LA VIDA
EN EL
MONASTERIO
ÍNDICE
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Definición.
Distribución del monasterio.
Arquitectura del monasterio medieval.
Vídeo.
Vida cotidiana en el monasterio.
El clero
“Ora el Labora”
Reglas monásticas.
Los primeros monasterios.
Vocabulario.
Definición de monasterio
• El monasterio en la edad media era una
agrupación de hombres y mujeres que se
entregaban al trabajo y a la oración y se
regían por sus propias reglas.
• En épocas oscuras o bárbaras siempre fue
en el monasterio donde se preservó la
cultura clásica.
Distribución del monasterio
Arquitectura del monasterio
medieval
• La iglesia que es el lugar de oración y el edificio principal. En torno
a ella se iban construyendo las demás necesidades de los monjes. La
iglesia tenía fácil comunicación con las celdas de los monjes.
• El claustro era quizás lo segundo más importante en el monasterio,
éste se encontraba al sur de la iglesia. En este espacio estaban
distribuidas las estancias de mayor uso para la vida de los monjes.
El claustro es una zona cuadrada con cuatro esquinas, en el centro
suele tener un pozo y en el espacio restante un pequeño jardín con
cuatro caminos.
• La biblioteca, estaba al este y no muy distante de la iglesia, era un
pequeño hueco que servía de estudio y como biblioteca para los
monjes aquí se guardaban tanto los libros litúrgicos para los actos
religiosos de todos los días como los libros de lectura de lo monjes,
cuando este espacio se les quedaba pequeño, se construía una
biblioteca más grande.
• Sala capitular era donde se reunían cada día los monjes
para leer los actos religiosos y donde el abad organizaba
las tareas que los monjes debían hacer.
• Calefactorio, solía estar en el sur y era el lugar en el que
los monjes podían entrar en calor y descansar,
colindante con él estaba la cocina.
• Los almacenes o cilla y las bodegas solían estar en la
esquina oeste.
• Las celdas de los monjes solían estar en la segunda
planta.
• A toda esta estructura fundamental luego se le añadían
huerto, enfermería, locutorio, etc.
• http://www.youtube.com/watch?v=NT235Ji
Sbow&feature=PlayList&p=966ACC56022
7BB4D&playnext=1&playnext_from=PL&in
dex=5
Vida cotidiana en el monasterio
• Las rentas monacales estaban repartidas entre diferentes monjías. El abad
pagaba una pensión a cada monje para los alimentos. Los monjes
prebendados, es decir, los que disfrutaban de una renta catedralicia o
colegial, (camarero, enfermero, sacristán) vivían de sus rentas dentro del
monasterio, en casas aparte bien aposentados y servidos por sus criados.
• Existían diversos cargos:
-El camarero (encargado de las finanzas)
-El enfermero (se encargaba de los alimentos y de las medicinas)
-El sacristán, que podía ser mayor ( mantenía el culto y la sacristía) o el
menor, el limosnero, el capiscol (encargado del coro), el "escobolari" (tocaba
las campanas), el dispensador, podía ser mayor (vigilaba la cocina y la
comida) o menor (distribuía las porciones de pan y vino)
• Además convivían laicos empleados de los monjes. Había algunos que eran
internos y hacían vida comunal con los monjes y sacerdotes, y otros de
externos, que vivían fuera del recinto monacal.
• Muchos de los monjes poseían rentas de tierras y otros bienes. De esta
manera, sus encargados conseguían una fuente de ingresos diferente a la de
la abadía.
El Clero
El clero está dividido en secular y regular:
• El clero secular es el que depende directamente del Obispo y
que vive en parroquias.
• El clero regular está constituido por los sacerdotes que viven en
conventos y que componen las distintas órdenes religiosas.
La jerarquía eclesiástica se compone, de tres grados:
-El primero es el Papa
-El segundo es el Obispo
-El tercero el Párroco.
Estos constituyen estrictamente la jerarquía dentro de la Iglesia., sin
embargo la Iglesia creó otros grados como por ejemplo Patriarcas y
Cardenales, Arzobispos y Obispos.
Estos “grados” son los que el pueblo ve. Para la óptica del pueblo, y
considerando cierta jerarquía que está por detrás de esa escala honorífica o
esos “grados”, podemos decir que la jerarquía se compone de:
Ora et labora
• Los monasterios benedictinos están siempre dirigidos por un superior que,
dependiendo de la categoría del monasterio, puede llamarse prior o abad,
este es escogido por el resto de la comunidad.
El ritmo de vida benedictino tiene como eje principal el “Oficio Divino”,
también llamado “Liturgia de las Horas”, que se reza siete veces al día tal
como San Benito lo ordenó.
Junto con la intensa vida de oración en cada monasterio, se trabaja
intensamente en diversas actividades manuales, agrícolas, etc. para el
sustento y el abastecimiento de la comunidad.
