ARTE DE LA
PREHISTORIA
José Ramón Méndez.
I.E.S. Jorge Juan. San Fernando.
Curso 2011/2012
El Arte Prehistórico comprende
las manifestaciones plásticas
realizadas por el Homo Sapiens
Sapiens desde el final de la
Edad de Piedra hasta la Edad
de los Metales.
Tradicionalmente, este amplísimo
período de tiempo se ha dividido de
la siguiente forma:
 Paleolítico Superior (30.000 – 9.000
a.C.)
 Mesolítico (9.000 – 6.000 a.C.)
 Neolítico (6.000 – 3.000 a.C.)
 Metales (Cobre y Bronce). (IV – II
milenios a.C.)

Paleolítico Superior (30.000 – 9.000 a.C.),
donde surge una cultura de cazadores y
recolectores en el entorno glaciar;

Mesolítico (9.000 – 6.000 a.C.),
caracterizado por la aclimatación de las
comunidades de cazadores y recolectores al
aumento de las temperaturas posglaciares;

Neolítico (6.000 – 3.000 a.C.), cuando la
piedra pulimentada sustituye a la tallada, y
aparecen la agricultura y la ganadería;

Edad de los Metales, que arranca con la
invención de la metalurgia y su primera etapa
se corresponde con el empleo sucesivo del
cobre (3000-2000 a.C.) y del bronce (2000725 a.C.). La relación del ser humano con el
medio ambiente vuelve a cambiar y a la
revolución neolítica le sucede una revolución
urbana, donde la sociedad tribal,
básicamente igualitaria, se jerarquiza.
PINTURA RUPESTRE:
LAS PINTURAS DE LAS CUEVAS FRANCO-CANTÁBRICAS
LAS PINTURAS DE LOS ABRIGOS LEVANTINOS.
MEGALITISMO:
LA ARQUITECTURA MEGALÍTICA DE LA FACHADA
ATLÁNTICA
LA ARQUITECTURA CICLÓPEA DE LAS ISLAS BALEARES.
LA PINTURA RUPESTRE
FRANCO-CANTÁBRICA
Primer arte de la Humanidad.
Aparece durante el Paleolítico
Superior. (30.000 – 9.000 a.C.)
Denominada pintura francocantábrica porque su radio de
extensión abarca
fundamentalmente el sur de
Francia y la cornisa cantábrica
española, si bien existen otros
ejemplos fuera de este ámbito.
Coincide con un periodo glaciar.
Las nieves perpetuas, entre 700
y 1.000 metros más bajas que en
la época actual, hacían que, junto
con el clima, la flora y la fauna,
las condiciones ecológicas fuesen
muy diferentes de las que
vivimos en nuestros días.
Denominada rupestre o
parietal porque sé localiza
sobre la roca de los
interiores de las cuevas.
Entre los yacimientos
pictóricos más importantes
puede citarse el francés
de Lascaux y, muy
especialmente, las cuevas
de Altamira en Santander.
Existen también obras de arte
mueble, esculturas en hueso,
asta y piedra.
Por ejemplo:
 Venus
paleolíticas
bastones de mando,
plaquetas grabadas o
propulsores tallados.
 Instrumentos
dedos

pinceles de cerdas

espátulas

o proyectándolos al soplarlos con
la boca sobre la pared.

