LUCÍA HERVADA LLAHOSA
SOCIEDAD EN LA EDAD MEDIA: ÉPOCA
DEL FEUDALISMO.
Entre los estamentos se distinguían grupos
privilegiados (nobleza y clero) y no
privilegiados (campesinos y siervos).
Constituían lo que se ha llamado la
pirámide feudal.
CAMPESINADO
Las aldeas estaban rodeadas de
árboles, que proporcionaban frutos,
caza, leña, madera y de pastos; y a
veces, de pantanos, que aportaban
cañas, juncos y pescado.
Las viviendas campesinas eran muy simples. Su tamaño era
reducido y estaban construidas en madera, adobe y
piedras, con suelos de tierra y utilizando paja para el
techo. Solían medir entre 2 y 6 metros de largo por 2 de
ancho. En su interior habitaban la familia y los animales,
sirviendo estos de "calefacción".
El mobiliario de las casas era muy escaso. Algunas ollas de
cerámica; platos y marmitas; una mesa y taburetes para
comer a su alrededor, ya que los germanos abandonaron la
costumbre romana de comer acostados y apoyándose
sobre un codo. Al ubicarse alrededor de la mesa se
emplearon cuchillos y cucharas, aunque serían las manos la
pieza
más
utilizada
para
comer.
El modo de vida del campesinado se caracterizaba
por estos rasgos:
·Unas condiciones de vida muy duras.
-Se trabajaba de sol a sol con herramientas
rudimentarias como la azada, el azadón, la hoz, la
guadaña y el arado romano.
-Los rendimientos eran bajos, debido a la necesidad
de dejar cada año la mitad de la tierra en
barbecho.
-Las obligaciones de pagar impuestos a su señor y a
la Iglesia, trabajar gratuitamente en la reserva y
en la casa del señor y pagar a estepor el uso de
ciertos servicios como el molino, el horno o la
prensa.
·La participación de todos en las tareas agrarias.
-Los niños y los ancianos se encargaban de los
trabajos menos duros, como recoger leña y
cuidar de los animales domésticos.
-Los hombres realizaban las labores más
pesadas, como arar, segar o talar árboles.
-Las mujeres particiaban en las tareas agrarias,
como la siembra y la vendimia, realizaban las
faenas domésticas, cuidaban de los niños,
hilaban y tejían. Algunas podían también
trabajar fuera del hogar como sirvientas,
lavanderas o jornaleras.
·Una mortalidad muy elevada.
-Las enfermedades corrientes causaban
numerosas muertes debido a la falta de
medicamentos para combatirlas.
-Muchas mujeres fallecían al dar a luz, la
mortalidad infantil era muy alta, y las guerras
y las malas cosechas acarreaban grandes
mortandades.
-La esperanza de vida estaba por debajo de los
cuarenta años.
La alimentación del campesinado era escasa y
monótona.
Se basaba en el consuma de pan de centeno,
mijo o avena, que representaba el 70 % de la
alimentación, y se completaba con potajes de
legumbres y verdura, leche, queso, huevos y
fruta. El consumo de carne se reducía a
ocasiones especiales, como algunas fiestas
señaladas.
Las diversiones populares tenían lugar
principalmente los días festivos, en los que se
conmemoraban fiestas religiosas o en
acontecimientos políticos especiales, como
bodas reales o victorias militares.
El vestido campesino era tosco, de lana sin teñir,
de color pardo, y confeccionado en el propio
hogar.
Los hombres vestían camisa, calzas y túnica
sujeta a la cintura, y las mujeres, camisa y
túnicas.
Utilizaban una vestimenta por año, por eso era
frecuente que estuviera llena de parches y
remiendos.
Para realizar las tareas del campo, se cubrían la
cabeza con sombreros.
Solían llevar, atada a la cintura, una bolsa de piel
que servía de bolsillo. Los zapatos se
introducían en chanclos de madera para andar
en el barro.
CLERO
Los monasterios se situaban en el
campo. En ellos, los monjes y las
monjas tenían todas sus actividades
reguladas por la regla de la orden.
Los monasterios estaban formados por diversos
edificios destinados a las distintas funciones
que debía cumplir, de ahí que haya sido
considerado como una auténtica ciudad, la
ciudad de Dios.
Estaba formado por:
-Iglesia para orar.
