¿Cuál es tu Goliat?
¿Cuál es tu Goliat?
Entonces David le dijo a Saúl:
¡Nadie tiene por qué desanimarse a causa de este
filisteo! Yo mismo iré a pelear contra él. ¡Cómo
vas a pelear tú solo contra este filisteo! replicó
Saúl. No eres más que un muchacho, mientras
que él ha sido un guerrero toda la vida.
(1ª. Samuel 17:32-33)
¿Cuál es tu Goliat?
Los problemas y obstáculos son parte de la vida. Siempre han estado y
estarán. No sabemos que hacer con ellos. Nos confunden, paralizan y
finalmente nos ahogan. Muchas veces cuando empiezan a surgir los
problemas, lo único que pensamos es, ¡tirar la toalla!
¿Porque nos ocurre esto? ¿Qué problemas enfrentamos ?
• Pensamientos negativos
• Sentimientos y complejos de inferioridad
• Palabras de condenación y culpabilidad
• Falta de perdón
Siempre hay un enemigo y un obstáculo que vencer, pero como
cristianos, Dios nos ha capacitado para hacerlo.
¿Cuál es tu Goliat?
El punto de partida: enfrentar al Goliat
Puede resultar muy obvio, pero es el punto de
partida. David vio que todos estaban angustiados,
preocupados, atemorizados, pero ninguno hacia
nada para resolver el problema. (versículo 32)
¿Que obstáculos hay en tu vida?
¿Seguirás sin hacer nada?
¿Cuál es tu Goliat?
¡No escuches los incrédulos!
La gente negativa tiene la virtud de contagiar a
otros. Así Saúl, trató de influir negativamente a
David. Siempre hay personas que tratan de
hacernos desistir el enfrentar los obstáculos.
Saúl veía a Goliat como un gigante invencible,
David veía a Goliat como un incircunciso
vulnerable. (versículos 33-34)
¿Que voz escuchas?
¿Cuál es tu Goliat?
¡Reconoce tu identidad y confianza en Dios!
David había enfrentado a fieras y sabía que Dios
iba con el. Esa misma fe ahora la usaba para
enfrentar a Goliat. Tu fe y confianza en Dios,
mueve su mano poderosa a tu favor.
David aprendió en la intimidad, que no hay
dificultad que no se pueda vencer. (versículos 34-37)
¡Declara tu confianza en Dios!
¿Cuál es tu Goliat?
¡En medio de Goliat y tu, está Dios!
David confió en Dios, sabía que lucharía por él,
conocía su identidad y lo declaró frente a Goliat.
¡Vengo en el nombre del Señor Todopoderoso!
¿Quien enfrentara tus obstáculos?
¿Cuál es tu determinación? (versículos 40-47)
¿Cuál es tu Goliat?
¿Cuál es tu Goliat?
¿Qué decides hoy?
¿Cuál es tu Goliat?
Descargar

¿Cuál es tu Goliat?