DESARROLLO INTERVENCIÓN
Tras una semana de reflexión sobre el desarrollo de la cueva, habría que explicar las
nuevas intervenciones que hemos realizado en ella.
En la foto adjunta podemos recordar la situación inicial de la que partimos es la de la
semana anterior.
El tipo de árbol elegido para esta misión será el
“ciprés”. Con su forma alargada y densa será perfecto
para ayudarnos a conseguirlo.
En primer lugar, para establecer nuestros límites de la
parcela usaremos nuestros elementos colocados en
hileras de columnas, pero esta vez, en lugar de los
troncos de madera, usaremos algo más acorde con el
lugar en el que nos encontramos.
Para sustituir los troncos usaremos árboles.
Además, en la zona de elementos límite decrecientes
colocaremos arbustos en lugar de árboles por ser de
menor tamaño y cumplir su función sin ningún tipo de
problema y poder contemplar la Alhambra al otro lado.
Vista panorámica de la zona.
Exteriormente todo quedará como
muestra esta imagen.
Seguiríamos conservando nuestro árbol de hoja caduca en la puerta de la cueva y
la entrada en la hilera de cipreses como marco para las vistas que nos proporciona
nuestra parcela.
Escorada un poco con respecto a la puerta de la cueva para conseguir intimidad
como podemos apreciar en las siguiente serie de imágenes.
Estas son las vistas de
la Alhambra por el
lateral derecho.
Vista exterior en planta.
Otro de los puntos fuertes de nuestra intervención sería lo siguiente: en el techo de
nuestra casa cueva abriremos unos agujeros de diferentes tamaños y en una
disposición “semi-caótica” a simple vista con unos objetivos. En primer lugar nos
servirán de fuente de luz solar sin llegar a molestar a los habitantes. En segundo
lugar nos valdrán como respiraderos para no viciar el ambiente de un lugar tan
cerrado como el nuestro. Y por último tendrán el beneficio de crearnos un
agradable e interesante juego de luces en el interior de nuestro “habitat” que nos
hará más agradable la estancia en él.
Dotaremos también a nuestra casa de
una chimenea que quedará como
punto central interiormente. Nos
servirá para calentar cuando sea
necesario y como motivo estético
siempre.
Para el acceso al interior
prolongaremos el pasillo de entrada
con un motivo. No es otro que
conseguir más intimidad para no
poder ser visto desde el exterior
(imagen de la izquierda) y colocar
unas escaleras para bajar 75 cm la
cota para conseguir más altura en la
cueva y poder crear nuestras
aberturas en la parte superior.
Planta del interior donde se
muestran las escaleras de
entrada, las aberturas
superiores y la chimenea
central en un espacio
unitario.
PROYECTOS I - INTERVENCIÓN CASA-CUEVA EN SACROMONTE, GRANADA
Nombre: Francisco Martínez Andújar - Curso: 1º - Grupo: D – FORMATO 3
El efecto creador de espacios que procede de las hileras de árboles
depende mucho del tipo o la variedad del árbol. Una hilera de árboles,
dependiendo del tipo de ellos, puede aparentar ser una pared o una
hilera de columnas.
Nosotros vamos a intentar cumplir los dos objetivos, con una hilera de
árboles conseguir establecer un límite por el que poder ver sin ser
vistos con facilidad y que además permita el paso de la luz entre los
espacios.
Descargar

FMA_Formato_3