Los juegos populares son parte de la cultura de todos
los pueblos, en algunos casos reflejan las necesidades,
las vivencias e incluso ayudan a educar a las nuevas
generaciones. Actualmente muchos de estos juegos se
están perdiendo por las opciones comerciales que
aparecen día con día.
 os juegos populares están muy ligados a las actividades
del pueblo llano, y a lo largo del tiempo han pasado
de padres a hijos. De la mayoría de ellos no se conoce
el origen: simplemente nacieron de la necesidad que
tiene el hombre de jugar, es decir, se trata de
actividades espontáneas, creativas y muy motivadoras.


Juegos tradicionales son los juegos
infantiles clásicos o tradicionales, que se
realizan sin ayuda de juguetes
tecnológicamente complejos, sino con el
propio cuerpo o con recursos fácilmente
disponibles en la naturaleza como las
arena, piedrecitas, ciertos huesos como las
hojas, flores, ramas, etc. o entre objetos
caseros (cuerdas, papeles, tablas, telas,
hilos, botones, dedales, instrumentos
reciclados














Bote pateado
Burro castigado
Burro 16
Stop
Escondite
Policías y ladrones
Tonga
Encantados
Hoyito
Yoyo
Perinola
Matatena
Balero
Carreteritas












Juego de la soga
Carrera de sacos
Juego del pañuelo
Piedra, papel o tijera
Pares o nones
Morra
Retahíla
Charadas
Adivina, adivinador
De La Habana ha venido un barco
Telegrama
Antón Pirulero

es una pieza de material duro que tiene en sus contornos
distintas escrituras, que al hacerla girar y al detenerse
deja una cara con la inscripción de la suerte por lo que
se utiliza para jugar y hacer apuestas.
PON 1
 PON 2
 TOMA 1
 TOMA 2
 TOMA TODO
 TODOS PONEN


Se juega solo o con otras personas, y se pueden
realizar apuestas, en el que un grupo de jugadores
comienza con la misma cantidad de cierto bien
contable, que pueden ser monedas del mismo
valor, bayas o simplemente piedrecillas, y utiliza la
perinola con el objeto de ver quién se queda con
la mayor cantidad de aquél. Los jugadores forman
un círculo alrededor del área donde se va a jugar
y cada uno de ellos contribuye con la misma
cantidad de apuestas, llamadas fichas, para
hacer un montón, el cual se coloca en el centro.

El juego comienza cuando el primer jugador hace
girar la perinola con la mano, que es una especie
de peonza con seis caras planas, en cada una de
las cuales hay escrita una leyenda: cuando la
perinola deje de girar, el jugador en turno hará lo
que dicte la leyenda de la cara que haya
quedado boca arriba; ésta, generalmente,
ordena al jugador que tome o que deje cierta
cantidad de fichas de la pila inicial. En caso de
que la cantidad a tomar sea todo, el montón se
vuelve a formar como al inicio del juego.

Los jugadores que se vayan quedando sin
fichas podrán seguir jugando pero con más
apuesta al final gana el jugador que se
quede con todas las fichas o, en caso de
que esto no ocurra y el juego deba
acabar, ganará el jugador con más fichas.