La DI de un individuo no es una entidad
fija e incambiable. Va siendo modificada
por el crecimiento y desarrollo biológico
del individuo y por la disponibilidad y
calidad de los apoyos que recibe, en una
interacción constante y permanente entre
el sujeto y su ambiente.
Actualmente, para determinar el nivel de DI de una
persona, se toman en cuenta una serie de criterios que
involucran varios aspectos personales, como lo son el
entorno familiar, laboral, escolar y la vida dentro de la
comunidad. Es decir, se observa principalmente el
comportamiento y las habilidades de cada individuo en
las diferentes áreas de su vida cotidiana, y de esta
manera se determina el tipo de apoyo que se le
brindará.
Una
discapacidad
caracterizada
por
limitaciones
significativas
en
el
funcionamiento
intelectual y la conducta
adaptativa tal como se
ha
manifestado
en
habilidades
prácticas
sociales y conceptuales.
Esta
discapacidad
comienza antes de los 18
años.
La DI, está relacionada con el contexto en
el que se desenvuelve el sujeto, lo cual,
abarca su aprendizaje, trabajo y desarrollo
social y cómo éste responde ante los
mismos, por lo tanto, las limitaciones que
presenta el sujeto, son relativas al medio
ambiente en el que interactúa.
• El diagnóstico:
determina
las
características
de una persona
para
ser
considerada
como
persona
con
discapacidad
intelectual.
1
2
•La clasificación y
la
descripción:
identifica
los
puntos fuertes y
débiles de cada
individuo en una
serie
de
dimensiones
o
áreas, para poder
establecer
las
necesidades de
apoyo.
• El
perfil
de
necesidades de
apoyo:
identifica
los
apoyos
necesarios para
mejorar
el
funcionamiento,
la intensidad de
estos
apoyos,
las
personas
que
han
de
prestarlos
en
las
distintas
áreas.
3
El procesamiento de la información
puede ser menos automático.
El aprendizaje es más lento.
Las personas necesitan más tiempo y
energía para interpretar y procesar
información.
Retienen mejor las imágenes que las
palabras.
Presentan dificultades para poner
atención.
Problemas en la percepción espaciotiempo.
Dificultades en el lenguaje.
Dificultades para identificar el estado
emocional de las demás personas.
Shea (1999)
Auto afirmaciones negativas.
Autoimagen disminuida.
Aislamiento.
Falta de motivación.
Necesidad de aceptación y aprobación
social.
Poca tolerancia.
Frustración.
La sobreprotección produce en ellos
sentimientos de miedo ante nuevas
experiencias.
1.
Las
capacidades
intelectuales: Su evaluación
debe
ser
realizada
por
personas
con
amplia
experiencia y cualificación,
que habrán de recabar en
ocasiones la colaboración de
diversos
especialistas.
Mediante
instrumentos
apropiados que estén bien
estandarizados, se medirá el
(CI) del individuo.
2.- La conducta adaptativa,
tanto en el campo intelectual
como en el ámbito social, o en
las habilidades de la vida
diaria.
3. La participación, las
interacciones
con
los
demás
y
los
papeles
sociales que la persona
desempeña.
4.- La Salud Física y
Mental de la persona.
5.- El contexto ; los ambientes
y la cultura: se trata de
contemplar las condiciones
interrelacionadas en las cuales
las
personas
viven
diariamente.
APOYOS
CARACTERÍSTICAS
.
Intermitente
Apoyo cuando sea necesario. Así, la persona
no siempre necesita el o los apoyos, o requiere
de apoyo de corta duración durante momentos
de transición en el ciclo vital.
Limitado
Apoyos intensivos caracterizados por su
consistencia temporal, por tiempo limitado
pero no intermitente. Pueden requerir un
menor número de profesionales y menos costo
que otros niveles de apoyo más intensivos.
Extenso
Apoyos caracterizados por una implicación
regular en al menos algunos entornos tales
como el hogar o el trabajo, y sin limitación
temporal.
Persistente
Apoyos caracterizados por su constancia,
elevada intensidad; proporcionada en distintos
entornos, con posibilidad de mantenerlo
durante toda la vida.
Uno de los más grandes retos de la educación especial es
lograr un óptimo desarrollo de las personas con
discapacidad intelectual, trabajando conjuntamente sobre
la integración social y de esta manera lograr que ellos
adquieran habilidades que les permitan desarrollarse con
y dentro de su entorno.
