Exploración del sistema digestivo
y genitourinario
Dr. Ricardo Curcó
• Anorexia: Falta de apetito o perdida del
apetito. Síntoma inespecífico y muy
frecuente. Puede indicar la presencia de
cualquier enfermedad orgánica sea
digestiva o no.
• Disfagia: o dificultad para tragar.
Traduce habitualmente un problema
orgánico . Si es de aparición lenta hay
que descartar cáncer.
• Odinofagia: dolor al tragar.
• Pirosis: Ardor retroesternal o epigástrico.
Determinar si calma o empeora con la
comida, Lo cual es característica de una
ulcera péptica o de la gastritis.
• Determinar si esta relacionado con la
postura, por ejemplo si aparece en
decúbito supino o en situaciones de
aumento de la presión abdominal por
ejemplo obesos. Esta situación sugiere
reflujo gastroesofágico.
• Dolor: Síntoma frecuente en la patología
digestiva.
• Determinar: Localización, comienzo,
duración, carácter, intensidad, relación
temporal, relación con la ingesta de
alimentos, relación postural, relación con
el estrés y la presencia de síntomas
asociados: fiebre, vómitos, etc.
Dolor en la enfermedad ulcerosa
péptica
• Dolor
epigastrico,
postprandial
tardío, cede con la ingesta de
alcalinos en ocasiones irradiado a la
espalda y que despierta al paciente
por lo noche
• Dolor constante en hipocondrio
derecho es sugestivo del dolor por
distensión de la capsula hepática
(hepatitis aguda y cáncer hepático)
• Cólico intenso en hipocondrio
derecho
irradiado a escapula,
generalmente posterior a una
comida copiosa es sugestivo del
cólico hepático o de la colecistitis
aguda.
• Dolor continuo
de inicio en
epigastrio o espalda que se irradia en
cinturón,
sugiere
afección
pancreática.
• Dolor continuo en fosa iliaca derecha
se relaciona con una apendicitis
aguda.
• Dispepsia: Se engloba en este termino un
conjunto de síntomas no relacionados
habitualmente con una causa orgánica
conocida (dispepsia funcional).
• El paciente suele referirlos como pirosis,
llenura, malestar, incomodidad digestión
lenta flatulencia, eructos, hambre etc.
• Se relaciona mucho con síntomas
psíquicos.
• Nauseas: sensación de deseo de vomitar
y preceden generalmente a las arcadas o
contracciones simultaneas de los
músculos inspiratorios d la pared
torácica, el diafragma y la musculatura
abdominal, mientras la glotis permanece
cerrada.
• Vomito: expulsión
activa del
contenido gástrico por la boca, a
menudo se ve precedido de nauseas
y suele completar el ciclo de
respuesta a una estimulo concreto.
• Hematemesis: Vomito con sangre
• Diarrea: emisión de heces poco
consistente o liquida, en general
con deposiciones frecuentes. Puede
considerarse anormal mas de 3
deposiciones al día o cuando del
peso de las heces es superior a los
300 mg/día.
• En la diarrea debe averiguarse la
consistencia y aspecto de las
deposiciones , presencia de moco,
sangre o pus. Numero de
deposiciones,
síntomas
acompañantes o asociados como
fiebre, sed dolor abdominal.
• Disentería: Enfermedad infecciosa que se
caracteriza por diarreas dolorosas con
sangre y mucosidad e inflamación del
intestino.
• Esteatorrea: Tipo de diarrea que se
acompaña con restos de grasas en el
excremento. Manifiesta una incapacidad
del intestino para absorber grasas.
• Con frecuencia la diarrea se acompaña
de:
• Tenesmo rectal: que se refiere a la
necesidad urgente , frecuente, dolorosa y
casi siempre improductiva de defecar.
• Borborigmos: ruidos producido por el
trasiego de gas por los intestinos
• Hiperperistaltismo: aumento de la
frecuencia e intensidad de los ruidos
peristálticos normales.
• EL interrogatorio para el estreñimiento,
debe incluir la descripción de los
cambios en el patrón de o la cantidad de
heces, intervalo entre deposiciones,
cambios dietéticos , o de actividad
física, alternancia de estreñimiento o
diarrea o dolor abdominal o molestias
anales.
• Escíbalos: deposiciones escazas,
anormalmente duras y en forma de
masas redondas.
• Fecalomas: heces impactadas.
• Ictericia: Consiste en la coloración
amarillenta de la piel y de las mucosas
debido a la impregnación de bilirrubina,
que se encuentra en concentraciones
anormalmente alta en la sangre. Puede
ser causada por enfermedades del hígado
y por hemolisis.
• Coluria: orina hiperpigmentada de
aspecto similar a una cola por la
presencia de bilirrubina.
• Heces hipocrómicas
o acolicas por
ausencia de bilirrubina.
