El aire, la energía y la integración
Quinta parte: respiraciones alternadas
15. Cáliz interno y externo
16. Puntualidades sobre la
inhalación y la exhalación
17. Tipos de prānāyāma:
circular, triangular (arriba
y abajo), rectangular,
cuadrado
18. Nadis principales y
Prānāyāma
19. āsanas para el
prānāyāma
20. Ejercicios de prānāyāma
El cuerpo humano funciona como una verdadera
antena para captar los iones negativos del aire y de
los alimentos.
La sutileza del cuerpo humano, y la fina sintonización
que se va logrando en cada momento, permite al
practicante conectarse a la energía vital, y asimilarla
para su organismo.
Los principales lugares por donde se capta prana
son los siguientes:
Los terminales nerviosos de las fosas nasales.
Alvéolos pulmonares.
Lengua
Piel
El Maestre de la Ferrièrre señala:
Prānāyāma (…) es el control de la respiración a fin de poner en
movimiento ciertas fuerzas internas las cuales establecen poco a poco
un perfecto
equilibrio en los Chakras. Esta maestría respiratoria tiene como base
dos grandes ejercicios:
a) el cáliz exterior, en el que se trata de parar la respiración después
de haber extraído todo el aire de los pulmones contando hasta 8
durante la
expiración, deteniéndose a contar mentalmente hasta 16 y luego,
contando hasta 4 al aspirar.
b) el cáliz interior, que es el ejercicio de parar la respiración después
de haber aspirado; la aspiración se hace pensando en cuatro sílabas,
se para durante 16 y se expira contando hasta 8.
En un modelo inicial de la práctica se realiza de la siguiente manera:
a)
El cáliz exterior que se realiza inhalando en 1 tiempo (o segundo),
exhalar en 2 segundos, y retener sin aire en 4 segundos.
b)
El cáliz interior que se realiza inhalando en 1 tiempo, se retiene
con aire en 4 tiempos, y se exhala en 2 tiempos.
Como modelo educativo se suelen expresar figuras geométricas
asociadas a los ciclos respiratorios. También se utilizan los nombres
en sánscrito para definirlos.
Son cuatro formas de respiración:
Inhalar - Puraka
Retener con aire – Anthara Kumbhaka
Exhalar – Rechaka
Retener sin aire – Bahya Kumbhaka
Concepto base
Retener sin
aire –
Bahya
Kumbhaka
Inhalar Puraka
CICL
O
Exhalar –
Rechaka
Retener
con aire –
Anthara
Kumbhaka
Respiración
circular
Fundamental para
entrar en procesos
de relajación con
los ojos abiertos.
Coloca al
practicante en
estados mentales
Alfa, de relajación.
Puraka
Inhalar
Rechaka
Exhalar
Es el momento en
el cual el
practicante
comienza a
trabajar ayama, la
extensión del
aliento.
Respiración
triangular
Y retención sin aire
La fuerza centrífuga
del individuo, de
adentro hacia
afuera.
Puraka
Rechaka
Se detiene la
respiración luego de
haber exhalado, que
permite la
experiencia de
libertad.
Bahya Kumbhaka
Anthara Kumbhaka
Respiración
triangular
Y retención con
aire
Puraka
Relacionado con la
concentración, la
fuerza centrípeta.
Consiste en la
retención con aire
en los pulmones,
que entrega la
experiencia de
unión e integración,
el amor.
Rechaka
Respiración
rectangular
Ampliación de
kumbhaka
(retenciones) con
aire y sin aire, de
mayor amplitud
que la inhalación
y la exhalación, o
viceversa.
Amplitud en la
experiencia de
expansión y
concentración.
Puraka
Bahya
Kumbhaka
Anthara
Kumbhaka
Rechaka
Puraka
Respiración
rectangular
Ampliación de
kumbhaka
(retenciones) con
aire y sin aire, de
mayor amplitud que
la inhalación y la
exhalación, o
viceversa.
Amplitud en la
experiencia de
expansión y
concentración.
Anthara
Kumbhaka
Bahya
Kumbhaka
Rechaka
El Tantra enfocado al prānāyāma se refiere a 10 nadis
principales en el cuerpo. El siguiente ejercicio de
limpieza de nadis se encuentra enmarcado en el manejo
del aliento vital.
Ve bajando el ritmo hasta ocho o menos respiraciones
por minuto (cinco segundos inhalando y cinco segundos
exhalando). Recuerda que la meta, gradualmente, es
bajar el ritmo hasta cinco u cuatro veces por minuto
(siete segundos en cada inhalación o exhalación).
