“O COUREL”
Cuando terminé el bachillerato superior hice
Magisterio por libre en dos años ;aprobé las
primeras oposiciones y con veinte años recién
cumplidos empecé a ejercer mi profesión en contra
de la opinión de mis padres que querían me
matriculase en la Universidad.
MERCEDES
• Cuando se publicó
la adjudicación de
escuelas y, por
razón de un error
mío al solicitar en el
concurso ,me vi
destinada forzosa
“o Carballal do
Courel”,creí que
estaba siendo
víctima de una
broma pesada.
A mediados de Septiembre subía desde
Folgoso a lomos de un caballo hacia la aldea ,
escoltada por dos vecinos y un burro que
cargaba las maletas. Eran once Kms monte
arriba bordeando precipicios al fondo de los
cuales corría y corre el río Lor.
.
• Esa primera vez me
acompañaba mi madre ,
el caballo lo
compartíamos por
turnos, ella quería
saber el lugar en donde
dejaba a su hija.
• “O Carballal” está
situado en las faldas
del Piapáxaro,(pico más
alto de la sierra),una
vez instalada, mi madre
regresó a Vigo y yo me
quedé ejerciendo en
una escuela en la que
hacía ocho años no
paraba ninguna
maestra.
• No explicaré la
forma en que mis
antecesoras se las
ingeniaron para
“escaquearse”
porque no es tema
de esta historia.
• Las primeras
semanas fueron
muy duras; pero
logré hacerme con
la situación
integrándome en la
vida de la aldea y de
sus vecinos.
Todo el pueblo se volcó para,
pese a las dificultades,
hacerme la vida lo más
cómoda posible. Guardo un
recuerdo entrañable de todos
los vecinos, de los niños; que
encendían antes de la hora
de clase la estufa para que yo
encontrase la escuela
caliente, e incluso del Chispa,
el perro palleiro de la casa
donde vivía, que cuando no
iba con el rebaño no se
apartaba un instante de mí;
(aparece en la fotografía ).
Fui un poco de todo: maestra, medio cura, (preparando a
los niños para la Primera Comunión, rezando el rosario
cuando alguien moría…etc. La parroquia quedaba a
cuatro Kms.), enseñé a las jóvenes a bordar á ponerse
guapas cuando iban a alguna fiesta de los
alrededores…en fin un cúmulo de cosas que me hicieron
sentir útil y llenaron mis hora no lectivas, teniendo en
cuenta que de allí sólo salía en vacaciones.
No olvidaré la decepción
que sintió la gente al saber
que, acabado el curso no
volvería; aún así cuando me
despedí me llenaron de
regalos,(quesos, huevos,
miel…etc.).
De todos mis destinos
guardo buen recuerdo, pero
éste ,por ser el más difícil y
en él que con mis veintiún
años , tuve que armarme de
ánimo para que mi estancia
no fuese un tormento sino
una experiencia positiva,
ocupa un lugar preferente
en mi corazón.
Según he leído, a día de hoy, hay luz
eléctrica, teléfono y pistas forestales.
La enseñanza está concentrada en el
Grupo escolar de Folgoso, pero la
aldea está quedando deshabitada.
Descargar

PROFESIÓN con mayúsculas 2