www.flo-cert.net
Lic. Byron Osejo
Economista
Celular: 8953-3218
[email protected]
Jean Clavreul, estudiante de biología de la Universidad Católica de la Nueva
Lovaina, Bélgica, visita con frecuencia una tienda particular en el interior de la
universidad. Se trata de Make Trade Fair, una de muchas tiendas solidarias de
Oxfam Internacional. Allí se comercializa café, té, miel, chocolates, flores,
artesanías, vestuarios entre otros productos, todos provenientes de países en
desarrollo. Esta vez Jean anda en busca de café.
Al otro lado del mundo, a más de 9,000 kilómetros de Lovaina, Mariano
Centeno, productor de café orgánico de Jinotega, acelera la revisión de su
pequeña finca porque en cualquier momento una delegación de inspectores
llegará a hacerle una visita con el objetivo de aprobar la renovación de la
certificación, que le hará meritorio para vender su café bajo el sello Fairtrade
(Mercado justo).
Es muy improbable que Jean y don Mariano se lleguen a conocer, pero algo
comparten en común: satisfacción. Por su lado, Jean está seguro que el alto
precio que paga por el café de calidad que consume contribuye a mejorar las
condiciones de vida de muchas personas; pues de otra forma el diferencial lo
acapararía algún intermediario capitalista en el mercado.
Por su parte, don Mariano se siente recompensado al recibir un mejor pago por
su café, cuyo precio se mantiene por encima del precio internacional, con la
condición de cumplir con determinados programas sociales y mantener los
estándares de calidad. Todo esto es posible gracias al comercio justo.

¿EN QUE CONSISTE EL COMERCIO JUSTO?
El comercio justo (Fairtrade) es una iniciativa para crear canales comerciales
innovadores, dentro de los cuales la relación entre las partes (productores,
instituciones solidarias y consumidores) se orienta al logro del desarrollo
sostenible económico, social y ambiental de la oferta (productores), respetando
la idiosincrasia de los pueblos y los derechos humanos básicos.
De esta manera los objetivos del comercio se resumen en seis puntos:
1) Garantizar para los trabajadores o trabajadoras un salario justo;
2) Mejorar las condiciones de seguridad e higiene del lugar de trabajo;
3) Fomentar la igualdad de oportunidades para las mujeres;
4) Proteger los derechos de los niños;
5) Salvaguardar las minorías étnicas;
6) Preservar el medio ambiente.
La red más representativa a nivel global sobre comercio justo lo constituyen las
organizaciones internacionales de etiquetado (sello) de comercio justo (FLO,
por sus siglas en ingles), como Max Havelaar, TransFair y Fairtrade
Foundation, entre otras, que de forma activa apoyan a los productores de
países en desarrollo, difunden el comercio justo y; emprenden campañas para
cambiar las reglas y prácticas del comercio convencional a nivel internacional.

Proceso de certificación
Este proceso lo realiza la Unidad Autónoma, FLO-Cert Ltd, organismo
responsable de esta gestión, que tiene como objetivo promover y mejorar las
condiciones socioeconómicas de los productores, mediante la oferta de
productos certificados con los Estándares ISO para Organismos de
Certificación (ISO 65). FLO-Cert financia sus actividades gracias a los
importantes aportes que realizan las Iniciativas Nacionales, y además, en
parte, a través de una cuota de certificación que pagan las organizaciones de
productores y los comerciantes. (Mostrar formato de solicitud de certificación)
Según FLO (2004), para empezar el proceso de certificación el productor debe
definir, según los criterios de FLO Internacional, qué tipo de organización
jurídica posee (asociaciones, cooperativas, empresas, contratistas, entre otras)
tomando en cuenta las siguientes variables:
1. Número de miembros o trabajadores existentes en la organización y cómo
participan en los procesos de toma de decisiones.
2. Posición en el mercado de sus productos: en caso de exportar, definir a
dónde y cómo.
3. Tipo/variedad del producto, cantidad y calidad disponible para la
exportación.
4. Certificación orgánica: si la producción, o parte de ella está certificada por un
organismo certificador de producción orgánica.
Tras la confrontación de dichos criterios, el paso siguiente es dirigirse por
correo electrónico a FLO-Cert ([email protected]), indicando el interés
por certificar los productos e informando las características de la organización
y productos, según las variables mencionadas. Si FLO considera que hay
potencial en el mercado del Comercio Justo para el producto de la
organización, enviará un cuestionario estándar y si la evaluación resulta
positiva, llevará a cabo una primera visita de inspección.
La inspección incluye la supervisión de documentos, entrevistas con directivos
y miembros, así como con trabajadores, y la realiza un Inspector de FLO,
quien, con la información que recoge de estas actividades, verifica y evalúa el
cumplimiento de la información diligenciada en el registro de productores.
El informe de dicha inspección será tratado por el Comité de Certificación
independiente, el cual también tomará la decisión de certificar o no a la
organización; si el resultado es positivo, la certificación se formalizará con la
firma del contrato entre la organización productora y FLO International. En
dicho contrato se explicarán los derechos y obligaciones de ambas partes.
FLO informará por escrito, a la organización productora, de la decisión de
certificación. La certificación es válida por un cierto período de tiempo
(renovable). (SOLICITU-AUDITORIA-EVALUACION-CERTIFICACION), en
dependencia de los productos a certificar se solicitan las hojas
especificas para cada uno de ellos.
Los costos DE CERTIFICACION dependen del tamaño de la organización. Para
organizaciones de productores de primer grado, las cuotas de FLO-CERT se
consideran cuotas fijas que incluyen, a menos que se indique lo contrario en la
factura, todos los costos relacionados con el servicio de certificación y los gastos de
viaje de las inspecciones en el terreno.
A las organizaciones de primer grado de pequeños productores que soliciten la
Certificación Fairtrade (en su primer año) se les cobra una cuota fija de € 250 por el
servicio de solicitud. La cuota básica inicial depende a su vez del número de
miembros, oscilando entre € 1,400 y € 3,400. Para organizaciones de segundo o
tercer grado, los costos son mayores.
Para formar parte de la iniciativa de comercio justo Fairtrade, se debe cumplir con
criterios muy definidos (Mostrar criterios Públicos)
Casos de éxito en comercio justo en Nicaragua:
1- Nicaraocoop R.L
2- Del campo R.L
3- Fincas cafetaleras de Zona Norte.
Descargar

Diapositiva 1