Los Gigantes en
Nuestra Vida
¿Quienes o Qué son los gigantes en tu vida?
¿Qué cosas causan miedo
o temor en tu corazón?

Morir

Hablar en público

Levantar finanzas




Llamar por teléfono
Desafiar a la gente
Explicar tu ministerio
Pedir contactos
1 de Samuel 17
Los Filisteos ocupaban una colina y los Israelitas la otra,
había un valle entre ellos.
Algunos asuntos de guerra se decidian mediante guerreros
escogidos que se encontraban en combate frente a ambos
ejércitos y cualquiera que ganara de los dos hacía que su
ejército ganara la guerra
1 Samuel 17:4 - 11
4 Salió entonces del campamento de los filisteos un paladín, el cual se llamaba
Goliat, de Gat, y tenía de altura seis codos y un palmo.
5 Y traía un casco de bronce en su cabeza, y llevaba una cota de malla; y era el
peso de la cota cinco mil siclos de bronce.
6 Sobre sus piernas traía grebas de bronce, y jabalina de bronce entre sus hombros.
7 El asta de su lanza era como un rodillo de telar, y tenía el hierro de su lanza
seiscientos siclos de hierro; e iba su escudero delante de él.
8 Y se paró y dio voces a los escuadrones de Israel, diciéndoles: ¿Para qué os
habéis puesto en orden de batalla? ¿No soy yo el filisteo, y vosotros los siervos
de Saúl? Escoged de entre vosotros un hombre que venga contra mí.
9 Si él pudiere pelear conmigo, y me venciere, nosotros seremos vuestros
siervos; y si yo pudiere más que él, y lo venciere, vosotros seréis nuestros
siervos y nos serviréis.
10 Y añadió el filisteo: Hoy yo he desafiado al campamento de Israel; dadme un
hombre que pelee conmigo.
11 Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.
1 Samuel 17:4-7
Goliat: Media alrededor de 3 metros (9 pies) de alto.
Su armadura pesaba 57 kg (125 lbs) y
la punta de su lanza pesaba 7kg (15 lbs).
Hoy el hombre vivo mas alto del mundo
Leonid Stadnyk
Mide 2.53 metros
Otro hombre muy alto Sun Ming Ming
Juega basketball en Monterrey, México y mide 2.36
metros.
David: ¿cuáles eran las credenciales de David?
Su profesión estaba en el fondo de la escala de profesiones –un
pastor de ovejas. Además era el más pequeño de ocho hijos.
Cuando cuidaba de sus ovejas se había enfrentado a un león y un
oso y los había matado.
¡Dios había estado preparando a David para este momento!
Dios había tomado a David –aún cuando era un muchacho- y lo
había preparado para ese día. El versículo 37 nos da una importante
pista de porque David tuvo victoria en su vida.
El puso su fe en Dios más que en las circunstancias.
David estuvo buscando la salvación que provenía de Dios.
Los preparativos de David
49 Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con
la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y
cayó sobre su rostro en tierra.
Nosotros debemos prepararnos para la batalla contra
los gigantes de nuestra vida
Proverbios 21:31 “El caballo se alista para
el día de la batalla; Mas Jehová es el
que da la victoria. “
David estaba “alistando su caballo” pero también sabía de donde venía la
victoria. En el versículo 47, David dice “porque la batalla es del Señor y Él
os entregará en nuestras manos”
David vence a Goliat,
el gigante filisteo
¿Qué fue lo que hizo la diferencia?
Toda la gente vio las mismas circunstancias –un gigante real
amenazándolos. Pero su enfoque fue diferente.
Los israelitas pusieron sus ojos en las circunstancias de manera que
respondieron con miedo.
David vio al mismo gigante pero sus ojos estaban fijos en el Señor.
Él tenía ojos de fe.
¡Necesitamos orar por ojos de fe!
Hebreos 12:2
“Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe”.
Podemos poner nuestra vista en las circunstancias, lo cual nos llevará
a tener miedo, o en Jesús, el cual nos guía a la fe.
¿En dónde estás poniendo tu mirada?
¿Tienes miedo de hacer llamadas telefónicas ?
¿ De pedir contactos o de sentirte rechazado por la gente?
En lugar de enfocarte en esas circunstancias, todos necesitamos
fijar nuestra vista en Jesús y pedirle que nos dé ojos de fe.
Como David lo dijo en el Salmo 34:4, “Busqué al Señor, y Él me
respondió, y me libró de todos mis temores”.
Busquemos al Señor y pidámosle que nos libre de todos nuestros
temores.
Reflexión
¿Cuáles son los gigantes en tu vida?
¿Cómo te ha estado preparando Dios para este
entrenamiento?
¿En dónde estás enfocando tu mirada? (en los
gigantes o en Dios)
Pasa un tiempo buscando al Señor y pidiéndole que te
dé “ojos de fe” como los de David
Descargar

David