JUAN LORENZO GALLEGO TEJEDOR
1º BACHILLERATO A
 En el mundo medieval, los monasterios hacían la función de «ciudades de Dios», al igual
que las villas, los pueblos y las aldeas eran las ciudades de los hombres. Eran
microcosmos en los que los hombres y mujeres allí reunidos se entregaban al trabajo y la
oración; en un mundo oscuro y bárbaro fueron los que preservaron la cultura clásica para
los siglos venideros
 Desde hace miles de años han existido hombres que voluntariamente han abandonado la
sociedad para retirarse a meditar y orar en soledad, son los ermitaños y anacoretas. En
algunos casos, prefirieron agruparse en pequeñas comunidades en las que trataron de
alcanzar estos mismos objetivos; de esta manera surgieron los monasterios, pequeños
microcosmos autosuficientes, que se regían por sus propias reglas. Pronto, el resto de la
sociedad, deseosa de lavar sus pecados y de ser incluida en las oraciones de los monjes,
fue ofreciendo a los monasterios donaciones destinadas a ennoblecer los edificios
monacales.
QUE SON LOS MONJES Y LOS
MONASTERIOS
 A partir del siglo III surgen los monjes, que no eran sacerdotes y renunciaban a la vida
familiar para dedicarse a la oración. Se organizaron en monasterios que fueron
extendiéndose por todo el mundo cristiano, desde el desierto de Palestina hasta los
bosques de Irlanda.
 Algunos grandes monasterios tenían tierras, talleres, almacenes y todo lo necesario para
que la comunidad dispusiera de una vida independiente. Sobre todo en occidente, y
después de que las ciudades perdieran importancia, los monasterios terminaron
convirtiéndose, a partir del siglo V, en los centros espirituales, económicos y culturales
del territorio en el que se situaban.
 Los monasterios jugaron un papel muy importante en la conservación y difusión de la
cultura durante la Edad Media, ya que en ellos se atesoró una buena parte del
conocimiento de la época. Así las obras de muchos sabios griegos y romanos fueron
copiadas y difundidas por las órdenes monacales; por esta razón han podido llegar hasta
nosotros.
 Los monjes fueron en la Edad Media el único grupo de la sociedad en el que era habitual
saber leer y escribir. Por eso, además de la copia de libros que se realizaba en el
scriptorium, fue frecuente que los monjes organizaran las únicas escuelas existentes en el
momento. De este modo se adoctrinaba al pueblo al tiempo que se les enseñaba.




Los monjes y sus misiones
Un monje (del latín monachus, que significa "alguien que vive solo”) era un hombre que buscaba vivir
apartado del mundo, alejado de la sociedad humana ordinaria, con el fin de perseguir un ideal de
santidad o total dedicación a la voluntad de Dios. El monasticismo cristiano, que se desarrolló
primero en Egipto, al principio se basó en el modelo del ermitaño solitario que abandona la sociedad
civilizada en su totalidad para perseguir la espiritualidad. San Antonio (c. 250-350) era un próspero
campesino egipcio que decidió cumplir el precepto de Jesús en el Evangelio de San Marcos: "Sigue tu
camino, vende todo lo que tengas y dalo a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo; y ven y toma la
cruz, y sigueme" . Antonio regaló sus trescientas hectáreas de tierra a los pobres y se fue al desierto a
perseguir su ideal de santidad.
Otras personas lo hicieron igual; frecuentemente, hasta el exceso. San Simón el Estilita vivió treinta
años en una canasta, colocada en la parte superior de un pilar de sesenta pies de alto. Esta gimnasia
espiritual estableció un nuevo ideal para el cristianismo. Si bien el modelo de los primeros cristianos
habían sido los mártires que morían por su fe y lograban la vida eterna mediante ese proceso, ahora el
nuevo ideal era el monje que moría para el mundo y alcanzaba la vida espiritual por la renunciación,
el ascetismo y la experiencia mística de Dios.
Sin embargo, los primeros monjes pronto descubrieron que no podían vivir en soledad. Sus hazañas
de santidad atrajeron a un gran número de seguidores y, a medida que el ideal monástico se
diseminaba por el oriente, el monasticismo cenobita, basado en la práctica de la vida comunitaria,
pronto se convirtió en la forma dominante. Así, las comunidades monásticas llegaron a concebirse
como la sociedad cristiana ideal que podía proporcionar un ejemplo moral a la sociedad más amplia
que las rodeaba.

La Iglesia ocupó un lugar destacado en las instituciones de la Edad Media. Fue la guía espiritual de la época. A pesar
de su importancia, no pudo mantenerse al margen del sistema vigente: ella también se “feudalízó, proceso que le
originó diversos dificultades. Sus altas jerarquías recibían feudos de manos de los señores nobles o del emperador. Esto
implicaba que debían rendir juramento de fidelidad y convertirse en vasallos de personas ajenas a la Iglesia. Era
corriente entonces que el emperador o los señores feudales nombraran obispos y párrocos, y les otorgaran los bienes
temporales tanto como los espirituales. Esto originó una descentralización eclesiástica.
 A estos problemas internos se sumó una serie de conflictos y controversias con el alto clero de Bizancio. La Iglesia de
Oriente tomó el nombre de Ortodoxa y desconoció fa autoridad del Papa. Estos hechos sellaron la ruptura, es decir el
Cisma de Oriente, la separación definitiva de la Iglesia de Bizancio y la Iglesia romana.
 Del seno de la Iglesia Católica surgió entonces un movimiento reformador que tuvo como objetivos principales poner
fin a la intromisión del poder laico en los asuntos religiosos y mejorar el clima espiritual del momento.
 Las reformas fueron impulsadas por el Papado y por el clero regular.
 La palabra claustro viene del latín claudere, con el significado de "cerrar".
 Se trata de un patio cuadrangular que en sus cuatro lados tiene una galería
porticada con arquerías que descansan en columnas o dobles columnas. Está
edificado a continuación de una de las naves laterales de una catedral o de la
iglesia de un monasterio. Cada galería toma el nombre de panda y en cada
panda se distribuyen los distintos espacios necesarios para la vida monacal o
catedralicia. Suele ser lugar de recogimiento. El patio está casi siempre
ajardinado y en el centro se encuentra una fuente o un pozo.
 El Claustro es un patio abierto con cuatro pasillos alrededor con arcadas y un
pozo en el centro, normalmente.
Descargar

El monasterio – Juan Lorenzo Gallego