MAQUINAS DEL PASADO
Presentado por:
GISELA HERRERA MUÑOZ
LORENA MUÑOZ PAZ
KATHERINE GOMEZ CADENA
TORNOS
TORNOS
• El torno es una de las máquinas herramientas más
antiguas; funciona haciendo girar rápidamente una pieza
contra un dispositivo de corte fijo.
• Es una máquina simple formada por dos ruedas o
cilindros concéntricos de distinto tamaño y que suele
transmitir la fuerza a la carga por medio de una cuerda
arrollada alrededor del cilindro mayor; en la mayoría de
las aplicaciones la rueda más pequeña es el eje. El
torno combina los efectos de la polea y la palanca al
permitir que la fuerza aplicada sobre la cuerda o cable
cambie de dirección y aumente o disminuya.
• Tal como ilustra el diagrama, las fuerzas sobre
las dos ruedas se equilibran cuando FR = fr. Las
combinaciones de tornos se emplean para
levantar pesos, por ejemplo en cabrias o
cabrestantes, y también como partes de
máquinas más complejas. Una aplicación
especial del principio del torno es el tren de
engranajes rectos de la maquinaria de un reloj.
MOLINOS
MOLINOS
• En Países Bajos se pueden encontrar más de 9.000
molinos de viento, muchos de ellos, construidos en el
siglo XIX. Han sido utilizados tanto para bombear agua
del subsuelo como para la producción de energía
eléctrica. El llano terreno holandés favorece que el
viento mueva los molinos, por no encontrar obstáculos.
• Los molinos movidos por el viento tienen un origen
remoto. En el siglo VII d.C. ya se utilizaban molinos
elementales en Persia (hoy, Irán) para el riego y para
moler el grano. En estos primeros molinos la rueda que
sujetaba las aspas era horizontal y estaba soportada
sobre un eje vertical. Estas máquinas no resultaban
demasiado eficaces, pero aún así se extendieron por
China y el Oriente Próximo.
• En Europa los primeros molinos aparecieron en el siglo
XII en Francia e Inglaterra y se distribuyeron por el
continente. Eran unas estructuras de madera, conocidas
como torres de molino, que se hacían girar a mano
alrededor de un poste central para levantar sus aspas al
viento.
• El molino de torre se desarrolló en Francia a lo largo del
siglo XIV. Consistía en una torre de piedra coronada por
una estructura rotativa de madera que soportaba el eje
del molino y la maquinaria superior del mismo.
• Estos primeros ejemplares tenían una serie de
características comunes. De la parte superior del molino
sobresalía un eje horizontal. De este eje partían de
cuatro a ocho aspas, con una longitud entre 3 y 9
metros. Las vigas de madera se cubrían con telas o
planchas de madera. La energía generada por el giro del
eje se transmitía, a través de un sistema de engranajes,
a la maquinaria del molino emplazada en la base de la
estructura.
MAQUINA DE COSER
MAQUINA DE COSER
• La primera máquina de coser fue patentada en 1790 por
el inventor británico Thomas Saint. La máquina de Saint,
que estaba diseñada para coser piel y tela, usaba un
único hilo y formaba una puntada en cadena. No se
usaba aguja sino una lezna para perforar el material que
se estaba cosiendo. Otro mecanismo colocaba el hilo a
través del agujero, tras lo cual una vara parecida a una
aguja con un punto hendido llevaba el hilo a través de la
parte inferior, donde un gancho recogía el hilo y lo
llevaba a la parte delantera para la siguiente puntada.
Cuando el ciclo se repetía se formaba un segundo bucle
con el primero en la parte inferior de la prenda, creando
así una cadena y el cierre de la puntada. Sin embargo,
la máquina de Saint nunca pasó del prototipo.
• La primera máquina práctica de coser fue la fabricada
en 1829 por el sastre francés Barthélemy Thimonnier.
Éste empleaba una aguja en forma de gancho que se
movía hacia abajo mediante un pedal y volvía a su
posición inicial mediante un muelle. Al igual que la
máquina de Saint, ésta producía una puntada en
cadena. Cuando Thimonnier instaló 80 de sus máquinas
en una empresa de confección, los sastres de París lo
llevaron a la quiebra y terminó por morir arruinado en
Inglaterra.
• La primera máquina de puntada cerrada fue creada por
el inventor estadounidense Walter Hunt hacia 1834. La
máquina, que empleaba al mismo tiempo una aguja con
un ojo en la punta y una lanzadera oscilante, no se
patentó en el momento de su invención, de forma que
cuando más tarde Hunt intentó obtener una patente, su
petición fue desatendida por motivos de abandono..
• Trabajando de forma independiente el inventor
estadounidense Elias Howe desarrolló una máquina que
contenía los mismos elementos básicos que la de Hunt y
la patentó en 1846. Otro inventor estadounidense, Isaac
Merrit Singer, patentó una máquina similar y Howe ganó
la demanda que interpuso contra él por usurpar su
patente. Singer, sin embargo, fue responsable de la
combinación de varias patentes en el campo de las
máquinas de coser y de sentar las bases para la
producción en serie de estas máquinas.
• Las primeras máquinas de coser de gran aceptación se
accionaban girando una manivela. Más tarde se
incorporaron un pedal y un dispositivo de manivela que
permitían al operario usar las dos manos para guiar el
material bajo la aguja. Las máquinas de coser modernas
están equipadas con motores eléctricos que se activan
con un interruptor accionado con el pie o la rodilla.
LA PRIMERA MAQUNA DE
WHELER Y WILSON
LA MAQUINA DE GROVER Y
BAKER
RELOJ DE SOL
RELOJ DE SOL
• El reloj de sol es un instrumento usado desde tiempos
muy remotos con el fin de medir el paso de las horas,
minutos y segundos (tiempo). En castellano se le
denomina también cuadrante solar. Emplea la sombra
arrojada por un gnomon o estilo sobre una superficie
con una escala para indicar la posición del Sol en el
movimiento diurno. Según la disposición del gnomon y
de la forma de la escala se puede medir diferentes tipos
de tiempo, siendo el más habitual el tiempo solar
aparente. La ciencia encargada de elaborar teorías y
reunir conocimiento sobre los relojes de sol se denomina
gnomónica.
RELOJ DE ARENA
RELOJ DE ARENA
• El reloj de arena es un instrumento mecánico que sirve
para medir de manera visual un determinado transcurso
de tiempo desde el momento que la arena inicia a fluir
del receptáculo o bulbo superior al inferior hasta que
termina de hacerlo, sin que haya que tener un reloj
electrónico o de pulso a la mano y solo requiere la
energía potencial de la gravedad en su funcionamiento.
• Dado que el periodo de tiempo que mide es fijo con
ligera variación, no sustituye al reloj de pulso para
conocer la hora actual, al reloj despertador que emite
una alarma a determinada hora para avisar ni al
cronómetro para medir el tiempo preciso transcurrido de
un suceso a otro.
HISTORIA Y APLICACIONES EN
LA ACTUALIDAD
• Aunque se cree que su uso es muy antiguo, no hay
evidencias precisas sobre su origen. La primera
evidencia concreta sobre la existencia de los relojes de
arena se puede encontrar en una pintura de Ambrogio
Lorenzetti que data del año 1328. Existieron en distintas
épocas de todos los tamaños y modelos e incluso se
construyeron algunos tan grandes que eran capaces de
medir un día entero. Algunos afirman que los romanos
los usaban durante la noche, o que también los pudo
haber inventado un monje francés para medir los
tiempos de meditación.
Descargar

MAQUINAS DEL PASADO