• Heces pleiocromicas o hipercromicas pro
aumento de l contenido de bilirrubina.
x
Disuria
• Emisión dolorosa de la orina con
dificultad en la micción.
Urgencia urinaria
• Necesidad imperiosa de orinar
Polaquiuria
• Necesidad de realizar micciones
frecuentes, pero eliminando un
escaso volumen de orina o apenas
unas gotas en cada micción.
Estranguria
• Necesidad de orinar acompañada de
dolor, pero en la que solamente se
consigue evacuar pocas gotas de
orina.
Tenesmo
• Sensación subjetiva de deseo de
orinar, impresión de vejiga ocupada y
de insatisfacción
al final de la
micción.
Poliuria
• Emisión de mas de 2.550 ml de orina
al orinar.
Oliguria
• Producción o eliminación de menos
de 500ml/día de orina
Incontinencia
• Emisión de orina de forma
involuntaria por las vías naturales
como consecuencia de trastornos
neurológicos o estructurales de la
vejiga.
Enuresis (nocturna o diurna)
• Micción involuntaria debida a un
deficiente control del esfínter vesical
en los niños, que es normal hasta los
6 a 8 años.
Nicturia
• Aumento de la emisión de orina
durante la noche
Hematuria
• Presencia de sangre en la orina
Cólico nefrítico
• Dolor que comienza en la fosa
lumbar o en el flanco, irradiando a
los lados del trayecto ureteral hasta
la zona inguinal del mismo lado.
Dolor lumbar (pielonefritis)
• Dolor de intensidad variable y
continuo en zona lumbar asociado a
fiebre con escalofríos.
• Pielonefritis: La pielonefritis o
infección urinaria alta es una
infección del riñón y de las vías
urinarias
Dolor vesical o uretral
• Dolor sordo
o urente y de
localización suprapúbica, durante o
especialmente al final de la micción .
Dolor prostático
• Dolor en la región inguinal y perineal,
continuo o exacerbado durante la
defecación y el coito. Acompañado
de molestias urinarias vagas o bien
definidas.
• Dispareunia: Dolor durante el coito.
• Dismenorrea: Dolor durante la
menstruación.
• Vaginismo: hiperestesia dolorosa de
la vulva con contracción refleja de la
musculatura vulvovaginal.
• El flujo menstrual normal: suele tener
una duración de 3-5 días, repetición
cada 28 días. Cantidad entre 50 y 200
ml de sangre. Una toalla femenina
contiene de 30 a 50 ml.
• Contenido sangre incoagulable por la
presencia de enzimas fibrinoliticas,
fragmentos de tejido, moco cervical y
secreción vaginal.
• Flujo vaginal normal: transparente,
escaso, mas abundante en mujeres
jóvenes y no maloliente.
• Interesa saber si es mas abundante de lo
normal (leucorrea) si cambia de color:
blanquecino , amarillento, rojo y cambio
de olor. Generalmente causado por
cervicitis y vaginitis de origen infeccioso.
• En los varones los síntomas mas
frecuentes son las lesiones del pene,
secreción
uretral
anómala,
Impotencia
(dificultades
para
conseguir o mantener la erección)
molestias o dolor durante la
eyaculación y dolor o aumento del
tamaño testicular.
Alteraciones del prepucio
• Fimosis: el orificio del prepucio es
demasiado estrecho para permitir la
retracción del glande.
• Parafimosis: después de la retracción de
un prepucio con un orificio estrecho
hasta el surco balanoprepucial la piel no
puede volver a posición normal.
Alteraciones del meato urinario
• Hipospadias: como el meato urinario
en la cara ventral del glande o en la
unión del pene y el escroto.
• Epispadia: cuando el meato se situa
en la cara dorsal del glande.
• Priapismo: Episodio de erecciones
dolorosas prolongadas.
Exploración física
• Inspección: Se observar la simetría
del abdomen , el color de la piel y
lasa características superficiales
como cicatrices, nódulos, estrías, o
masas.
• Onfalitis: inflamación del ombligo.
• Auscultación: Se emplea para valorar la
motilidad intestinal y buscar soplos
vasculares. Debe producirse un ruido
cada 10 segundos.
• Ileo paralitico: silencia abdominal.
• Soplos secundarios a estenosis de las
arterias aorta, iliaca, femoral y renal.
• Peristaltismo
de
lucha:
sugiere
obstrucción abdominal.
• Palpación: se utiliza para valorar
masas, visceromegalias, búsqueda de
zonas dolorosas, signos de irritación
peritoneal como el signo de rebote.
• Percusión: se utiliza para evaluar el
tamaño de las vísceras abdominales
accesibles, masas solidas o liquidas,
detectar la presencia de liquido libre
o gas.
Otros estudios de importancia
• Tacto Rectal
• Examen de genitales externos
• Tacto Vaginal
Descargar

Enfermedades Gastrointestinales y Genitourinarias