Las tentaciones en la vida del
cristiano
1
Estuvo cuarenta días y cuarenta
noches sin comer, y sintió hambre
El diablo se acerco entonces a Jesús para
ponerlo a prueba, y le dijo:
Si de veras eres el hijo de Dios, ordena
que estas piedras se conviertan en panes
No solo de pan vivirá el hombre, sino de
toda palabra que salga de los labios de
Dios. Mateo 4: 1-4
EL APETITO
2
El diablo lo subió a la parte mas
alta del templo
Si eres el hijo de Dios, tirate abajo; por
que la escritura dice que a sus ángeles
mandara para que te cuiden. Te
levantaran con sus manos para que no
tropieces con piedra alguna. La escritura
dice no tentaras al Señor tu Dios. Mateo 4: 5-7
LA PRESUNCION
3
Finalmente el diablo lo llevo a un
cerro muy alto
Mostrándole todos los países del mundo y
la grandeza de ellos, le dijo: Yo te daré
todo esto, si te arrodillas y me adoras
Vete, Satanás, por que la Escritura dice:
Adora al Señor tu Dios y sírvele solo a EL.
Mateo 4:8-11
EL AMOR AL MUNDO
4
Felices en medio de las pruebas
Feliz el hombre que soporta la
tentación; porque al superar la prueba,
recibirá la corona de la vida, que Dios
ha prometido a los que le aman.
Santiago 12:1
5
Tentado en todo pero sin pecado
No tenemos un sumo sacerdote que no
pueda compadecerse de nuestras
debilidades, sino uno que fue tentado en
todo según nuestra semejanza, pero sin
pecado.(Heb. 4: 15)
6
Primera tentación, el apetito
Hay pocos todavía que se han dado cuenta lo
suficiente como para comprender cómo sus
hábitos de alimentación tienen que ver con su
salud, su carácter, su utilidad en este mundo y
su destino eterno. El apetito siempre debiera
estar sometido... El cuerpo debiera ser siervo de
la mente, y no la mente del cuerpo.
7
Perderán la vida eterna por el
apetito
El gusto ha influido más que ninguna otra cosa
en la Perversión del entendimiento y en el
oscurecimiento del cielo espiritual. Satanás
nubla el intelecto de muchos mediante la
indulgencia en el apetito, y luego convierte a
esos intemperantes en objetos especiales de
tentación para alejarlos aún más del camino de
la obediencia y la santidad. Los que han
recibido talentos especiales perderá la vida
eterna a menos que vean la necesidad de
negarse a sí mismos diariamente...
8
Ni la mitad de la energía y
sabiduría
Muchos no tienen ni la mitad del vigor que
podría poseer, porque padecen de
enfermedades producidas por la complacencia
del apetito y de hábitos degradantes Cuánta
claridad de percepción podrían tener los jóvenes
si obedecieran estrictamente las leyes de la
salud, como Daniel y sus tres compañeros. ¡Qué
libertad del dolor gozarían, y con cuanto mayor
facilidad realizaran sus deberes! ¡Cuánto mayor
sería su fervor espiritual! !Y cuánto más bien
harían a otros, por precepto y ejemplo!...
9
Tírate, los ángeles te protegerán
Todos los seguidores de Cristo tienen que
hacer frente al mismo maligno enemigo
que asaltó a su Maestro. Con maravillosa
habilidad adapta sus tentaciones a sus
circunstancias, su temperamento, su
predisposición, sus fuertes pasiones.
Habrá poderosas tentaciones para
complacer los rasgos naturales del
carácter..
10
Pero tendrán tentaciones hasta el
mismo fin del tiempo
Si alguien dice algo con la intención de
provocarlos, recuerden que en ese
momento el silencio es elocuencia. No
respondan como para desquitarse. Es
mejor no decir nada que hablar
imprudentemente. Tendremos nuestras
batallas que pelear, aunque el carácter de
estas luchas podrá variar según nuestra
disposición y experiencia.
11
Los acosará con las mismas tentaciones
con que acosó a Cristo.
