“Una fe que
transforma
nuestras vidas.”
Josué 2: 9-11
“Sé que Jehová os ha dado esta tierra, porque el
temor de vosotros ha caído sobre nosotros, y todos
los habitantes del país ya han temblado por vuestra
causa. Porque hemos oído que Jehová hizo secar las
aguas del Mar Rojo delante de vosotros cuando
salisteis de Egipto, y también lo que habéis hecho
con los dos reyes de los amorreos que estaban al
otro lado del Jordán, con sehon y Og, a los cuales
habéis destruido. Al oír estro ha desfallecido nuestro
corazón, y no ha quedado hombre alguno para
resistiros, porque Jehová, vuestro Dios, es Dios
arriba en los cielos y abajo en la tierra.”
Jos. 2:9-11
Matt. 1:5; Heb. 11:31; Jas. 2:25
“...porque Jehová, vuestro Dios, es
Dios arriba en los cielos y abajo en
la tierra.”
Dios es nuestro
Creador
Dios es
Todopoderoso
Dios es nuestro
Padre Celestial
Dios es nuestro
Sustentador
Verdades acerca de la fe:
• La manera en que vivo es un testimonio de lo
que creo de Dios.
• Sin fe es imposible agradar a Dios
• La obediencia demuestra fe
• La verdadera fe requiere acción.
• Ajustes y obediencia son el costo de una fe
genuina.
• La fe es nuestro escudo frente a los dardos del
enemigo.
¿Qué es la fe?
“La fe es la confianza en que lo que
Dios ha prometido o dicho, se
cumplirá.”
“Es pues, la fe la certeza de lo que se
espera, la convicción de lo que no se ve.”
Heb. 11:1
“La fe abre las puertas del
corazón de Dios.”
La fe de Rahab:
El hombre y la mujer
en este tiempo:
1.Pone su confianza en
las cosas pasajeras.
2.Elimina a Dios de su
vida.
3.Se cree el centro del
universo
Nuestra fe en Dios
• Nos ayuda a vivir una vida diferente
• Nos ayuda a vivir una vida fructífera
• Nos ayuda a conducirnos como
verdaderos creyentes.
• Fortalece nuestras vidas en medio de las
pruebas.
• Nos ayuda a obedecer la voluntad de Dios
14Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno decir que tiene
fe, si sus hechos no lo demuestran? ¿Podrá acaso
salvarlo esa fe? 15Supongamos que a un hermano o a
una hermana les falta la ropa y la comida necesarias
para el día; 16si uno de ustedes les dice: “Que les vaya
bien; abríguense y coman todo lo que quieran”, pero no
les da lo que su cuerpo necesita, ¿de qué les sirve?
17Así pasa con la fe: por sí sola, es decir, si no se
demuestra con hechos, es una cosa muerta.
18Uno podrá decir: “Tú tienes fe, y yo tengo hechos.
Muéstrame tu fe sin hechos; yo, en cambio, te mostraré
mi fe con mis hechos.” 19Tú crees que hay un solo Dios,
y en esto haces bien; pero los demonios también lo
creen, y tiemblan de miedo. 20No seas tonto, y reconoce
que si la fe que uno tiene no va acompañada de hechos,
es una fe inútil.
21Dios aceptó como justo a Abraham, nuestro
antepasado, por lo que él hizo cuando ofreció en
sacrificio a su hijo Isaac. 22Y puedes ver que, en el caso
de Abraham, su fe se demostró con hechos, y que por
sus hechos llegó a ser perfecta su fe. 23Así se cumplió
la Escritura que dice: “Abraham creyó a Dios, y por eso
Dios lo aceptó como justo.” Y Abraham fue llamado
amigo de Dios.
24Ya ven ustedes, pues, que Dios declara justo al
hombre también por sus hechos, y no solamente por su
fe. 25Lo mismo pasó con Rahab, la prostituta; Dios la
aceptó como justa por sus hechos, porque dio
alojamiento a los mensajeros y los ayudó a salir por
otro camino. 26En resumen: así como el cuerpo sin
espíritu está muerto, así también la fe está muerta si no
va acompañada de hechos.
Su fe en Dios
Descargar

Una fe que salva