EL “ALUMNADO AYUDANTE”
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
¿Por qué surge esta figura?
 Intenta dar respuesta a necesidades que aparecen en la
práctica diaria: atención a la diversidad, gestión de los
conflictos, mejora del clima de convivencia en las aulas y en
los Centros, mejora del aprendizaje, educación en valores,
presentación de modelos de conducta positivos…
 Es la puesta en marcha de un “sistema de ayuda entre
iguales” que aprovecha un gran recurso humano: el propio
alumnado. Pretende mejorar el clima del Centro, el
desarrollo personal y social de los/as ayudantes y de los/as
que reciben ayuda, creando mayor disponibilidad para el
aprendizaje.
 Ante la diversidad de alumnado en nuestras aulas (con
retraso en el aprendizaje, con riesgo de abandono,
diferente situación socioeconómica, diferentes culturas y
etnias, diferentes necesidades educativas), el alumnado
ayudante pretende ser un buen recurso para mejorar la
atención a la diversidad y mejorar el aprendizaje.
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
¿Qué objetivos tiene el programa del
alumnado ayudante?
• Fomentar la colaboración, el conocimiento y búsqueda de
soluciones en problemas interpersonales en el ámbito escolar.
• Reducir los casos de acoso entre alumnos o alumnas.
• Disminuir la conflictividad y, con ello, la aplicación de medidas
sancionadoras.
• Mejorar la seguridad de todos los miembros de la comunidad
educativa.
• Favorecer la participación directa del alumnado en la resolución de
conflictos de la escuela.
• Crear canales de comunicación y de conocimiento mutuo entre
educadores y educadoras y alumnado, mejorando la autoestima de
todos los y las participantes en el programa.
• Establecer una organización escolar específica para tratar las
formas violentas de afrontar los conflictos.
• Incrementar los valores de ciudadanía a través de la
responsabilidad compartida y la implicación en la mejora del clima
afectivo de la comunidad.
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
Funciones del “alumnado ayudante”
Ayuda a sus compañeros y compañeras cuando alguien les
molesta o cuando necesitan que los escuchen. No les aconseja,
sino que les escucha.
 Lidera actividades de grupo en el recreo o en clase.
 Puede ayudar a otro compañero o compañera cuando tenga
alguna dificultad con el profesorado, mediando para la
resolución del conflicto.
 Puede ayudar a otros compañeros y compañeras en la
organización de grupos de apoyo en tareas académicas, o como
ayudante en alguna materia que se le de bien.
 Ayuda al alumnado en situaciones de decaimiento por algún
problema personal, prestándoles atención y escuchándoles
positivamente.
 Acoge a los recién llegados al Centro y actúa como
acompañante.
 Facilita una mejora de la convivencia en el grupo.
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
Condiciones para la puesta en marcha de un
programa de “alumnado ayudante”
Para llevar a cabo esta medida educativa es necesario:
 Haber sido incluida en el Plan de Convivencia del Centro.
 Ser aprobada por el Consejo Escolar.
Además, deben darse las siguientes condiciones:
 Nombramiento de una persona responsable del proyecto.
 Creación de un equipo de profesoras y profesores que se impliquen
en el programa e impulsen su inclusión en la vida cotidiana del Centro.
 Presentación del proyecto a las familias.
Implicación y participación de suficiente alumnado.
 Introducción de un espacio horario para poder realizar el programa
de formación inicial y para reuniones posteriores.
 Habilitación de un espacio para poder reunirse con periodicidad.
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
En el Plan de Convivencia deben quedar
recogidos:
 Los objetivos del programa.
 Las personas responsables del mismo.
 Cualidades y perfiles del alumnado ayudante.
 Perfil del alumnado al que iría dirigida esta
medida.
 Las actividades a realizar.
 Los tiempos y espacios dedicados a la
realización de tales actividades.
 Los mecanismos de seguimiento y evaluación.
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
Propuestas de actuación
La puesta en marcha de esta intervención educativa requiere de tres
tiempos de implantación diferentes:
1
TOMA DE CONCIENCIA,
DEBATE, DIFUSIÓN
Y APROBACIÓN
2
DESARROLLO DEL
PROGRAMA:
SELECCIÓN, FORMACIÓN
Y ORGANIZACIÓN
3
MANTENIMIENTO,
SUPERVISIÓN, EXPANSIÓN
DE LA EXPERIENCIA
Y EVALUACIÓN
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
1
TOMA DE CONCIENCIA,
DEBATE, DIFUSIÓN
Y APROBACIÓN
 Estudiar la oportunidad y conveniencia de llevar a cabo el
programa.
 Detectar el profesorado que quiera comprometerse e
implicarse con él.
 Contar con la aprobación y el apoyo del claustro.
 Darlo a conocer a los distintos miembros y sectores de la
comunidad educativa.
 Someterlo a la aprobación del Consejo Escolar.
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
2
DESARROLLO DEL
PROGRAMA:
SELECCIÓN, FORMACIÓN
Y ORGANIZACIÓN
SELECCIÓN
• La harán los propios
compañeros y compañeras,
después de trabajar en
clase esta figura, y de
establecer el perfil que
debe reunir el “alumnado
ayudante”.
• El equipo de profesorado.
• Los tutores y tutoras.
• Evitar prejuicios en la
elección.
FORMACIÓN
• Dirigida al desarrollo
de habilidades sociales
básicas para la escucha
activa y la resolución de
conflictos.
• Aprendizaje de estrategias encaminadas a la
consolidación y cohesión
del grupo de “alumnado
ayudante”.
ORGANIZACIÓN
• Informar a las familias
y contar con su aprobación para que sus hijos e
hijas puedan ser A.A.
• Crear un equipo de profesorado de apoyo al
alumnado ayudante, encargado de organizar y
temporalizar las actividades, las medidas…
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
3
MANTENIMIENTO,
SUPERVISIÓN, EXPANSIÓN
DE LA EXPERIENCIA
Y EVALUACIÓN
 Necesidad de contar con tiempos y espacios para reunirse
profesorado y alumnado participante en el programa.
 Participación en otras reuniones: junta de delegados y delegadas
del alumnado, Equipo de Mediación del Centro, Asamblea de
alumnos y alumnas, etc.
 Facilitar las reuniones conjuntas del “alumnado ayudante” del
Centro procurando hacer coincidir en esa misma hora las tutorías.
 Crear mecanismos de revisión y evaluación de las experiencias
que se vayan realizando para detectar lo corregible y lo
mejorable.
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
Tres ideas que padres y madres,
profesorado y alumnado deben tener claras
1.
2.
3.
El “alumnado ayudante” no es “policía”. Su misión
no es vigilar el cumplimiento de las normas ni
ejercer una labor sancionadora.
El “alumnado ayudante” no es un “chivato o
chivata”. No son personas que observan
cualquier incumplimiento o problema y van a
contárselo al profesorado.
El “alumnado ayudante” no es un “amigo o amiga”.
No hace suyos los problemas que los demás le
cuentan ni toma partido por alguien a la hora de
mediar en un conflicto.
EL “ALUMNADO AYUDANTE”
Descargar

Diapositiva 1