El arte de la argumentación
como activo de las personas y
las organizaciones
Pablo da Silveira
[email protected]
Presentación personal
Pablo da Silveira
PhD en Filosofía (Lovaina, Bélgica)
Profesor-investigador en la Universidad
Católica del Uruguay
Responsable de las cátedras de Filosofía
Política y Teoría de la Argumentación
En el origen de esta charla…
Agenda
La importancia del lenguaje cotidiano
La persuasión como función del lenguaje
¿Qué es argumentar?
¿Qué es la Teoría de la Argumentación?
¿Qué podemos esperar de la Teoría de la
Argumentación?
Pregunta:
¿Cuál es la principal herramienta de la que
disponemos para:
comunicar nuestras decisiones estratégicas,
motivar y orientar a nuestros colaboradores,
enfrentar y resolver conflictos internos,
promocionar nuestros productos,
comunicarnos con nuestros clientes?
Respuesta:
Nuestra principal herramienta no es la
tecnología, ni los algoritmos, ni el dinero
sino…
EL LENGUAJE COTIDIANO
(el mismo que usamos para comunicarnos con
nuestros hijos y con nuestros vecinos)
Esto es así…
… y seguirá siendo así!
Lo demostró en 1931 el lógico-matemático
Kurt Gödel
(su teorema muestra que ningún sistema
formalizado de base axiomática puede ser al
mismo tiempo consistente y completo)
El lenguaje cotidiano…
Se construye con palabras que siguen reglas
sintácticas complejas
Se estructura en muchos niveles
(metalenguajes)
Hace un uso creativo de la ambigüedad
(metáforas, juegos de palabras, alusiones)
Se puede usar con fines diferentes (informar,
interrogar, dar órdenes, generar emociones,
persuadir)
Cuando nos servimos del lenguaje
para persuadir…
… nos embarcamos en un ejercicio intelectual
específico que llamamos
ARGUMENTACIÓN
Argumentación:
“Una argumentación es un encadenamiento de
proposiciones tendiente a producir o a
reforzar en el auditorio la adhesión a su
conclusión”
(Bernard Manin)
Cuando argumentamos…
… nos servimos del lenguaje cotidiano, no sólo
como medio de información o de
comunicación, sino como herramienta para
cambiar las ideas o las conductas de los
demás.
El problema:
Para argumentar nos seguimos del lenguaje
cotidiano. Por eso nos cuesta separarnos de
nuestras propias argumentaciones. Nos
cuesta verlas como “artefactos”, como
objetos que pueden ser analizados…
Pero la verdad es que…
Una ARGUMENTACIÓN es un objeto que puede
ser “puesto sobre la mesa” para ser examinado,
desmontado y vuelto a montar, como si fuera un
motor…
Hay mejores y peores argumentaciones, y hay
muchas maneras de construir una
argumentación…
Tenemos que aprender a separarnos de nuestras
argumentaciones y a trabar sobre ellas
Pero la verdad es que…
Una ARGUMENTACIÓN es un objeto que puede
ser “puesto sobre la mesa” para ser examinado,
desmontado y vuelto a montar, como si fuera un
motor…
Hay mejores y peores argumentaciones, y hay
muchas maneras de construir una
argumentación…
Tenemos que aprender a separarnos de nuestras
argumentaciones y a trabar sobre ellas
TEORÍA DE LA ARGUMENTACIÓN
Es la disciplina que se ocupa de darnos armas
para mejorar la calidad de nuestras
argumentaciones.
Nos ayuda a construir mejores argumentaciones y
a evaluar mejor las argumentaciones de los
demás.
Es una disciplina en plena expansión.
TEORÍA DE LA ARGUMENTACIÓN
Retoma dos disciplinas milenarias: la LÓGICA y
la RETÓRICA
La LÓGICA se ocupa del modo en que las
premisas se encadenan con las conclusiones.