Una de las primeras estrategias que se recomiendan en la
intervención y tratamiento de las personas con DI, se
centran en el objetivo de comenzar el trabajo en edades
tempranas procurando facilitar al niño sensaciones,
movimientos y posturas normales, para que éste alcance
un desarrollo integral.
Durante los primeros meses de vida es importante
proporcionar al niño la oportunidad de que su inteligencia
y aptitudes sean mayores, puesto que, es en esta edad,
en donde las células cerebrales son más receptivas a los
estímulos dados.
Por ello se recomienda la estimulación de las siguientes áreas con el
fin de coadyuvar a un mejor desarrollo físico y mental; y con ello
propiciar el desarrollo de habilidades en las personas con DI:
Área
Motora
Gruesa: Esta área
fortalece todos los
músculos del cuerpo,
lo cual permite un
mejor movimiento
corporal.
Área Motora Fina:
Ésta área se enfoca al
movimiento de los
músculos pequeños
del niño, como son las
manos, dedos, ojos,
cara y lengua.
Área de Lenguaje: Área que se concentra en
el desarrollo de la comunicación en el sujeto,
subdividiéndose en los siguientes dos
aspectos.
Lenguaje Receptivo: Habilidad para
entender el significado de las palabras,
gestos y símbolos escritos.
Lenguaje Expresivo: Habilidad para
comunicarse de forma verbal, gestual y
escrita.
Área Cognitiva: A través
de ésta se fortalece el
razonamiento
y
la
capacidad de solucionar
problemas. Área que el
sujeto necesitará reforzar
continuamente a lo largo
de su ciclo vital.
Área
Social:
Capacidad
de
relacionarse con el
entorno que lo
rodea.
Área de Autoayuda: Esta
área comprende todas las
habilidades de autocuidado
en la persona, desde el
aprender a asearse, vestirse
y comer.
El trabajo es arduo, por ello se requiere de
un gran compromiso y apoyo por parte de
especialistas, educadores, pero sobre todo
de los padres de familia, ya que la
búsqueda de alternativas y la asistencia a
las diversas instituciones de atención
(médica,
psicológica
y
educativa)
dependerán en gran medida de su núcleo
familiar.
La
Confederación Mexicana de
Organizaciones en Favor de la Persona
con Discapacidad Intelectual, CONFE,
una red nacional formada por más de
160 asociaciones sin fines de lucro
que desde 1978 se dedica a que las
personas con discapacidad intelectual
y sus familias mejoren su calidad de
vida.
Detectar
oportunamente
indicadores o problemas
intelectuales
y
no
confundirlos con incapacidad
por parte del
alumno y
canalizarlos adecuadamente.
Grupos de Padres
Talleres de padres
Programas
de
entrenamiento a padres
Programas con la familia
extensa
El
Pedagogo
puede…..
Elaborar y desarrollar
programas de apoyo
social:
No
sobreproteger ni
abandonar
al
alumno.
Estimular la participación
en el aula, ya que mejora el
interés de los alumnos por
el aprendizaje y el autoconcepto de los mismos
Establecer actividades
de forma clara dentro
de el aula.
La discapacidad intelectual no puede ser
definida por un elemento único. Comprende un
conjunto de condiciones que la van conformando
hasta expresarse en un individuo determinado.
Algunas de estas condiciones son inherentes a la
persona, son sus puntos fuertes y sus puntos
débiles que es preciso descubrir para poder
intervenir
adecuadamente.
Pero otras son
inherentes a su entorno y a los recursos de que
dispone
o
deja
de
disponer.
La tarea primordial es la detección de las
limitaciones y capacidades en función de su edad y
de sus expectativas futuras, con el único fin de
proporcionar los apoyos necesarios en cada una de
las dimensiones o áreas en las que la vida de la
persona se expresa y se expone.
http://www.capi.com.mx/noticias15.html
http://feyamorfudla.galeon.com/aficiones
823761.html
http://www.confe.org/servicios/index.htm
?gclid=CMKRlryarKgCFcoRNAodjzMoHw
http://orientamur.murciadiversidad.org/g
estion/documentos/unidad12.pdf
Descargar

Diapositiva 1 - NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES: …