Taller de
rescate de la
Artesanía Pima
en Barro
Año 2004, Centro Artesanal de
El Kipor, Yécora
Hace muchos años...
Cuando los pimas
modelaban grandes ollas
de barro para guardar el
tesgüino, para cocer los
frijoles, para refrescar el
agua...
Hace muchos años ...
cuando los pimas aún
recordaban como
transformar el barro de la
Madre Tierra en útiles
para su hogar y sus
familias...
Hace tantos años....
BUSCANDO LAS FUENTES
Dice Maria Esther que ....
Doña Virgina, la madre de Lupe;
Doña Teresa, la de Tierra Panda,
y Doña Isabel, de los Alisos,
saben cómo hacer las ollas....
Habrá que preguntarles....
BUSCAR EL BARRO
Dice Isabel que ella sabe dónde hay
barro del bueno...
Que iremos a buscarlo en la luna
llena de abril...
Mientras guardamos en sacos
boñiga de vaca y corteza de
encino...
Para el fuego del horno...
MOLERLO
Lo dejamos secar casi un mes entero y
después, en los viejos metates para moler
maiz, ahí mismo, molimos el barro hasta
convertirlo casi en polvo.
MEZCLARLO
Isabel aconseja que lo
mezclemos con un
poco de arena para
darle más resistencia
a la mezcla.
En un guari colaremos
primero la arena para
que no lleve piedritas
AMASARLO
Doña Virginia no lo mezcla con arena,
simplemente echa un poco de agua
sobre el barro molido y lo amasa
dentro del mismo bote donde está
almacenado.
Después lo saca y lo deja reposar un
rato sobre el metate.
Existe la creencia que las mujeres
que de niñas jugaron con barro,
de mayores ya no pueden
amasarlo. Se les quiebra
AMASARLO
Isabel entra a la cocina del Centro
Artesanal y saca unos pequeños
platos bañados en ceniza
Esos pequeños platos servirán para
base de la nueva olla. La ceniza
impide que se pegue el barro.
MOLDEADO
En la palma de su mano, Isidra comienza a
trabajar una pequeña bola de barro.
Con sus dedos le va dando la forma.
También se hacen tiras de barro que se
van pegando,con los dedos, a la
pequeña base de barro que descansa
sobre el plato con ceniza.
MOLDEADO
Poco a poco la olla va creciendo.
Con los dedos y la palma de la
mano se van uniendo las tiras y
adelgazando las paredes.
La olla de Catalina va
creciendo, mientras Rosa
y Cruz apenas están
moliendo su barro...
Los niños, al fondo, se
entretienen jugando
TRABAJANDO EN EQUIPO
SECADO
¡¡¡ 23 ollas ¡¡¡¡¡ no está
mal para ser el primer
taller de rescate...
Teresa nos pide
ponerlas con cuidado
sobre una mesa y
dejarlas secar en un
lugar cálido, soleado y
sin viento. Un mal aire
puede agrietarlas...
El trabajo de este día ha
terminado. Las
dejaremos secar toda
la noche
PULIDO FINAL
Para la mañana siguiente casi están secas.
En el porche del Centro, Mariana pule, con
una fina piedra, la superficie de su olla.
Dentro, todas las mujeres hacemos lo mismo.
Teresa escoge las que todavía están un
poco húmedas y las coloca, boca abajo,
sobre la plancha de la estufa. Quiere estar
bien segura que están totalmente secas.
EL HORNO
El Chayo, casado con Ma. Esther, la
coordinadora del taller, excavó
un hoyo en el suelo, protegido
por adobes en tres de sus
frentes
Buscamos piedras blandas, de tamaño
mediano, para colocar en el piso
del horno. Deben estar separadas
entre sí para que sirvan de apoyo a
las vasijas
Los huecos servirán para que por
ellos penetre el fuego y cueza
totalmente la olla
HORNEADO
Teresa encarga a Cruz que
prenda el fuego. Después va
colocando , de medio lado,
las ollas apoyadas sobre las
piedras.
Poco a poco, las va
cubriendo con la boñiga de
vaca y las cortezas de encino
que se estaban secando en el
Centro.
VIGILANCIA DEL
FUEGO
Teresa no abandona la
vigilancia del fuego.
Según la tradición, sólo
puede prenderlo una
mujer nacida durante
los meses de marzo,
abril o mayo.
Por eso le encargó a Cruz
que lo iniciara
DOS HORAS DE ESPERA ...
Las llamas suben, aumenta la
ceniza y entre los huecos, vemos
enrojecerse las ollas
No nos queremos separar del
horno. Algún tronido de piedra nos
hace imaginar una olla quebrada...
La tensión va creciendo.
NACIMIENTO DE UNA OLLA
A las dos horas el fuego esta
apagado y entre las cenizas se
van asomando las ollas
Con la ayuda de un palo, Teresa las
sacando del fuego para dejarlas
enfriar
VASIJAS PARA COCINAR...
... PARA REFRESCAR EL AGUA, PARA
GUARDAR EL TESGÜINO...
PARTICIPANTES DEL PRIMER TALLER DE RESCATE DE LA
ALFARERIA PIMA
CENTRO ARTESANAL EL KIPOR, YECORA, SONORA
5 al 9 de mayo del año 2004
CENTRO ARTESANAL PIMA (O,OB)
KIPOR
Centro Artesanal Pima , O,OB construido por Lutisuc en el año 2003
Agradecimiento a:
Carumanda, España, por su generoso patrocinio
para la realización de este taller.
Diseño: Alejandra Salazar
Descargar

TRABAJANDO CON LOS PIMAS