Escuelas Católicas de Andalucía
Marisa Moresco [email protected]
Granada 11 mayo 2013
1
Introducción
 ¿Cómo definir la interioridad? ¿De
qué hablamos cuando hablamos de
interioridad?
 La inteligencia espiritual como
camino para cultivar la interioridad
 Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad

2


Están surgiendo dentro
de la sociedad muchas
iniciativas importantes,
al margen de las
instituciones.
Personas creyentes y no
creyentes se interesan
por la
INTERIORIDAD
3
Introducción.
PERSONAS INTERESADAS
POR EL TEMA de la
INTERIORIDAD:
 Conectar con el Misterio.
 Sentido de la vida
 Atención al momento
presente
 Transformación personal
 Acción social
transformadora
 Estar y sentirse vivos
 Conciencia de ser en
relación con los demás y
con el Otro.
4
Introducción.
-
-
-
Algunas personas
creyentes en el Dios de
Jesús:
A veces deseamos que
Dios esté presente en
nuestra vida y en nuestra
historia; ¡pero ya lo está!
Él habita la casa que
nosotros no habitamos.
“Educar la interioridad es
aprender a hacer la tarea
de habitar la propia casa.
5
Introducción.

Algunos
pastoralistas
reconocen que la
interioridad es
condición de
posibilidad para una
pastoral renovada.
Todo este despertar
del mundo interior
lo sienten
imprescindible hoy
para la experiencia
religiosa.
6
Introducción.

Allí, en lo más
profundo, se
encuentran los
mejores materiales
para la construcción
de nuestras vidas.
Sufrimos un triple exilio: de Dios, de
nosotros mismos, de los demás.
7
Introducción.

Nos proponemos descubrir
nuestra capacidad de
interioridad; nuestra inteligencia
espiritual. Y “explotarla”.
8
Introducción.

Martín Velasco: “¿La interioridad es un
paradigma emergente o hay amenaza
de ocultar y atrofiar la interioridad?”

Fray Betto: “Una ciudad progresista
del interior de Brasil tenía, en 1960,
seis librerías y un gimnasio; hoy
tiene sesenta gimnasios y tres
librerías”
Francesc Torralba: “Según los estudios
empíricos de tipo sociológico, la gran mayoría
de jóvenes cree en Dios. La mayoría no creen
en un Dios personal. Y, desde luego, no
frecuentan ninguna institución religiosa”.

9
10
I. ¿Cómo definir la interioridad? ¿De qué
hablamos cuando hablamos de interioridad?
a) Interioridad
desde la
psicología y
desde la
sociología del
conocimiento:
Capacidad de
reflexionar y
guardar los
acontecimientos
en el corazón.
La capacidad de
interiorización está
asociada a la capacidad
que tienen las personas
para vivir desde el
propio núcleo o centro,
sin dejarse arrollar por
el mundo exterior que
le rodea.
“Interiorizar”
1. Por
identificación
2. Por imitación
11
I. ¿Cómo definir la interioridad? ¿De qué
hablamos cuando hablamos de interioridad?
b) Interioridad
desde la
espiritualidad
cristiana:
Interioridad es el
denominador
común de toda
espiritualidad,
camino hacia el
misterio de Dios
y hacia los otros.
“La experiencia
cristiana de Dios
se entiende como
un viaje al centro
de nosotros
mismos” (Martín
Velasco)
12
I. ¿Cómo definir la interioridad? ¿De qué
hablamos cuando hablamos de interioridad?
Retorno al centro,
al corazón,
centro unificador
de la persona
humana, piedra
angular que
sostiene el
edificio…
Lo miré a los ojos, …con toda la profundidad y
ternura de una mirada, como si el Dios de la
Vida pudiera mirar a través de mis ojos, le
respondí: “Ahí, en ese encuentro contigo
mismo, en ese espacio, ahí, ahí está Dios.
¿No lo sentiste?”
13
I. ¿Cómo definir la interioridad? ¿De qué
hablamos cuando hablamos de interioridad?
c) Interioridad y
proyección
social/
compromiso
social
.
El movimiento hacia los
adentros supone
movimiento hacia fuera:
1. Apertura al Misterio
2. Compromiso social:
(“¿dónde está tu
hermano?”).
14
15
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
a) Transformaciones en el concepto
“inteligencia”.
16
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
1º momento del
coeficiente intelectual.
Alfred Binet. 1900
17
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.

2º momento, Gardner
y las “inteligencias
múltiples”. 1983
18
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.

3º momento, Goleman
y la “inteligencia
emocional” 1990
19
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
4ºmomento, Johann y
Marshall/ Francesc
Torralba y la “inteligencia
espiritual” 2000
20
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
b) Diversas
acepciones del
concepto
“espiritual”

Es importante desarrollar
esta inteligencia espiritual
en los niños.
El término “espiritual” no tiene
idénticas acepciones en los
diferentes lugares y culturas:
En el ámbito
anglosajón
significa
profundidad,
interioridad.
En la zona
mediterránea, la
palabra “espiritual” se
relaciona con
religiosidad y
confesionalidad. 21
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
b) Diversas
acepciones del
concepto
“espiritual”

Existe una espiritualidad
que no reconoce a Dios, ni
la religiosidad, ni la
confesionalidad.
Y existe una religiosidad o
una confesionalidad que no
desarrollan su inteligencia
espiritual y que caen o
pueden caer en el fanatismo,
el sectarismo o el
maniqueísmo.
22
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
c) Diferencias
entre fe e
inteligencia
espiritual

