SINDROME DEL
CUIDADOR
Curepto, 23 y 24 de julio, 2007


Se trata de “una serie de problemas físicos,
mentales, socioeconómicos y la alteración de su
capacidad para atender a su asistido a causa de la
sobrecarga que implica esta labor”. Es un
trastorno común que presenta variados síntomas,
se da en aquellas personas encargadas de cuidar
y cubrir las necesidades básicas del enfermo.
El síndrome del cuidador suele estar provocado
por la dificultad que trae para el cuidador el
cambio radical de su modo de vida y el desgaste
que provoca ver cómo un ser querido va
perdiendo progresivamente sus facultades físicas
y mentales, conforme avanza el curso de la
enfermedad.
El Cuidador principal

Contrae un gran carga física y psíquica

Se responsabiliza de la vida del enfermo:
medicación, higiene, cuidados,
alimentación, etc.

El cuidador va perdiendo paulatinamente
su independencia, porque el enfermo cada
vez le absorbe más.

Se desatiende a sí misma: no toma el
tiempo libre necesario para su ocio,
abandona sus aficiones, no sale con sus
amistades, etc. y acaba paralizando,
durante largos años, su proyecto vital.
Sintomatología múltiple

Entre las áreas más afectadas están: el físico, ya que
sufren cansancio, cefaleas y dolores articulares. En lo
psíquico: depresión, trastornos del sueño, ansiedad e
irritabilidad. En el área social: disminución o pérdida
del tiempo libre, soledad y aislamiento.

Aunque cada persona, cada enfermo y cada familia
son diferentes, se exponen a continuación algunas de
las perturbaciones del carácter que pueden afectar al
cuidador principal:

TRISTEZA A pesar de lo doloroso de la situación, el
cuidador no debe abandonarse a la tristeza. La tristeza
es normal, pero no puede vivirse como un
sentimiento único o prioritario.

PREOCUPACION Constantemente le abruma el
futuro. Lo que sea será y por pensarlo y darle vueltas,
no va a tener mejor solución. Es inevitable que se
encuentre preocupado no hay que dejar de vivir el
presente por pensar en el futuro.

SOLEDAD Es vital no sentirse solo. Debe buscar amigos y
compañía allí donde pueda: vecinos, amigos,familiares,
agrupaciones, asociaciones, etc.

IRRITABILIDAD Porque está cansado de hacerse cargo del
enfermo, nadie le ayuda o así lo siente, porque está
postergándose.

CULPABILIDAD Culpabilidad por los propios errores. Debe
asumirlos como inevitables y tratar de mejorar, dentro de lo
que cada uno puede dar.

DEPRESION Cuando la tristeza, la preocupación, la soledad y
la desesperanza se viven sin otra alternativa puede darse
cabida a la depresión.






¿Qué señales pueden ser consideradas señales de
alerta?
Problemas de sueño (despertar de madrugada,
dificultad para conciliar el sueño, demasiado sueño,
etc.)
Pérdida de energía, fatiga crónica, sensación de
cansancio continuo, etc.
Aislamiento
Consumo excesivo de bebidas con cafeína, alcohol o
tabaco. Consumo excesivo de pastillas para dormir u
otros medicamentos
Problemas físicos: palpitaciones, temblor de manos,
molestias digestivas
Problemas de memoria y dificultad para concentrarse








Menor interés por actividades y personas que
anteriormente eran objeto de interés
Aumento o disminución del apetito
Enfadarse fácilmente
Dar demasiada importancia a pequeños detalles
Cambios frecuentes de humor o de estado de ánimo
Propensión a sufrir accidentes
Dificultad para superar sentimientos de depresión o
nerviosismo
Tratar a otras personas de la familia de forma menos
considerada que habitualmente.
Consejos para el cuidador

El cuidador debería, en primer lugar, hacer una
reflexión y darse cuenta de que tiene derecho a llevar
una vida propia. Acá es importante delegar algunas de
sus responsabilidades en los miembros que componen
su entorno social (familiares, amigos, vecinos, etc...).

Además, es fundamental que comunique al resto de la
familia sus sentimientos y sus temores para hacerles
partícipes del problema, y evitar sentirse culpable
cuando se dedique tiempo a sí mismo.

No se aísle. A pesar de todo, continúe en
contacto con los buenos amigos o vecinos que
le quedan, acuda a reuniones sociales. El
cuidador necesita tener amigos y también
nuevos amigos que pueden estar viviendo una
situación similar.

Trate de mantener alguna de las actividades
que siempre le han divertido: tejer, coser,
pasear, escribir, leer, escuchar música, etc

La risa, el amor y la alegría son fundamentales
para su bienestar y para su vida con el
enfermo. Procure buscar personas, cosas,
situaciones y actividades que le satisfagan.
Una persona serena irradia armonía, y si
además se ríe, relajará el ambiente. El enfermo
vivirá mejor con su alegría.

Deje un tiempo semanal para ud. Busque a un
familiar, o vecina, que cuide del enfermo unas
horas a la semana para que ud. pueda salir y
relajarse.

Haga todo lo que pueda para conservar su
propia salud. Vaya al médico periódicamente.

Descanse cada día lo suficiente. Si ud. enferma
las cosas se pondrán peor.
Para reflexionar………


¿Darse cuenta de que es necesario cambiar y que
necesitan cuidar mejor de sí mismos, "ponerse manos
a la obra" en el proceso de mejorar su calidad de vida.
Pararse a pensar "tomar conciencia" de la necesidad
de cuidarse más. Si los cuidadores no cuidan de sí
mismos, tendrán más posibilidades de enfermar o, al
menos, de ver disminuidas sus energías físicas y
mentales. Y, si esto ocurre, ¿quién cuidará de su
familiar en su lugar? o ¿cómo repercutirán esa
debilidad, ese agotamiento, esa falta de descanso en
el cuidado de su familiar?
Descargar

SINDROME DEL CUIDADOR presentación 1popular!