Las relaciones interactivas en clase:
El papel del profesorado y del
alumnado
• Las relaciones que allí se
establecen definen los
diferentes papeles del
profesorado y al
alumnado pues las
actividades son el medio
para movilizar el
entramado de
comunicaciones que se
pueden establecer en
clase.
• El profesor o los
profesores ostentan el
saber y su función
consiste en informar y
facilitar a chicos y
chicas situaciones
múltiples y diversas de
obtención de
conocimientos. El
alumno, a su vez, debe
interiorizar el
conocimiento tal como
se le presenta.
• La interacción directa
entre alumnos y
profesores tiene que
facilitar , el seguimiento
de los procesos que van
realizando los alumnos
y alumnas en el aula.
• Promover la actividad
mental autoestructurante,
posibilita el
establecimiento de
relaciones. La
generalización, la
descontextualización y la
actuación autónoma,
supone que el alumno
entiende lo que hace y por
qué lo hace, y tiene
consciencia, al nivel que
sea, del proceso que está
siguiendo.
• Para conseguir que los
alumnos estén interesados
es preciso que los
objetivos de saber,
realizar, informarse y
profundizar sean una
consecuencia de los
intereses detectados; que
ellos puedan saber
siempre qué se pretende
en la actividades que
realizan; y que sientan
que lo que hacen satisface
alguna necesidad.
• Para que el alumnado
encuentre sentido al
trabajo que ha de
realizar es necesario que
conozca previamente
qué actividades debe
llevar a cabo, no sólo
cómo son, sino también
por qué motivo se han
seleccionado ésas y no
otras
• Será preciso provocar
desafíos y retos que
cuestionen los
conocimientos previos y
posibiliten las
modificaciones
necesarias en la
dirección deseada según
los objetivos educativos
establecidos
• La elaboración del
conocimiento exige la
implicación personal, el
tiempo y el esfuerzo del
alumnado, así como
ayuda experta,
estímulos y afecto por
parte del profesorado y
de los otros
compañeros.
• La red comunicativa
será más o menos rica
según las posibilidades
que vehiculen las
diferentes secuencias
didácticas y las que se
desprenden del tipo de
estructuración grupal y
del papel que se otorga
a los diversos miembros
del grupo.
• Los principios de la
concepción constructivista
de la enseñanza y el
aprendizaje escolar
proporcionan unos
parámetros que permiten
guiar la acción didáctica y
que, de manera específica,
ayudan a dibujar las
características de las
interacciones educativas
que estructuran la vida de
una clase.
• En gran parte poder trabajar
desde este marco implica
una actitud constructivista basada en el conocimiento y
la reflexión-, que contribuye
a que nuestras
intervenciones, tal vez de
forma en gran parte
intuitiva, se ajusten a las
necesidades de los alumnos
que tenemos delante, nos
lleven a animarlos, a ver sus
aspectos positivos, a
valorarlos según su esfuerzo
y a actuar como el apoyo
que necesitan para seguir
adelante.
Descargar

Las relaciones interactivas