
El aparato digestivo es una estructura tubular
con continuidad anatómica y tisular con
diferentes capas histológicas.

La finalidad del aparato digestivo es la
digestión y absorción de los alimentos y la
eliminación de las sustancias que el
organismo no necesita.

-
-
Consta de:
Boca
Faringe
Esófago
Estómago
Intestino delgado
Intestino grueso
Recto
Ano

La boca es la abertura anterior del canal
alimentario. Está limitada por los labios, las
mejillas y el paladar, y contiene la lengua, los
dientes y las glándulas salivares. Es la primera
parte del aparato digestivo.

Las funciones de la boca son: masticación,
salivación, deglución y degustación.

En el lactante además tiene la función de
succionar. La boca del lactante se cierra alrededor
del pezón o la tetina. Este cierre debe ser
hermético para hacer posible la succión.

En el lactante pequeño la lengua se adhiere al
paladar, por eso el niño sólo respira por la nariz.

La lengua del recién nacido es corta y ancha.
En las papilas tiene botones gustativos. Las
sustancias dulces potencian la respuesta de la
succión.

La lengua ocupa la cavidad oral y está unida
directamente a la epiglotis laríngea.

Los dientes son estructuras duras que se
encuentran en los maxilares y son esenciales
para la masticación.

Todo individuo posee dos series de dientes:
los provisionales o de la infancia (dientes de
leche) que nacen durante el primer y segundo
año de vida, y los permanentes del adulto que
surgen hacia los seis años de edad.

La faringe es una estructura musculo
membranosa en forma de conducto, situada
detrás de la boca.

Está dividida en tres partes: nasofaringe,
orofaringe y laringofaringe.

El esófago es un tubo muscular, que va desde
la faringe hasta el cardias.

Mide unos 8-10 cm. en el recién nacido. Su
longitud se duplica durante los tres primeros
años de vida.

finalmente alcanza el tamaño adulto: 23-30
cm.

Antes de nacer, el estómago presenta todas las
divisiones del adulto.

Tiene una capacidad de 30-35 ml que aumenta a
75 ml a finales de la segunda semana de vida.

A finales del primer mes, llega a 100 ml. El
recién nacido tiene una mucosa y una
submucosa más gruesa que la del adulto. La
secreción ácida comienza antes del nacimiento.

El intestino delgado es la parte del tubo
digestivo que va desde el píloro hasta el
ciego. Se divide en duodeno, yeyuno e íleon.

En el momento de nacer tiene una longitud
de 300-350 cm., que aumenta en un 50% en el
primer año

El aspecto y consistencia de las heces
depende del tipo de alimentación, en el
paciente infantil cambian al ir incorporando
alimentos a la dieta.

Las heces del recién nacido son espesas de
color verde oscuro, formadas por restos
intestinales, que se conocen por el nombre de
meconio.

El recto se encuentra entre el colon sigmoideo y el
ano.

En el recién nacido, la parte superior suele estar
orientado hacia la derecha.

En el extremo inferior se encuentra el canal anal,
que mide unos 2-3 cm., en el lactante es
relativamente más largo que en el adulto.

La función del recto es la defecación.

El ano es un orificio rodeado por un esfínter
muscular, de control voluntario, por lo que se
relaja cuando se decide vaciar el recto de su
contenido.

El peritoneo es una membrana serosa que
envuelve las cavidades abdominal y pélvica,
rodeando las vísceras.
Funciones del peritoneo:
 Permite a los órganos de cavidad abdominal
deslizarse sin fricción de unos sobre otros.
 Cubre parcial o totalmente los órganos

La AE se define como la interrupción de la luz
esofágica con o sin comunicación con la vía
aérea.

Si bien es una malformación del aparato
digestivo, debe incluirse dentro de las
malformaciones congénitas que condicionan
el cuadro de dificultad respiratoria

Por ser una embriopatía, se manifiesta en un
elevado porcentaje asociada a otras
malformaciones como las cardíacas, musculo
esqueléticas, anorectales y genitourinarias.

Se estima una incidencia de 1 cada 3000 a
4500 nacidos vivos siendo un tercio de los
afectados recién nacidos prematuros.
Frecuencia que se encuentra en descenso por
razones aún desconocidas.
Internacionalmente:
- La frecuencia registrada más elevada se
encuentra en Finlandia con 1:2500 nacidos
vivos.

- Cerca del 30
por ciento de los neonatos con
atresia del esófago portan
una cardiopatía congénita.

tipo I: Es la AE sin fístula o “atresia pura” no
existiendo comunicación con la vía aérea.

Representa el 5% de los casos y es la segunda en
frecuencia.

Es de fácil diagnóstico en el embarazo ya que cursa
con polihidramnios y ausencia de imagen gástrica
en las ecografías prenatales.

tipo II: Es una forma muy rara de AE representando
del 1 al 3% de los casos.

