LOS DIEZ
MANDAMIENTOS
ÉXODO 20:1-17
por
Raúl Ruiz Ávila
Al estudiar la Biblia con cuidado,
encontraremos promesas, principios de
vida, poesías, historias, biografías,
ordenanzas, mandamientos, etc.
¿Conoces los Diez Mandamientos?
Los Diez Mandamientos han sido la base
para la elaboración de las leyes de las
naciones que promueven la justicia, el
desarrollo, el respeto, la libertad y la
paz
social.
Repasemos
los
10
Mandamientos.
Primeramente Dios se presenta a sí
mismo diciendo:
Y habló Dios todas estas palabras,
diciendo: Yo soy Jehová tu Dios, que
te saqué de la tierra de Egipto, de
casa de servidumbre. vv. 1-2
Cuando Dios se presentó a Moisés en
Éxodo 3:14 y lo llamó para liberar al
pueblo de la esclavitud, le dijo: YO
SOY EL QUE SOY.
Esto quiere decir que Dios no existe;
porque lo que existe tiene principio y
fin. Dios es eterno sin principio ni fin
porque DIOS ES. Con ello nos está
enfatizando su autoridad y poder
absolutos.
Es por eso que el primer mandamiento
dice:
I. No tendrás dioses ajenos delante
de mí. v. 3
Por su soberanía absoluta Dios
detesta la idolatría. El debe tener el
primer lugar en la vida de su pueblo.
De este primer mandamiento se
deriva el siguiente mandamiento:
II. No te harás imagen, ni ninguna
semejanza de lo que esté arriba en el
cielo, ni abajo en la tierra, ni en las
aguas debajo de la tierra. No te
inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque
yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso,
que visito la maldad de los padres sobre
los hijos hasta la tercera y cuarta
generación de los que me aborrecen, y
hago misericordia a millares, a los que
me aman y guardan mis mandamientos.
vv. 4-6
En nuestro México lindo y querido
vemos imágenes por todos lados;
terminales, hospitales, casas, etc., y
la gente les rinde culto, aunque dicen
que sólo las veneran.
¿Hay algo que en tu vida toma el
primer lugar en lugar de Dios?
¿Cuánto tiempo inviertes en comunión
con Dios diariamente?
III. No tomarás el nombre de Jehová tu
Dios en vano; porque no dará por inocente
Jehová al que tomare su nombre en vano. v. 7
El nombre de Dios no debe ser falsamente
invocado, porque su ser y su nombre son
inseparables. Se invoca falsamente el
nombre de Dios en la magia, astrología,
juramentos
falsos,
etc.
Cuando
un
matrimonio jura estar unido hasta que la
muerte los separe y se divorcia, está
jurando falsamente, está tomando en vano el
nombre de Dios.
IV. Acuérdate del día de reposo para
santificarlo. v. 8. De este mandamiento
se deriva lo siguiente:
Seis días trabajarás, y harás toda tu
obra; mas el séptimo día es reposo para
Jehová tu Dios; no hagas en él obra
alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu
siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu
extranjero que está dentro de tus
puertas.
Porque en seis días hizo Jehová los
cielos y la tierra, el mar, y todas las
cosas que en ellos hay, y reposó en el
séptimo día; por tanto, Jehová bendijo
el día de reposo y lo santificó. vv. 9-11
¿Dios se cansa? ¿Será que Dios se
cansó de hacer la creación? La verdad
es que Dios estaba pensando en
nosotros
que
nos
cansamos
y
necesitamos reposar. ¿Reposas y
santificas el día de reposo? ¿Cómo?
V. Honra a tu padre y a tu madre, para
que tus días se alarguen en la tierra
que Jehová tu Dios te da. v. 12
Al cuidar, obedecer, proveer para
nuestros padres, etc., trae bendición a
nuestras vidas porque Dios es fiel y
cumple sus promesas.
VI. No matarás. v. 13
Recordemos que Jesús no vino a abrogar la
ley sino a cumplirla con mayor profundidad.
Respecto a esta ley El dijo en Mateo 5:21-22
Oísteis que fue dicho a los antiguos: No
matarás; y cualquiera que matare será
culpable de juicio. Pero yo os digo que
cualquiera que se enoje contra su hermano,
será culpable de juicio; y cualquiera que diga:
Necio, a su hermano, será culpable ante el
concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo,
quedará expuesto al infierno de fuego.
Qué fácilmente ofendemos cuando nos
enojamos con alguien. ¿A cuántos has
matado con tus palabras?
VII. No cometerás adulterio. v.14
Respecto a esta ley Jesús dijo en
Mateo 5:27-28: Oísteis que fue dicho:
No cometerás adulterio. Pero yo os digo
que cualquiera que mira a una mujer
para codiciarla, ya adulteró con ella en
su corazón. Si somos honestos tenemos
que confesar éste pecado de impureza.
VIII. No hurtarás v. 15
El lado positivo de este mandamiento
es estar seguros de que todo lo que
poseemos fue adquirido a través de
medios legítimos. La Biblia nos
advierte de no robar a Dios en
Malaquías 3:10 ¿Has robado? ¿Estás
robando?
¿Robará el hombre a Dios? Pues
vosotros me habéis robado. Y dijisteis:
¿En qué te hemos robado? En vuestros
diezmos y ofrendas. Malditos sois con
maldición, porque vosotros, la nación
toda, me habéis robado. Traed todos
los diezmos al alfolí y haya alimento en
mi casa; y probadme ahora en esto, dice
Jehová de los ejércitos, si no os abriré
las ventanas de los cielos, y derramaré
sobre vosotros bendición hasta que
sobreabunde.
IX. No hablarás contra tu prójimo
falso testimonio. v. 16
Juan Wesley definió la murmuración
así: ¨Hablar bien o mal del prójimo en
su ausencia sin darle el derecho de
defenderse.¨ Este mandamiento nos
hace ser veraces y confiables.
X. No codiciarás la casa de tu
prójimo, no codiciarás la mujer de tu
prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni
su buey, ni su asno, ni cosa alguna de
tu prójimo. v. 17
La palabra codiciar significa deseo o
lujuria. No es desear algo equivocado,
sino querer obtenerlo a expensas de
otros o a causa de la envidia o los
celos.
¿Nuestra nación
Mandamientos?
vive
los
Diez
¿Cómo podemos cambiar la situación?
Empecemos con ese pedazo de nación
del
cual
somos
directamente
responsables: mi persona, mi familia,
mi vecindario.
¿Reconoces el poder y la soberanía de
Dios en tu vida?
¿Estás dentro del Reino de Dios y
sometido a El?
Dios te quiere bendecir en base a tu
obediencia a sus leyes.
Dios nos ha dado libertad para
escoger entre la bendición y la
maldición (Deuteronomio 28) ¿Cuál
escoges?
Descargar

ppp.LOS DIEZ MANDAMIENTOS