1.- Un precio inadecuado
Un precio inadecuado es por mucho el error mas
común que los propietarios hacen cuando ponen su
casa a la venta y no lo logran. Si ustedes
sobrevalúan el precio de su inmueble, se mantendrá
estático, y eventualmente se quemará. Esto
solamente ayudara a otros propietarios a vender
sus propiedades que compiten con la suya, mientras
los compradores ven y comparan para decidir la que
este a mejor precio. Al contrario si usted subvalúa
su bien inmueble, le estará regalando parte de su
patrimonio familiar. Recuerde el valor de los
inmuebles lo determina el mercado no los corredores
inmobiliarios, valuadores y vendedores. Pero sí los
precios que si han pagado los compradores.
2.- No dando fácil acceso
Accesibilidad es la clave para
poder lograr vender. Quisiéramos
que todas las citas fueran
programadas con mucha
anticipación. Pero no
necesariamente es así. Conforme
mas fácil puedan los asesores
mostrar su inmueble. Usted tendrá
mayor probabilidad de recibir mas
propuestas y lograr un mayor
precio. El día de hoy cuando un
cliente no puede conocer el
inmueble simplemente visita otras
y comprará en cualquier otro lado.
3.- Inadecuada limpieza y mantenimiento
En bienes raíces la primera
impresión es desgraciadamente la
mas importante porque no tiene una
segunda oportunidad de causar una
primera buena impresión. Es
impresionante la cantidad de
propiedades que no se venden por su
mala presentación, recamaras
tiradas, jardines desdeñados, cocinas
sucias, baños asquerosos, alfombras
manchadas o inclusive malos olores.
Es impresionante, lo que la limpieza
logra, sobretodo cuando las cosas
rechinan como si fueran nuevas.
4.- Fallas en las reparaciones
Los propietarios que si reparan su
inmueble a la hora de negociar
defenderán el precio. Llaves
goteando, manchas de pintura,
cerámica rota, focos pelones, falta
de contactos, se utilizaran en su
contra a la hora que le presenten
propuestas o contra-ofertas. Es
una realidad que estos pequeños
detalles son los que pueden ayudar
a decidir cual será el inmueble que
se adquirirá. Mientras unos
inmuebles si se venden otros duran
años en el mercado.
5.- Mostrar mal el inmueble
Su propiedad debe estar
recogida y limpia, son
solamente el comienzo.
Los pequeños grandes
detalles hacen la
diferencia, saber
perfectamente lo que se
debe hacer y decir
cuando los compradores
recorren el inmuebles es
crucial. Es tan peligroso
hablar de más, decir una
cosa por otra, como no
mencionar lo que al
comprador le interesa.
6.- Confiarse a sistemas tradicionales
Hoy en día no es suficiente
colgar un letrero, poner
banderitas y ponerlo en la
bolsa inmobiliaria. Se
requiere planear una
estrategia de mercado
especial especifica para el
tipo de inmueble que puedan
optimizar las probabilidades
de venta de su bien inmueble,
por aquel comprador especial.
para darle la mayor difusión
de los medios publicitarios
mas adecuados.
7.- Decidir vender en base a la emoción
Debe hacer conciencia que es
una operación de compra-venta
y no una decisión emocional.
Este enfoque no se le debe
perder, durante este proceso de
la operación. El comprador no
pagara premio alguno sin
recibir algún beneficio a
cambio que sea tangible. Sus
recuerdos, y momentos felices
se van conjuntamente con
ustedes el día de la mudanza.
Están comprando el bien para
solucionar sus necesidades.
8.- Compradores mal precalificados
Un comprador que no puede
comprar su inmueble no es un
comprador para su propiedad
para nada. Suena simple pero
miles de horas se desperdician
todos los días por negociar
propiedades a este tipo de
prospectos. Los compradores
deben ser precalificados en
cuanto a: necesidades,
intereses y finanzas antes de
ver las propiedades.
9.- No entender el mercado
El único que determina el valor inmobiliario es
el mercado. Lo que los compradores están
dispuestos a pagar por propiedades comparables
en el mercado de esa zona. Estos valores pueden
cambiar por factores como son la oferta y la
demanda como cualquier tipo de producto.
Hay compradores buscando y comparando los
valores de los bienes inmuebles. Es sumamente
difícil que un cliente decidido a comprar pague
mas que un precio justo vigente de mercado. No
existe persona, agente o empresa inmobiliaria
que tenga control sobre el mercado.
10.- Contratar al asesor equivocado
La gran mayoría de los
bienes inmuebles que se
venden hoy en día es a
través de los profesionales
inmobiliarios, más no
todos los agentes son
iguales. La experiencia, el
conocimiento, estrategia
de mercado y especialidad,
impactan definitivamente
el resultado final. Escoger
al asesor inmobiliario hará
la diferencia del mundo.
Lo más caro es no asesorarse
La UNIÓN que da PRESTIGIO
Descargar

10 errores de los Propietarios