenta salirle al paso a esta construcción
planteando que: “El binarismo ‘nosotros y todos
ellos’, implícito en el orden simbólico que crea el
Occidente, es un constructo ideológico y las
muchas formas de Tercer Mundismos que reversan sus
términos son sus imágenes reflejas.
No existe el Otro, sino multitud de otros que son
todos otros por diversas razones, a pesar de las
narrativas totalizadoras, incluyendo la del capital”
(Trouillot citado por Restrepo, 2007: 293).
Teología, Metafísica
Matemática
Física
Aritmética
Geometría
Astrología
Cosmología
Biología
Zoología
Ética, política
Economía- (Crematística)
Retórica
Metalurgia
Construcción Naval
Agrimensura
La organización disciplinaria fue instituida en el
siglo XIX, particularmente con la formación de las
universidades modernas, luego se desarrolló en el
siglo XX con el impulso de la investigación
científica; esto quiere decir que las
disciplinas
tienen
una
historia:
nacimiento,
institucionalización,
evolución, dispersión, crisis, etc.
La frontera disciplinaria, su lenguaje y sus
conceptos propios van a aislar a la disciplina en
relación a las otras y en relación a los problemas
que cabalgan las disciplinas.
El espíritu hiperdisciplinario va a devenir en un espíritu de propietario
que prohíbe toda incursión extranjera en su parcela del saber.
44
La interdisciplinariedad se piensa
como la idea de que un problema específico
puede ser mirado desde distintas disciplinas (un
problema específico de los 50´s y 6 0´s es el
desarrollo).
La interdisciplinariedad no transforma
el núcleo duro de la propia disciplina,
simplemente es un intercambio de información.
(Cada quien interpreta el problema desde su
nicho disciplinario)
La transdisciplinariedad, fractura las
fronteras disciplinarias. Va más allá de los estrechos
marcos gnoseológicos disciplinarios.
Lo trans. no solo se trata de intercambiar información
entre las demás disciplinas sino de lo que se trata
es de devenir otra cosa, no solo se trata que el
antropólogo le pase información al sociólogo, sino que
el sociólogo devenga en antropólogo, y éste devenga en
sociólogo, esa es la cuestión del devenir.
Lo transdisciplinario significa atravesar las
disciplinas, salirse del punto cero de observación.
Las formas tradicionales de organización y delimitación de las
disciplinas y profesiones; cada una referida a sus propias herencias y
símbolos de identidad, e institucional y comunicativamente separadas
de otras en virtud del enclaustramiento en Departamentos MONODISCILINARIOS; ya no es funcional en la comprensión y análisis de
los problemas complejos, y tampoco en la promoción de la
investigación.
Muchas disciplinas, profesiones y campos de
conocimiento; tradicionalmente caracterizadas por
claras definiciones, delimitaciones e identidades de
su área del saber, así como por aislamientos,
incomunicaciones y recelos mutuos, son
sometidas actualmente a importantes
tensiones y cuestionamientos derivados
de la emergencia de nuevos campos
híbridos, que subsumen y contextualizan
saberes disciplinarios tradicionales y ofrecen
nuevas demarcaciones, límites e identidades
entre diversos saberes.
En el frente de las investigaciones, las fronteras
reconocidas de las disciplinas están cada vez más
en entredicho, porque las disciplinas
tradicionales ya no corresponden a la
complejidad.
Las ramificaciones de las especialidades fisura
las disciplinas académicas, cuyos
perfiles
están
convirtiéndose
en
artificiales y arbitrarios.
El sujeto epistémico moderno a la usanza de una cámara fotográfica, es
aquel que recibe el impacto de los rayos lumínicos para configurar la
representación de la realidad, esa imagen refleja que ha de ser impresa
como producto de la autoreflexibilidad.
Purificación y asepsia de la realidad
La ciencia moderna ha cometido un error reducir todo criterio
de verdad al éxito pragmático
50
La trampa es que el discurso de la modernidad
creó la ilusión de que el conocimiento es
des-incorporado y des-localizado y que es
necesario, desde todas las regiones del planeta,
“subir” a la epistemología de la modernidad.
Vemos que la “historia” del conocimiento está
marcada geo-históricamente y además tiene un
valor y un lugar de “origen”. El conocimiento
no es abstracto y des-localizado.
(Mignolo, 2002).
La colonialidad del poder: el conocimiento
está organizado mediante centros de poder y regiones
subalternas.
La colonialidad del saber: (o los distintos
saberes instituidos) desprestigió todas las “otras” formas
de pensamiento “otro”.
La colonialidad del ser: crea una visión en el
colonizado acentuando su falta de capacidad intelectual
y su inferioridad racial frente a todo lo que implica el
mundo occidental
En este sentido todos los pueblos colonizados son occidentalizados
por vía de la violencia, el saber y la cultura.
Descargar

Descarga - Presentación