Describiendo al
Goliat
(¿Cuál es tu Gigante?)
Describiendo al Goliat
Salió entonces del campamento de los filisteos un paladín, el cual se
llamaba Goliat, de Gat, y tenía de altura seis codos y un palmo. Y traía
un casco de bronce en su cabeza, y llevaba una cota de malla; y era el
peso de la cota cinco mil siclos de bronce. Sobre sus piernas traía
grebas de bronce, y jabalina de bronce entre sus hombros. El asta de
su lanza era como un rodillo de telar, y tenía el hierro de su lanza
seiscientos siclos de hierro; e iba su escudero delante de él. Y se paró
y dio voces a los escuadrones de Israel, diciéndoles: ¿Para qué os
habéis puesto en orden de batalla? ¿No soy yo el filisteo, y vosotros
los siervos de Saúl? Escoged de entre vosotros un hombre que venga
contra mí. Si él pudiere pelear conmigo, y me venciere, nosotros
seremos vuestros siervos; y si yo pudiere más que él, y lo venciere,
vosotros seréis nuestros siervos y nos serviréis.
(1ª. Samuel 17:4-9)
Describiendo al Goliat
Dios nos ha estado desafiando a vencer nuestros gigantes,
dejando de vivir abrumados y decidir enfrentar y vencer a
al gigante frente a nosotros.
Jeremías el profeta, vivió la misma situación de tener
goliats a su alrededor, pero su declaración y determinación
fue que Dios es mas grande, que el gigante que me rodea.
(Jeremías 20:10-12)
El gigante que se pone al frente nuestro,
características que nos permiten reconocerlo.
tiene
Describiendo al Goliat
Aparece en la escena, para intimidarnos con
su dimensión: (1ª. Samuel 17:4)
Goliat vino sin que nadie lo llamara, así nos
sucede a todos, los gigantes aparecen y se
presentan como superiores a todo lo que tu crees:
Dios
Tus convicciones
Tus posibilidades
Describiendo al Goliat
Se para frente a ti desafiante, para ver que
haces. (1ª. Samuel 17:8)
Goliat vino y se puso al frente de los ejércitos de
Israel.
Así los gigantes se paran frente a nosotros
desafiantes para quedarse allí y atemorizarnos y
hacernos creer que nunca se irán.
Describiendo al Goliat
Se declara con palabras desafiantes: (1ª.
Samuel 17:8-10)
Las palabras que escuchamos del gigante, puden
debilitar nuestra fe y nos empujan a la
incredulidad.
El resultado es.
Confusión, errores, desorden
Miedos, pánico, descontrol
Describiendo al Goliat
El secreto para vencer:
1.- Amar a Dios con todo el corazón (1ª. Samuel
17:26)
2.- No admitas la provocación (1ª. Samuel 17:26)
3.- Nunca desmaye tu corazón, no te rindas (1ª.
Samuel 17:32)
Descargar

Describiendo al Goliat