Es importante observar la respiración, aprender a no
controlarla, y el cuerpo va, de manera suave y armónica,
bajar los latidos del corazón, suavizar la respiración, y
relajar la mente.
Primera atención (samkhini): mientras inhalas y exhalas,
ubica tu atención - ekāgrata - en la base de la columna
vertebral, como si desde ese punto estuvieras respirando. Es
importante percibir el movimiento de energía en la base de la
columna vertebral (entre los órganos sexuales y el ano).
Segunda atención (kuhus): mientras inhalas y exhalas,
ubica tu atención en los órganos sexuales, como si desde
ese punto estuvieras respirando. Es importante percibir el
movimiento de energía en los órganos sexuales.
Atención intermedia: continúa inhalando y
exhalando. Ubica tu atención en el corazón,
como si desde ese punto estuvieras
respirando. Es importante percibir el
movimiento de energía en el corazón. Es en
este punto que debes asegurarte lograr una
profunda relajación.
El rostro debe, en cada exhalación,
relajarse un poco más. Al asegurarte de
que experimentas una relajación creciente y
profunda, continúa. Si encuentras tensión,
pone la mano derecha a la altura del
corazón y la izquierda sobre ambas y
permanece atendiendo la exhalación, en
relajación. Ahí termina el ejercicio. Si por el
contrario estás relajado, continúa con el
siguiente paso.
Hakini
Mudra
Tercera atención (alambusa): mientras inhalas y exhalas, ubica tu atención
en los labios, la boca cerrada, la dentadura superior e inferior separada, la
lengua en la dentadura superior, y ubica en este punto como si desde ahí
estuvieras respirando.
Cuarta y quinta atención (yasasvini y pusa): mientras inhalas y exhalas,
ubica tu atención simultáneamente en los dos oídos, como si desde esos
puntos estuvieras respirando. Es importante percibir el movimiento de energía
en los oídos.
Sexta y séptima atención (gandhari y hastijivha): mientras inhalas y
exhalas, ubica tu atención simultáneamente en los dos ojos, como si desde
ese punto estuvieras respirando. Es importante percibir el movimiento de
energía en los ojos.
Octava y novena atención (ida y pingala): a partir de este momento
iniciamos la respiración alternada que, como hemos señalado, consiste en
inhalar por una fosa nasal y exhalar por la otra. En este caso vamos
simplemente a alternar con la
ayuda de los dedos índice. El índice izquierdo cierra la fosa nasal
izquierda mientras uno inhala por la derecha. Luego el índice derecho
cierra la fosa izquierda y uno exhala por la fosa derecha. Gradualmente la
respiración se torna larga, lenta y profunda.
Décima atención (susumna): nuevamente, mientras inhalas, ubica tu
atención - ekāgrata - en la base de la columna vertebral, como si desde
ese punto estuvieras inhalando. De inmediato ubica tu atención en el
corazón, como si desde ese
punto estuvieras exhalando el aire. En este último movimiento la atención
es dinámica: como si inhalaras en la base de la columna vertebral,
retuvieras la respiración en el corazón y exhalaras en la parte más alta de
la cabeza, recorriendo todo lo largo de la columna vertebral.
En general, cualquier āsana donde se mantenga la
columna erguida, y realizando los controles musculares, es
válida para la práctica.
Iyengar sugiere las siguientes āsanas para la práctica de
prānāyāma:
• Siddhāsana
• Swastikāsana
• Bhadrāsana
• Virāsana
• Baddhakonāsana
• Padmasana
Siddhāsana, la posición
de la realización de los
siddhis (poderes).
La visión de la āsana es
llegar a construir un
triángulo entre las piernas
(que son la base), y los
brazos (que son los
lados).
Swastikāsana, la
posición peligrosa, por el
estímulo que se realiza al
corazón; una alta
exigencia al trabajo del
ritmo cardíaco.
Por ello se debe tener
cuidado en esta āsana y
el trabajo de bandhas.
Se sugiere respiración
continua.
Bhadrāsana, también llamada
Baddha Konasana.
Preparatoria para padmasana (loto).
Virāsana, la posición del
rayo o diamante.
Precaución la extensión
de las rodillas. Se puede
colocar isquiones sobre
los talones.
Baddhakonāsana, la
posición de la mariposa.
Muy cómoda y con
múltiples apoyos y
posiciones de la espalda.
Padmasana, la flor de
Loto.
Disminución de flujo
sanguíneo hacia las
piernas.
Posición para meditar.
Descargar

Pranayama parte 5