-Claustro o patio porticado en torno a un jardín
central con fuente o pozo para pasear y
meditar, para realizar ciertos actos litúrgicos
como procesiones y para enterrar a los
muertos.
-Sala capitular para reunirse.
-Refectorio o comedor.
-Cocina.
-Celdas o habitaciones.
Además, los monasterios tenían huertos,
graneros, cuadras, lagares, hosedería,
enfermería y scriptorium (sala para copiar los
libros).
El modo de vida de vida del clero era diferente:
-El clero secular, como los obispos y los
sacerdotes de las parroquias, vivía entre los
laicos y no estaba sometido a una regla. (Estos
vivían como los señores feudales).
-El clero regular, como las monjas y los monjes,
vivían comunitariamente en un monasterio y
obedecía la regla o normativa propia de cada
orden. (Estos vivían más pobremente).
La alimentación solía consistir en sopa, pan y un
plato de verduras, huevos, fruta, queso y vino
o cerveza. La carne y el pescado se reducían a
ocasiones especiales.
La vestimenta estaba formada por:
-Un escapulario con capuchón. Pieza que cuelga
sobre el pecho y la espalda.
-Túnica.
-Correa o cíngulo. Sujeta la túnica durante el
trabajo.
NOBLEZA
El castillo se situaba en el centro del feudo,
sobre algún lugar elevado. Estaba
protegido por un foso profundo, que se
cruzaba por un puente levadizo, y
guardado por sólidas murallas. Estas
constaban de torres defensivas y muros
elevados. El castillo tenía una única
puerta de acceso protegida por dos
torres.
En el interior de la fotaleza, la parte principal era
la torre del homenaje, donde residían el señor
y su familia. Allí se encontraban los aposentos,
la capilla, la cocina y el gran salón. Este era la
estancia principal, y contaba con chimenea,
pieles y tapices colgados de las paredes. En
ella, el señor celebraba los banquetes, se
divertía con los juglares y los trovadores,
recibía las rentas de los campesinos e impartía
justicia. El resto de las estancias eran oscuras y
frías, y tenían pocos muebles.
Además, había un pozo, almacenes, establos y
talleres artesanales.
TORRE
DEL
HOMENAJE
El modo de vida variaba totalmente entre
hombres y mujeres nobles.
-Los hombres a los seis años se enviaban al
castillo de otro señor para que aprendiesen las
reglas cortesanas. A los catorce, eran
nombrados escuderos y confiados a un
caballero. Cuando cumplían veintiún años
eran armados caballeros por el rey o por un
noble.
-Las mujeres:
·Las mujeres casadas tenían como función dirigir
a los sirvientes, educar a los hijos, orar y
bordar. Su matrimonio era acordado por los
padres. Una vez casadas, debían obediencia
total al marido.
·Las mujeres solteras solían ingresar en
monasterios.
La alimentación se diferenciaba de la de los
otros grupos sociales por el mayor consumo
de carne y su aderezo con especias como el
azafrán, la canela o la pimienta, que tenían un
precio elevado. Los alimentos se depositaban
en escudillas, se partían con cuchillo y se
tomaban con la mano o con cucharas.
La diversión más renombrada era la celebración
de torneos, que consistían en realizar
sucesivas batidas contra un adversario hasta
derribarlo del caballo. Constituían todo un
acontecimiento, tanto, que se anunciaban
durante semanas o meses.
Los hombres solían utilizar amplios vestidos
forrados que se ceñían ligeramente al cuerpo
gracias a fíbulas o cinturones. Una camisa de
lino hasta las rodillas sobre la que se ponía
una túnica, pantalones con polainas y botas,
mientras que las mujeres nobles llevaban
sobre la túnica una especie de bata abierta
por delante y recogida con una cadenita que
permitía caminar.
SOCIEDAD EN LA EDAD MEDIA:
DESARROLLO DE LAS CIUDADES.
Tras el desarrollo de las ciudades, la sociedad se
clasificó en nuevos grupos:
·El patriciado urbano, formado por los comerciantes y
banqueros más ricos y por los dirigentes de los
principales gremios, que acapararon el gobierno de
la ciudad.
·El común, que incluía al resto de la población urbana.
Maestros de los gremios y pequeños comerciantes,
oficiales y aprendices de los gremios y los criados; y
los pobres y marginados sin trabajo.
FIN
Descargar

TRABAJO DE SOCIALES LA SOCIEDAD EN LA EDAD MEDIA