Sabemos que somos pecadores, que a
menudo nos equivocamos y que
frecuentemente somos vencidos en las
tentaciones, pero esto no debiera
conducirnos en nuestra gran necesidad a
apartamos del Único que puede
ayudarnos y salvarnos del poder de
Satanás. Desalentar y llevar a la
desesperación es la obra del enemigo.
12
Los miembros de la familia del Señor
deben ser prudentes y vigilantes
A menudo los sorprenden tentaciones
que les sobrevienen en forma tan
fascinante que no las reconocen como
engaños del malvado enemigo.
¿Cuál será la señal de tu regreso y del fin del mundo?
Enfrentaremos falsas doctrinas de todo
tipo, y a menos que sepamos lo que
Cristo ha dicho, y sigamos sus
instrucciones, seremos desviados
(Manuscrito 27, del 25 de julio de 1886) Mateo 24: 5, 11,24.
13
Cada ser humano debe rendir
cuentas (Manuscrito 43, 1900).
Cuando hay abundancia de ociosidad,
Satanás trabaja con sus tentaciones para
arruinar la vida y el carácter. Si no se
enseña a los jóvenes que realicen trabajo
útil, sean ricos o pobres, están en peligro;
porque Satanás encontrará empleo para
ellos según sus propias maquinaciones.
14
Todo esto te daré sin mi adoras
Al llegar a Egipto, José fue vendido a Potifar,
jefe de la guardia real, a cuyo servicio
permaneció durante diez años. Allí estuvo
expuesto a tentaciones extraordinarias.
Estaba en medio de la idolatría. La adoración
de dioses falsos estaba rodeada de toda la
pompa de la realeza, sostenida por la riqueza y
la cultura de la nación más altamente civilizada
de aquel entonces. No obstante, José
conservó su sencillez y fidelidad a Dios. Las
escenas y la seducción del vicio le circundaban
por todas partes, pero él permaneció como
quien no veía ni oía.
15
. No obstante, José conservó su sencillez y
fidelidad a Dios.
permaneció como quien no veía ni oía.
16
Mas preciosa que el oro
La prueba de vuestra fe, mucho más
preciosa que el oro, el cual perece, bien
que sea probado con fuego, sea hallada
en alabanza, gloria y honra, cuando
Jesucristo fuere manifestado" (1 Ped, 1: 7).
17
Un carácter que no ha sido
probado no es digno de confianza.
Debemos ser probados mediante la
tentación para aprender a buscar la
sabiduría de Dios, y a escapar al Refugio
en tiempo de angustia. Únicamente el
que busca la gracia de Dios podrá resistir
con éxito la tentación.
Dios nuestro. Tu nos has puesto a prueba.
!nos has purificado como a la plata! Salmo
66:10 !
18
Dios quiere que los jóvenes se
ayuden mutuamente.
Cada uno tiene pruebas que soportar,
tentaciones que afrontar. Mientras que
uno es fuerte tal vez en algunos puntos,
puede ser débil en otros, y tener graves
defectos que vencer. Dios dice a todos:
"Sobrellevad los unos las cargas de los
otros, y cumplid así la ley de Cristo" (Gál.
6: 2).
19
"Yo reprendo y castigo a todos los
que amo" (Apoc. 3: 19).
El Señor permite que nos sobrevengan
pruebas con el fin de que podamos ser
purificados de la mundanalidad, del
egoísmo, de la aspereza de carácter tan
diferente del de Cristo.
20
Sin la comunión con Dios nadie
puede salvarse
Sin la vida de Cristo en nosotros, no
podemos resistir los embates de la
tentación.
Nuestra seguridad eterna depende de
nuestra edificación sobre el fundamento
Seguro.
21
Yo te guardaré de las pruebas
Por cuanto has guardado la palabra de mi
paciencia, yo también te guardaré de la
hora de la prueba que ha de venir sobre el
mundo entero, para probar a los que
moran sobre la tierra. (Apoc. 3: 10).
22
Descargar

Las tentaciones en la vida del cristiano