La RETÓRICA se ocupa de la fuerza persuasiva de
nuestros argumentos (el impacto que tienen
nuestros argumentos sobre un auditorio).
Las dos perspectivas:
“Un argumento puede ser lógicamente correcto
aunque nadie lo reconozca como tal, o puede ser
incorrecto aunque todo el mundo lo acepte”
(A. Wesley)
La Teoría de la Argumentación…
Se interesa en la construcción de buenos
razonamientos y en la identificación de los
defectuosos, pero TAMBIÉN analiza las formas en
que nuestras palabras impactan sobre quienes
nos escuchan.
Nos invita a convertirnos en argumentadores
GENUINAMENTE EXITOSOS.
Una buena CULTURA DE LA
ARGUMENTACIÓN…
… ES UN ACTIVO DE LAS PERSONAS Y
DE LAS ORGANIZACIONES.
¿Qué podemos esperar de la Teoría
de la Argumentación?
Que nos ayude a cuidarnos de las trampas del lenguaje
cotidiano (ambigüedades, polisemia, deslizamientos de
sentido, etc.).
Que nos ayude a cuidarnos de las trampas lógicas
(falacias, sofismas, errores de inferencia, etc.).
Que nos ayude a cuidarnos de las trampas retóricas
(demagogia, manipulación emotiva, etc.).
Que nos ayude a construir argumentaciones más
sólidas, ordenadas y eficaces.
Un ejemplo de trampa del lenguaje:
-
Nuestra empresa está teniendo un gran año. Ya
facturamos un 30% más que el año pasado.
-
Nuestra empresa está teniendo un mal año. Las
utilidades son un 20% menos que a esta altura
del año anterior.
Un ejemplo de trampa lógica:
“En los bloques regionales, lo más eficiente es que se use
como lengua oficial el idioma hablado por la mayoría de los
habitantes. En tres de los cuatro países que son miembros
plenos del MERCOSUR se habla castellano. Entonces, la
lengua oficial del MERCOSUR debe ser el castellano.”
(Falacia de división)
Un ejemplo de trampa retórica:
-
Las “papeleras” que se están construyendo en Uruguay van
a contaminar el agua de un río compartido con Argentina.
-
¿Quiénes son los argentinos para decirlo? Ellos tienen
“papeleras” con tecnologías atrasadas, que contaminan
enormemente el Paraná, y tienen verdaderas catástrofes
ecológicas como el Riachuelo. La Argentina es el país más
contaminante de toda la cuenca del Plata.
Dos ejemplos de reglas para
ayudarnos a argumentar:
Regla 1:
“No debemos ocultar evidencia ni ignorar contraejemplos que pongan
en cuestión el punto de vista que afirmamos. No debemos hacerlo
ni siquiera en el caso de que nuestro interlocutor no haya
percibido la dificultad”
Regla 2:
“Atender a la forma de cada argumento, independizándola de su
contenido. Verificar que el argumento sea válido dejando entre
paréntesis la verdad o la falsedad de sus premisas o de su
conclusión”.
Una buena CULTURA DE LA
ARGUMENTACIÓN…
… ES UN ACTIVO DE LAS PERSONAS Y
DE LAS ORGANIZACIONES.
Una buena CULTURA DE LA
ARGUMENTACIÓN…
… ES UN ACTIVO DE LAS PERSONAS Y
DE LAS ORGANIZACIONES.
Argumentando mejor vamos a…
Enunciar mejor nuestras metas y objetivos
Motivar y orientar más eficazmente a nuestros
colaboradores
Prevenir y resolver mejor los conflictos internos
Vincularnos mejor con nuestros proveedores y
con nuestros clientes
Para terminar…
“A un caballero, en una discusión teológica o
literaria, le arrojaron en la cara un vaso de
vino. El agredido no se inmutó y dijo al
ofensor: ‘Esto, señor, es una digresión;
espero su argumento’”.
Jorge Luis Borges
Descargar

es un activo de las personas y de las organizaciones.