2. BETH
La letra beth
• Algunos la interpretan como
formada por una daleth en
posición normal, más una
vau horizontal, que forma su
“piso”.
• Sin embargo, como veremos
más adelante, lo más
habitual es considerarla
formada por tres vau o vav.
• Es una letra de tipo labial,
cuyo sonido es como el de la
B o la V, dependiendo de si
lleva o no el punto en su
interior.
La “etiqueta”, el “techo”, el “talón” y el “piso” de la beth. La parte vacía es una “ventana”.
Las tres formas de escribir la beth: impresa, manual y cursiva
La beth: valor numérico, pictograma, escritura fenicia, hebrea e impresa
Los movimientos para dibujar la beth, en su forma común y cursiva
Cuando no se coloca el punto (dagesh) en el centro de la letra, la beth o bet
pasa a ser la vet, y se pronuncia como tal, similar a la “v corta” latina
El sonido
• Siendo el primer sonido, después del silencio de la
aleph, la beth se pronuncia con un mínimo de
potencia sonora, especialmente cuando no se
coloca el punto daguesh, y toma el carácter de vet.
• En la beth se contiene «la primer Verdad del
Universo».
• Notar que la primera letra con sonido refiere a «lo
interior».
• El pensamiento, la idea, lo interior, precede a la
manifestación exterior.
La forma
• La bet, beth o bait está
formada por tres vau, con
una abertura (“el lado
norte”).
• Este lado, tanto en la
filosofía judía como en
las órdenes esotéricas,
se interpreta como el sitio
de la obscuridad, pero, al
mismo tiempo, como el
lugar desde donde se
verifica el principio del
camino iniciático.
Símbolos opuestos
• Curiosamente, el
simbolismo de la beth, en
este sentido, es
exactamente opuesto al
masónico.
• En Masonería, las
ventanas del Templo
están al Oriente, Sur y
Occidente, y el lado Norte
está cerrado.
• En la beth, el Norte es el
único lado abierto.
Símbolos opuestos
• En la Leyenda de Hiram, se
supone que el Arquitecto no
pudo escapar por el Norte
porque este se encontraba
cerrado.
• Y se dice que
originalmente, el Norte del
Templo de Salomón estaba
abierto, pero que fue
cerrado después de un
accidente.
• En la beth, el Norte está
abierto y debe ser cerrado.
El lado Norte
• El Norte, si bien es el
sitio de la obscuridad,
también corresponde al
atributo de valentía,
quizás referida al acto
de iniciar el encuentro
con lo obscuro sin
temores.
• Se supone que la
reintegración implica
precisamente cerrar ese
lado abierto.
El lado Norte
• Desde un punto de vista
junguiano, el Norte es el
«cuarto elemento», el que
completa la cuaternidad, la
totalidad del ser.
• Es un elemento
inconsciente (por eso no
se lo ve), que pugna por
volverse consciente.
• Cerrar la beth es,
entonces, alcanzar la
completitud del ser por la
vía de la cuaternidad.
La cuadratura del círculo
• Si pensamos en la beth con
su lado Norte cerrado, y le
agregamos el punto
dagesh, tenemos un
cuadrado o un rectángulo
con un punto en el centro,
símbolos de la cuadratura
del círculo.
• Notar cómo con la aleph no
podemos avanzar más allá
del ternario, mientras que la
beth nos conduce al
cuaternario y más allá,
hacia el quinario.
Aleph-Beth y grados masónicos
• Recordemos que el Rito de
Perfección, del que emanó
el Rito Escocés, tenía 25
grados, los 3 Simbólicos y
22 Altos Grados.
• No sabemos cuál fue
realmente la intención de
sus creadores, pero no deja
de sorprender que el
número de Altos Grados
coincidiese con el de letras
hebreas.
Aleph-Beth y grados masónicos
• En tal sentido, resulta
interesante observar que el
Maestro Secreto, el primero
de los Altos Grados y cuyo
emblema es el signo del
silencio, presenta una
analogía con la aleph, una
letra sin sonido.
• Y el siguiente grado,
Maestro Perfecto, se asocia
con la beth, por ser su
símbolo fundamental la
cuadratura del círculo.
La “casa”
• La letra bet, es la primera
de la palabra «casa».
• Esotéricamente, el Universo
se comprende como la “casa”
del Absoluto.
• En tal sentido, la construcción
del Templo de Salomón es
una referencia simbólica de la
construcción del Cosmos,
pensado como “casa”.
• Además, notemos que el
“techo” de la beth apunta
hacia lo Alto, mientras que el
piso apunta hacia la aleph.
Una crítica
• La concepción anterior
puede ser motivo de
crítica porque, pese a
su valor simbólico,
establece una diferencia
entre la “casa” y quien
habita en ella.
• Una idea superadora
sería, entonces,
reconocer que “la Casa
y el Morador son Uno”.
“Tú eres la Casa y el Morador
de la Casa” (citado por Jung)
La casa
• En relación con la
“casa”, la beth es
sentido de pertenencia,
discreción, intimidad,
privacidad.
• De la misma manera
representa también la
hospitalidad.
• “Recibir a otro es
prepararse para recibir
la Iluminación”.
La pasión
• Bet (bet-iud-tav)
equivale
numéricamente a la
palabra "taavá", que
significa "deseo" o
"pasión" (412).
• Es la pasión del tzadik,
el hombre justo.
• Es la pasión del
Absoluto por la
expresión, que da como
resultado la emanación
del Universo.
Esta es la forma pictográfica de la beth, que parece aludir a una
tienda, una forma primitiva de casa. Se supone que este pictograma
es de origen pagano, pre-hebraico.
El pictograma de Bet fue elegido para representar una tienda en el
desierto. Está dividido en dos partes: una corresponde a los hombres
y la otra a las mujeres, como se estilaba en las referidas tiendas.
La abertura es la entrada a la tienda, que da a la parte de los
hombres. Siguiendo por esta parte, se llega a la abertura que
comunica la sección de los hombres con la de las mujeres.
Los griegos tomaron la forma semítica media de esta letra y
generaron su letra beta, invirtiendo el sentido en correspondencia con
la diferencia en el sentido en que se escribe en hebreo y en griego.
Una de las formas
primitivas de la beth
Las tres vau que forman la beth suman 18, el mismo valor numérico
que la palabra chai (vida). “La Casa de la Creación es la Vida del Universo”.
Hombre del Deseo
• Por ello, desde un punto de
vista martinista, la beth
simboliza la pasión del
Hombre del Deseo, del ser
apasionado que anhela la
reintegración.
• El deseo que condujo a la
simbólica «caída» no es
diferente al deseo que impele
a la reintegración: ambos son
expresiones de la necesidad
del ser por manifestarse y
conocerse a través de las
experiencias de la vida.
Beth y Bereshit
• En la primera palabra de
la Torá, Bereshit, las tres
letras "auxiliares", (el
prefijo bet y las dos letras
finales, iud y tav), se
leen bait, "casa"
(equivalente a la escritura
completa de la letra bet).
• En algunas tradiciones,
esta primer beth (la de
bereshit) se escribe con
cuatro taggin (coronas).
La cabeza
• La raíz de
"bereshit", rosh, significa
"cabeza". Entonces, la
permutación más "natural"
de bereshit se lee: rosh
bait, "La cabeza de la
casa".
• En su vinculación con la
cabeza, la beth también
representa algunas
facultades intelectuales,
especialmente la
diferenciación y la
deducción.
Beth y Binah
• La diferenciación y la
deducción son los “trazos
intelectuales” que dan origen
a Binah, la Madre Divina.
Otras correspondencias
• La beth presenta cierta naturaleza femenina, que
resulta obvia en su lado abierto, correspondiente a la
vagina.
• Asimismo, la “casa” se interpreta como una entidad
simbólicamente femenina.
• “La casa del hombre es su esposa”.
• Dentro de esta “casa” los lados cerrados significan
manifestación, y el lado abierto, ocultamiento.
• “Un hombre sin una casa no es un hombre”.
• Aquí “casa” se está interpretando como la relación de
cada hombre con la realidad, de lo que resulta la
construcción de su “casa” metafísica.
La pluralidad
• La beth es el comienzo de la pluralidad manifiesta, el inicio
de la diversidad.
• Representa la naturaleza dual de la Creación.
• Por eso beth preside sobre las paradojas.
• Los polos opuestos siempre están presentes. La Cábala los
llama “los dos camaradas que nunca se separan”.
• A partir de la beth nace la complejidad jerárquica del
Universo.
• “La casa de la trascendencia y la casa de la inmanencia”.
• Beth es el primer sonido, después del silencio de aleph.
La beth,
como
pentáculo
mágico
Notar que av
(aleph-beth)
designa tanto el
alfabeto como el
Padre.
La beth, dando origen a las palabras y su dualidad
Formación de la letra bet,
en su forma primitiva
Arriba, la beth en su forma hebrea; abajo en su forma siríaca
La letra Bet es una de las denominadas
letras dobles y comunica la Sefirot Keter con Tiferet
En otros esquemas cabalísticos, por el contrario, la beth
relaciona Kether con Binah
Notar
cómo en
esta imagen
se construyen
la beth y la
hei
Descargar

Letra Beth