Existe una fístula desde el cabo superior del
esófago a la tráquea cervical. No hay pasaje de aire
al intestino

tipo III: Se observa en más del 90% de los casos
siendo este tipo utilizado comúnmente como
sinónimo de AE.

Presenta una bolsa esofágica superior ciega y una
comunicación entre el extremo distal esofágico y la
tráquea (fístula traqueoesofágica)

Tipo IV: Presenta fístulas en ambos cabos
esofágicos y su observación es poco frecuente.

Este tipo de atresia representa el 2% de los casos.
La fístula superior a veces se encuentra por
accidente cuando se efectúa la corrección de la
fístula inferior

Tipo V: En estos pacientes se presenta el
esófago permeable con una fístula
traqueoesofágica generalmente de ubicación
cervical o torácica alta.

En general el diagnóstico se realiza en la
infancia ya que los síntomas aparecen en este
período.

El esófago y la tráquea se diferencian a partir
de un pliegue del intestino anterior durante la
cuarta semana embrionaria.

Las alteraciones en el proceso de
diferenciación del esófago provocan una
separación incompleta del esófago y la
tráquea permaneciendo una fístula.






La atresia esofágica suele cursar con varios
síndromes congénitos reconocidos, que
comprenden los designados con las siglas en
inglés VATERL.
vertebras defectuosas
ano imperforado
fístula traqueoesofágica
displasia renal
extremidades (limb)

La atresia esofágica se pueden apreciar in
útero.

Es característico que el feto degluta líquido
amniótico durante la gestación.

Aquellos sujetos con atresia esofágica son
incapaces de deglutir durante el estadio fetal.

Esto conlleva la aparición de polihidramnios, la
acumulación de una cantidad excesiva de líquido
amniótico.

En casos no diagnosticados, durante el nacimiento
el recién nacido suele presentar:
Cianosis
Dificultad respiratoria en la lactancia
En ocasiones asfixia o neumonía.
•
•
•

En el periodo pre-natal la AE puede ser
sospechada en aquellos casos en que se
presente polihidramnios materno.

Esta característica se encuentra presente
únicamente en las AE Tipo I y en los casos en
que la fístula está obturada o es de muy
pequeño calibre.

El diagnóstico de una atresia de esófago
ocurre casi siempre posnatal con la sospecha
en caso de polihidramnios o en casos en
donde la maniobra de inserción de la sonda
nasogástrica u orogástrica del recién nacido
en la sala de partos no supera los 10 cm.

De no hacerse esta maniobra al recién nacido,
se observará más tarde que el bebé presenta
hipersalivación, dato que pone en sospecha un
probable esófago a fondo ciego que no permite
que la saliva pase al estómago.

Una radiografía de tórax y abdomen con
contraste revela de inmediato la presencia del
saco esofágico.

Es una conexión anormal entre el esófago (el
tubo que va de la garganta al estómago) y la
tráquea (el tubo que va de la garganta a los
pulmones).

La FTE es un defecto congénito, (está
presente al nacer) y no es una malformación
que se hereda.

La fístula traqueo esofágica se desarrolla
durante la vida embrionaria.

El 80% de las Fístulas traqueo esofágicas van
asociadas con otro defecto conocido como
Atresia de Esófago.

El diagnóstico prenatal se puede realizar por
medio de un ultrasonido que revelaría la
presencia de polihidramnios.

Diagnóstico postnatal: La enfermedad se
detecta por lo general poco tiempo después
del nacimiento, cuando se intenta alimentar
al bebé.
 Radiografías de tórax que revelarán la compresión
o la desviación de la tráquea. Generalmente este
estudio es suficiente para hacer el diagnóstico.
 La inserción de una sonda por la nariz hacia el
estómago. La atresia del esófago no permitirá su
paso y en la radiografía se podrá ver a que altura
se encuentra la lesión y si está asociada a FTE
 La Broncoscopía. El bebé estará sedado y se le
introducirá por la boca y pasándolo por la tráquea,
un delgado tubo flexible que contiene un lente
especial con cámara fotográfica que le permitirá
al médico ver el tamaño y la localización de la
fístula.
 Este estudio es indispensable para la evaluación
del tratamiento quirúrgico.

En algunas ocasiones pedirá también que se
le haga:
 Esofagoscopía.- Es el mismo procedimiento, sólo
que el tubo flexible se pasa por el esófago. Es
indispensable saber si la FTE es aislada o no y
evaluar el tratamiento quirúrgico.
 Tomografía que se utiliza también para planear la
cirugía.

El tratamiento de la AE y de la FTE es
quirúrgico.

Cuando se sospecha que el bebé tiene este
padecimiento se suspende toda alimentación
por vía oral y se le empieza a alimentar por la
vena.

Sin embargo, cuando este padecimiento
viene asociado a otro tipo de problemas:
prematurez, defectos al nacimiento o
complicaciones que hayan surgido por la
aspiración de líquidos por las vías
respiratorias, la cirugía tiene que detenerse
hasta que se logre estabilizar al bebé.
Descargar

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA DEL TUBO DIGESTIVO.