• En el monasterio medieval había dos tipos de monjes:
-Los monjes benedictinos: Estos se caracterizaban porque llevaban camisa
de lana y escapulario que solía ser negro, por eso el pueblo los llamaban
“Los monjes negros”
-Los monjes cistercienses: Estos se caracterizaban por llevar, al contrario
que los benedictinos, la túnica y el escapulario blanco, por eso el pueblo los
llamaba “Los monjes blancos”
• Los miembros de la congregación benedictina se levantan a las 4:45, hacen
la oración de vigilia a las cinco de la mañana, a lo que sigue una hora de
lectura en silencio en sus celdas y la oración de laúdes a las siete,
desayunan, trabajan, vuelven a orar al mediodía, almuerzan, descansan,
hacen otra hora de lectura silenciosa desde las seis de la tarde, organizan
misa y oración de vísperas a las siete, cenan y oran por última vez a las
nueve de la noche.
LAS REGLAS MONÁSTICAS
•Las reglas eran las ordenanzas escritas
que los monjes de las distintas órdenes
monacales debían seguir. Se iniciaron
cuando los conventos crecieron en
número de monjes y hubo necesidad de
una cierta organización.
•Muchas de estas reglas se conservan y
gracias a ellas se tiene noticia de la
arquitectura y disposición de algunos
monasterios ya desaparecidos.
•Las reglas estaban compuestas por
capítulos que se leían en los
monasterios en la sala capitular. En
ellos se iba dictando una serie de
normas a seguir, tanto de carácter
espiritual como práctico y sobre la vida
de los monjes.
Los primeros monasterios
• En el siglo III, san Antonio, guiado por Jesús, él y sus seguidores
abandonaron todo y marcharon a vivir en el desierto de Egipto y Siria.
• En el siglo VI, san Benito creó una comunidad, los benedictinos, hacían tres
promesas: voto de castidad, voto de obediencia y voto de pobreza.
• Más tarde aparecieron órdenes más rígidas, como los cistercienses que
construían sus monasterios bien alejados de las ciudades.
• En el siglo XIII se crearon dos nuevas órdenes:
-Los que se guiaban por las enseñanzas de san Francisco de Asís, que
profesaban la pobreza y la ayuda a los semejantes
-Los seguidores de santo Domingo que combatían la herejía cátara.
• Tras la Reforma Protestante, muchos monasterios fueron saqueados y
destruidos.
• Más tarde se crearon nuevas órdenes, como la Compañía de Jesús, estas
órdenes dedicaban su vida a misionar y predicar, especialmente en las
nuevas tierras del oeste de Europa.
Monasterios en España:
Manuscritos
• Un manuscrito (del latín "manu
scriptus", que significa escrito a
mano) se trata de un documento
que contiene información escrita a
mano sobre un soporte blando,
como por ejemplo: el papiro,
pergamino o el papel; con
materias como la tinta de una
pluma, o simplemente el grafito
de un lápiz. Generalmente, con
ese nombre se hace referencia a
escritos realizados por la mano de
escritores importantes en
cualquier campo del saber.
• En la época medieval era muy
frecuente que los Monasterios y
los monjes fueran los mayores
productores y re-productores de
manuscritos; ellos trabajaban en el
scriptorium.
• Los manuscritos pueden presentar diferentes formatos, siendo el
más simple una hoja o lámina; la más antigua es seguramente un
pedazo de arcilla, piedra (como la Piedra de Rosetta), madera, pero
puede componerse de varias hojas en lo que se denomina libro, o
códice. En la antigüedad se empleó una hoja larga enrollada sobre
un cilindro de madera o hueso que se denominaba rollo (como los
Rollos del Mar Muerto).
• Los más antiguos son los manuscritos sobre papiro y pergamino,
pero ninguno de ellos se remonta más allá del siglo II de nuestra
era, excepto algunos manuscritos egipcios. Los manuscritos sobre
papel de algodón o seda (charta bombycina) fueron muy usados
desde el siglo VIII al XIV. Los que están sobre papel de hilo datan
como mucho de principios del siglo XIII. Durante la Edad Media, se
escribieron muchos libros sobre pergaminos arrancados de antiguos
manuscritos y rascados. Se les da el nombre de palimpsestos.
• El uso de esta forma antigua de transmisión de la información ha
dado lugar en la actualidad a una rama de la arqueología
denominada paleografía, encargada de reconocer la procedencia y el
contenido de ciertos manuscritos.
Vocabulario
• Monje: Viene del griego monachos, que quiere decir “solitario”.
• Monasterio: Es la residencia de los monjes.
• Eremita o ermitaño: Viene de eremos, “desierto”, y designa al que vive
apartado de los demás hombres.
• Anacoreta: De anachorein, “retirarse, irse al monte”; designa al que ha
dejado el mundo, como los eremitas.
• Cenobita: Prodece de koinos bios, “vida en común”, y se refiere a los
monjes que llevan una vida organizada junto a otros, en comunidad.
• Abba o Abad: Significa “padre” y se utiliza para denominar al superior o
responsable de un monasterio o “abadía”.
• Oración canónica: (También llamada “Liturgia de las horas” y “Oficio
divino”). Los monjes distribuyen los momentos de oración -su principal
ocupación- según las horas del día, de manera fija y regular:
— Maitines. Por la noche: oración de lectura y meditación.
— Laudes. Al amanecer: oración de alabanza por el nuevo día.
— Vísperas. Al atardecer: oración solemne de acción de gracias.
— Completas. Al retirarse a dormir: oración penitencial al final del día.
Realizado por:
Yolanda Vidal Díaz
&
Rocío Ruiz Mata
1º Bach. C
Descargar

El monasterio – Rocío Ruiz y Yolanda Vidal