En ocasiones se servían de un buril de sílex
para contornear la figura, a modo de un
rudimentario esgrafiado.
COLORES
aglutinantes: grasa animal, resina o
sangre.
pigmentos: óxido de manganeso
(tonalidades negro-violáceas), óxido
de hierro (gama entre el rojo y el
ocre), carbón y sangre.
Este procedimiento graso resultó el ideal para
conseguir una adherencia perfecta sobre las
rocas, lo que unido a su mantenimiento en
constantes condiciones de humedad, han
permitido su conservación hasta nuestros
TEMA casi único: los grandes
animales a los que debía enfrentarse
en el ejercicio de la caza.
Bisontes y caballos constituyen las
figuras mayoritariamente pintadas,
apareciendo también jabalís,
venados, y muy esporádicamente,
algunas figuras humanas que parecen
ser hechiceros disfrazados con
pieles de animales.
PINTURA NATURALISTA
Tamaño natural y proporcionado
Policromía
Aprovechamiento de salientes con el
fin de aumentar la sensación de
volumen,
Degradación tonal, consistente en
producir cambios en la intensidad de los
colores para producir bulto, efecto
especialmente visible en los rojos-ocre en
su fusión con el negro carbón.
Representaciones en perfil absoluto,
“perspectiva torcida” (que exige
diferentes puntos de vista: dado, por
ejemplo, un bisonte de perfil, los cuernos
se presentan de frente), o, tres cuartos
(la que mayor naturalismo ofrece).
Los animales aparecen aislados.
La composición no existe, ya que los
animales han sido pintados
individualmente y, por consiguiente, no
componen una escena, ni son partícipes de
una misma acción.
De hecho, no existen referencias
espaciales, las figuras no se sitúan en un
paisaje real, sino como “flotando” en un
espacio vacío.
Interpretación. Dos teorías sobre el
significado y la finalidad de estas
obras:


Magia simpática o de atracción
La cueva como “santuario” de
fertilidad.
Magia simpática o de atracción: el
sistema depredador de subsistencia
obligaba a la humanidad a una
dependencia vital de sus presas. El
hecho de representar pictóricamente
un animal garantizaría su caza. De ahí
que se intentara realizar las figuras de
la forma más realista posible, porque se
pensaba que, cuanto más se pareciera al
natural, más posibilidades tendrían de
apresarlo.
También, ante el temor a la extinción
de las manadas de caza se dio una
magia de procreación, consistente en
la representación de animales
preñados, con el fin de estimular la
reproducción de su medio de
alimentación.
Otra creencia, similar pero en
sentido inverso, era la de no
representar animales dañinos
para los humanos, como el oso el
mamut o la serpiente.
Según esta interpretación, se comprende
la temática animalística y las
características antes comentadas de
estas pinturas.
Por otro lado, cada figura adopta una
postura distinta, de pie, comiendo,
durmiendo, etc. y, respecto de la visión
del espectador, no se encuentran todas
en el mismo plano, sino unas hacia arriba,
otras hacia abajo, de lado, etc.
Cada animal habría sido pintado en
una ceremonia individual, suponiendo
el conjunto una suma de pinturas
rituales yuxtapuestas.
Cueva como “santuario” de fertilidad.
Teoría según la cual, el caballo y el
bisonte (que aparecen siempre en muy
superior proporción y asociados en
todas las regiones de arte parietal) son
“signos” que encarnan dos conceptos
contrapuestos, que serían con toda
seguridad “lo masculino” y lo “femenino”.
Así, la disposición de las figuras en
una misma pared, que en un principio
podría parecer caótica, adquiere un
orden, y la caprichosa distribución
de las pinturas dentro del laberinto
de galerías y espacios más amplios
se transforma en una coherente
organización de la Cueva como
“santuario” de fertilidad.
Los misteriosos signos abstractos
que salpican las cuevas y se asocian
a menudo a las figuras animales se
dividirían igualmente en las
categorías de lo masculino (signos
finos y alargados con o sin
prolongaciones laterales) y lo
femenino (signos plenos, triángulos,
óvalos, rombos), entrando a formar
parte de las composiciones.
ALTAMIRA







TÍTULO: Pinturas de la cueva de Altamira
AUTOR: Homo Sapiens
CRONOLOGÍA: Entre el 13.570 y el 14.710
(según pruebas del carbono 14).
ESTILO: Rupestre
TÉCNICA: Pigmentos y tierras naturales
SOPORTE: Pared; 18 m. (largo) x 9 m.
(ancho). Figuras, entre 1,4 y 1,6 metros.
LOCALIZACIÓN. Santillana del Mar
(Cantabria)
Descargar

Pintura rupestre Franco-Cantábrica