La fe es un don, y requiere una respuesta a la
llamada; no es algo que compartan todos los seres
humanos.
La inteligencia espiritual
pueden desarrollarla
personas creyentes y no
creyentes.
La inteligencia espiritual es
transversal, la fe no.
Podemos vivir nuestra espiritualidad en el marco de la
Iglesia, pero nos interesamos por esa espiritualidad que se
desarrolla al margen de las instituciones religiosas
23
tradicionales.
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
d) El concepto
de
inteligencia
espiritual y el
ámbito que
hace posible
su cultivo

Es una facultad humana que
nos faculta para desarrollar
una serie de operaciones. Pero
también requiere de un ámbito
en donde se haga posible su
cultivo.
Cuando en nuestra esfera
encontramos a una persona que
facilita en nosotros el cultivo de
la inteligencia espiritual. Cuando
hay unas prácticas de
meditación, o contemplación en
nuestro entorno, se puede
desarrollar.
Ej.: Mooglie en el Libro de la Selva de Kipling.
El entorno es decisivo en el desarrollo
24
de toda inteligencia.
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
e) Aportaciones
del desarrollo
positivo de la
inteligencia
espiritual
¿Qué nos aporta la inteligencia
espiritual?

En primer lugar nos aporta la
capacidad de interrogarnos y
buscar el sentido de la vida
humana. También nos habilita
para buscar una respuesta a
esa pregunta, a través de una
sabiduría laica o religiosa.
25
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
e) Aportaciones
del desarrollo
positivo de la
inteligencia
espiritual
¿Qué nos aporta la inteligencia
espiritual?

En segundo lugar nos da
capacidad para tomar
distancia, en sentido
metafórico. Para ser
actores y “espectadores”
de nosotros mismos.
26
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
e) Aportaciones
del desarrollo
positivo de la
inteligencia
espiritual
¿Qué nos aporta la inteligencia
espiritual?
En tercer lugar nos da
capacidad de
transcendernos, de ir más
allá de lo que percibo por
mis sentidos, pasar más allá
o más arriba. Nos
transcendemos o
transcendemos las imágenes
de Dios, que está más allá
de nuestras imágenes.
27
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
e) Aportaciones
del desarrollo
positivo de la
inteligencia
espiritual
¿Qué nos aporta la inteligencia
espiritual?

En cuarto lugar, nos da la
capacidad de
asombrarnos,
maravillarnos, por el
hecho mismo de existir o
ante una obra de arte o la
naturaleza.
28
II. La inteligencia espiritual como camino
para cultivar la interioridad.
f) La inteligencia
 Es un instrumento
espiritual
poderoso para el
requiere ser
diálogo intra-religioso
educada.
e inter-religioso.
Cultivada, como una
semilla • Lo que tenemos en común en
el diálogo interreligioso no es
la fe; es la inteligencia
espiritual.
• ¡Ojo! En nuestro entorno
pluri-cultural y plurireligioso, los niños muchas
veces desarrollan su vida
en un entorno donde lo
espiritual está ausente.
29
30
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
“El proceso de iniciación de los jóvenes a la fe
implica la reconstrucción de estos dos itinerarios:
el exterior y el interior: ayudar al joven a
contemplar los vestigia Dei que hay en el mundo,
e invitarle a ensimismarse, a practicar el
encuentro con él mismo, porque, si Dios está en
la interioridad más honda de mi ser, sólo de esta
manera, es posible hallarlo”. (Martín Velasco) 31
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
En todos los casos, en todas las escuelas,
educar la interioridad es cultivar y desarrollar la
inteligencia espiritual; tender puentes hacia uno
mismo, hacia los demás y hacia Dios.
32
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
El desarrollo de una pedagogía de la
interioridad necesita formar parte del
proyecto educativo, de manera explícita y
transversal.
33
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
Será necesario un
proyecto que incluya
una acción tutorial
personalizada:
34
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
a) Una acción tutorial:
Que favorece el
conocimiento de uno mismo
y la pregunta sobre nuestra
propia vida, nuestros
valores, emociones y
creencias.
35
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
b) Una acción tutorial:
Que ayuda a preguntarse por el
otro, por los cercanos y los
lejanos: el propio grupo de
amigos y compañeros y el
colectivo más lejano en el
espacio que sufre la pobreza y la
exclusión en nuestra sociedad.
36
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
c) Una acción tutorial:
Que ayuda a la reflexión y la
oración para encontrarse con
Dios al encontrarse consigo
mismo y con los demás.
37
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
Es necesaria una acción tutorial
personalizada que asume como
tarea el acompañamiento
pedagógico e integral de los
miembros más jóvenes de la
comunidad educativa: el alumno
y la alumna.
38
III. Elementos a tener en cuenta en la
educación de la interioridad.
Es importante y básico:
Conocer el propio cuerpo, con todas sus
posibilidades. Aprender a pensar, observar en
silencio, reflexionar, meditar, relajarse, hacer
silencio. Aprender tolerancia. Aprender a
expresarse por todos los medios .
Y a partir de todo esto conocer a Jesús y
aprender a rezar. Y, en esta oración, abrirse al
mundo, al compromiso social: Otro mundo es
posible.
39
Descargar

Diapositiva 1