FIDELIDAD Y
TESTIMONIO
Dijo Jesús:
«Si me amáis, guardaréis
mis mandamientos;
y yo pediré al Padre y os
dará otro Paráclito
para que esté con vosotros
para siempre.
Dentro de poco el mundo ya no me verá,
pero vosotros sí me veréis, porque yo vivo
y también vosotros viviréis.
El que tiene
mis mandamientos
y los guarda,
ése es el que me ama;
y el que me ame
será amado de mi Padre;
y yo le amaré
y me manifestaré a él».
(Jn 14,15-21)
Juan Pablo II dedicó la encíclica Evangelium Vitae
.
al valor de la vida humana.
En ella ponía de relieve la contradicción que podemos
descubrir entre la autonomía y la libertad personales.
Por un lado, los
individuos reivindican
para sí la autonomía
más completa.
Piden que el Estado no
asuma ni imponga
a las personas ninguna
concepción ética.
Que les deje total uso
de la libertad
con tal de respetar
la libertad ajena.
Por otro lado, se piensa que hay que prescindir de las propias
convicciones para seguir como único criterio moral
lo establecido por la ley.
Así, la persona abdica de su conciencia
y delega su responsabilidad en la ley civil. ( E.V. 69)
Las dos actitudes manifiestan una falta de formación ética.
Para el creyente,
revelan el rechazo a los mandamientos de Dios,
que son anteriores a las leyes del Estado.
El cristiano sabe que los mandamientos de Dios se han
revelado definitivamente en Jesús, en su estilo de vida.
El amor implica una comunión de vida.
Quien ama
procura ajustar sus deseos
a los de la persona amada.
Nuestra fe se traduce necesariamente en
amor, y nuestro amor se evidencia en el
cumplimiento de los mandamientos.
De lo contrario la fe se queda en ideas
desnudas y el amor en palabrería.
Y estas palabras
se dirigen también
a toda la Iglesia.
La comunidad cristiana no
puede acomodar el mensaje
de Jesús a sus gustos
e intereses.
Ni abandonarlo a instancias
de los gobernantes
o los creadores de opinión.
Señor Jesús, tú conoces nuestra fe.
Envíanos tu Espíritu para que nos haga mejores
creyentes. Y para que garantice nuestra fidelidad
a tus mandamientos, de modo que demos
testimonio de tu amor. Amén. Aleluya.
José Román Flecha Andrés
PALABRA DEL SEÑOR, Salamanca 2007
Presentación: Antonia Castro Panero
Música: Alleluia, Dies santificatus. Monjes de Silos
Descargar

Dijo Jesús: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos