MUJERES
MATEMÁTICAS
La historia de la Ciencia que conocemos es una historia de hombres.
Si piensas en nombres de científicos que conoces, recordarás nombres como
Newton, Einstein, Galileo, Pitágoras, Pascal,... exclusivamente masculinos.
Las mujeres matemáticas antes de 1900 son pocas. Entre las más
frecuentemente citadas están
Emilie du
Châtelet
Hipatia
Ada
Lovelace
María Agnesi
Florence
Nightingale
Sophie
Germain
Sofía
Kovaleskaya
Mary Somerville
Emmy Noether
Lo que resulta sorprendente no es que fueran tan pocas, sino que hubiera
algunas después de todo. Pues las mujeres tuvieron que superar no sólo las barreras
normales con las que se enfrenta toda persona con aspiraciones matemáticas, sino
también un conjunto de barreras culturalmente impuestas.
Muchas personas han mantenido la convicción de que las mujeres son
incapaces de hacer unas matemáticas serias. Se dice que Immanuel Kant observaba que
era tan posible que las mujeres tuvieran barba como que “preocuparan sus hermosas
cabeza con la geometría”, una observación de lo más desalentador viniendo de un
filósofo tan importante.
Simultáneamente se consideraba que las mujeres no deberían hacer
matemáticas. En el mejor de los casos se consideraba una pérdida de tiempo; en el peor
de los casos, se consideraba nocivo.
Dados los papeles tradicionales asequibles a una mujer del siglo XIX, las
matemáticas se consideraban sin utilidad alguna.
También se les advertía que estudiar matemáticas destruía sus encantos
sociales. Y lo que era peor, ciertos datos médicos parecían demostrar que las mujeres
que pensaban demasiado experimentaban una desviación de la sangre desde los órganos
reproductores hasta el cerebro, con las tremendas consecuencias correspondientes.
Resulta interesante que los hombres (de todos los pueblos) nunca se preocuparan por un
análogo flujo de sangre.
Tampoco debemos olvidar que hasta hace pocos años no se ha generalizado
la educación de la mujer.
El acceso a los libros fue un obstáculo, ya que no existían las bibliotecas
públicas y sólo algunas mujeres pudieron encontrarlos en las bibliotecas de sus
familias. Las instituciones científicas les cerraron sus puertas dificultando el camino
al saber, a las bibliotecas y a las aulas de las universidades.
La abrumadora mayoría de las mujeres, por tanto, no tuvieron contacto real
con el mundo de las matemáticas superiores.
No es extraño pues, que casi todas las mujeres matemáticas conocidas
fuesen damas de ricas familias. Tuvieron oportunidades no asequibles a las que tenían
medios más modestos.
Ada Byron fue aristócrata y tuvo a su servicio buenos profesores de
matemáticas.
Hipatia, Agnesi y Noether eran hijas de matemáticos, crecieron en un
ambiente donde las matemáticas eran conocidas y apreciadas, y donde su talento fue
reconocido.
Conozcamos algo más sobre la vida de estas mujeres.
Durante la época del Imperio Romano la mujer estaba sometida a la
autoridad paterna o del marido. Adquiere derechos por herencia o por
divorcio, pero bajo la tutelas del estado que restringe sus derechos públicos.
Sin educación y sin independencia económica es difícil materializar sus
eventuales aspiraciones intelectuales.
En este contexto, Hipatia es una excepción, favorecida por la rara
liberalidad de su padre.
Alejandría
Hipatía
Hipatia fue oficialmente nombrada para explicar las
doctrinas de Platón y Aristóteles en la Biblioteca de
Alejandría.
Además de la filosofía enseñó
matemáticas, astronomía y mecánica.
Diseñó el astrolabio plano, que se usaba para
medir la posición de las estrellas, los planetas y el
sol. Escribió no menos de 44 libros e inventó
aparatos como el idómetro, el destilador de agua y
el planisferio.
Como pagana, partidaria del racionalismo científico
griego y personaje político influyente, Hipatia se
encontraba en una situación muy peligrosa en una
ciudad que iba siendo cada vez más cristiana. A
pesar de todo se negó a traicionar sus ideales y
convertirse a esta nueva religión.
370-415
“Defiende tu derecho a
pensar, porque incluso
pensar de manera errónea
es mejor que no pensar”
A los 45 años,cuando volvía de sus clases, una
turba enloquecida incitada por el patriarca de
Alejandría, Cirilo, la arrancó de su carruaje, la
golpeó y arrastró hasta una iglesia próxima, donde
le tasajearon las carnes con conchas marinas hasta
quitarle la vida. Luego quemaron sus restos en una
plaza pública.
Emilie du Chatelet
Debido a su posición pudo obtener los servicios
Su padre era rico y poderoso y reconoció el
deGabrielle
algunos buenosde
profesores
de
matemáticas.
Breteuil,de
marquesa
de
intelecto deÉmilie
su hija dotándola
una excelente
Châtelet
(1706-1749),
fueyuna
dama
educación.
En
1733
encuentra
a Voltaire
junto
a él se
francesa
que El
tradujo
de
traslado
a Cirey.
retirolos
de Principia
Cirey se convirtió
Su
padre pensaba
que
se casaría
era
Newton
divulgó
losno
conceptos
depues
cálculo
en
uno deylos
principales
centros intelectuales
muy
grande, eera
alta incluso
paradama
un hombre
integral.
Fue una
de la
dediferencial
Europa. Hacia
1747 muchos
jóvenes
dealta
su época.
Quizás
por eso tuvo
la suerte
de
aristocracia
y fácilmente
podía
científicos
y matemáticos
pasaban
porhaber
allí para
recibir
unauna
buena
vivido
vidapreparación.
inmersa
en los placeres
estudiar
con Émilie.
Es sorprendente
que todas
superficiales
de años
los salones
pero a
Cuando
esas
personas
tenía 19
aceptaran
setener
casófranceses,
como
con el profesora
marqués
sinChâtelet,
embargo,unfue
una activa
participante
en
de
una
mujer.
coronel
de regimiento
cuyo
acontecimientos
científicos
que
únicolos
interés
era la armada
y que pasaba
hicieron
de sufuera
épocadeuncasa.
período excitante.
mucho
tiempo
1706-1749
Emilie tuvo más libertad como mujer casada
de la que hubiese tenido siendo soltera.
María Gaetana Agnesi
Nació en Milán en un tiempo en que se aceptaba
en Italia que las mujeres recibieran educación, al
contrario que en otros países europeos.
Fue la mayor de 21 hermanos. Su padre, rico y
cultivado, dio a todos sus hijos e hijas la mejor
educación.
María fue una niña precoz y dotada:
•a los 5 años hablaba francés correctamente.
•a los 9 años conversaba en latín, griego, hebreo,
alemán, español, francés e italiano.
•a los 10 años destacaba en matemáticas.
•a los 17 años ya elaboraba trabajos a la altura de
los matemáticos de su época.
1718-1799
A los 30 años publicó su obra más
importante, Instituciones Analíticas. Era una
recopilación sistemática de toda la
matemática que se conocía. Lo comenzó
como distracción, y más tarde continuó
trabajando en él como libro de estudio para
sus hermanos más jóvenes, y se convirtió en
una publicación importante.
Portada de la primera edición de las Instituzioni
Analitiche de María Gaetana Agnesi
En su época sus obras fueron consideradas
como un triunfo de la mujer. Demostraban
que la mujer estaba capacitada para el
razonamiento abstracto y que no había una
diferencia esencial entre el intelecto
masculino y el femenino.
“Asómbrense de que con saber profundo hay una dama producido
un gran libro al mundo. Es italiana la autora, señor, que no
holandesa dama ilustre, sabia, que hizo honor a su patria.”
Canto de Carlo Goldini (1707-1793) dedicado a M.G.Agnesi
Sophie Germain
Era hija del banquero Germain. En su adolescencia se refugió en la
biblioteca de su padre, repleta de libros de matemáticas, para escapar del desorden
y la turbulencia de la vida en el París de la Revolución.
Creyendo que podría
enfermar, su familia se
opuso a que estudiase
matemáticas.
Pero ella se envolvía en
mantas y estudiaba a la luz de
una vela que previamente
había escondido.
Temiendo siempre por la
Un día la encontraron
salud de su hija, para que
dormida sobre su escritorio,
no pudiera estudiar a
con la tinta congelada, delante
escondidas de noche,
de una hoja de cálculos.
decidieron dejarla sin luz,
Su tenacidad venció la
sin calefacción y sin sus
resistencia familiar.
1776-1831
ropas.
Tenía 19 años en 1795, cuando se fundó la Escuela Politécnica de París.
Aunque las mujeres no eran admitidas (la Escuela Politécnica no admitiría mujeres
hasta 1970) consiguió hacerse con apuntes escuchando en la puerta y pidiéndoselos a
colegas varones.
Los estudiantes podían presentar sus eventuales investigaciones y
observaciones a sus profesores. Al final del período lectivo, presentó un trabajo
firmándolo como Monsieur Le Blanc.
Con este nombre se carteó con los mejores matemáticos de la época.
Uno de ellos al conocer su verdadera identidad le escribió:
“Cuando una persona de su sexo, que por
nuestras costumbres y nuestros prejuicios,
debe encontrar infinitamente más obstáculos y
dificultades que los hombres para
familiarizarse con esas investigaciones
espinosas, sabe a pesar de ello franquear las
trabas y penetrar en lo más profundo, hace
falta sin duda que tenga el más noble coraje,
los talentos más extraordinarios, la
inteligencia superior.
Carta de Karl Friedrich Gauss a Sophie
Germain (30 de abril de 1807)
Mary Fairfax Somerville
Mary aprendió matemáticas espiando en las
clases de su hermano. Cuando sus padres se
enteraron le prohibieron estudiar matemáticas y
le quitaron las velas para que no pudiera hacerlo
por las noches.
A los 32 años se casó con el Dr. Somerville que
la apoyó y alentó en sus trabajos. Usaba la
biblioteca de la Real Sociedad en beneficio de
Mary, le presentaba a matemáticos importantes
y le ayudó a editar sus libros.
1780-1872
Mary utilizó el nombre de su marido para presentar los trabajos en las
universidades y para cartearse con los matemáticos de su época.Y es curioso
ver como, cuando Mary ya era famosa, la correspondencia que le enviaban
seguía siendo dirigida a su marido.
Ada Byron. Condesa de Lovelace
Hija de Lord Byron, tuvo
suficiente temperamento para superar la
fama del romántico inglés y los
escándalos familiares que siempre los
situaban en primera plana. Tenía una alta
estima de sí misma y quería ser una gran
matemática.
1815-1852
Se casó con el Conde de
Lovelace, que no sólo aceptó su
independencia intelectual sino que se
convirtió en su ayudante y colaborador.
A los 27 años hizo la traducción del "Tratado de la nueva máquina
analítica" de su amigo matemático Babbage, la primera máquina
computadora de la historia.
Triplicó la obra original, ideó varios programas para hacer cálculos
matemáticos avanzados, así como la aplicación de la máquina a
composiciones musicales.
Se empeñó en lograr que la máquina
analítica fuera una máquina práctica
pero era demasiado avanzada para la
ingeniería de la época, y arruinó su
vida
tanto
económica
como
físicamente.
Babagge y Ada fueron olvidados casi
completamente hasta que los
ordenadores fueron reinventados
durante la Segunda Guerra Mundial.
En la actualidad Ada es considerada
como la precursora de la
programación de ordenadores.
Máquina Analítica de Babagge
Florence Nightingale
Nació en una familia acomodada pero quiso ser
enfermera en una época en la que los hospitales eran
sucios y las enfermeras eran consideradas el desecho de
la sociedad, borrachas, inútiles,...
Participó en la guerra de Crimea, donde el número de
bajas fue escalofriante y allí recopiló datos y datos sobre
los fallecimientos de los soldados en los hospitales.
1820-1910
Elaboró una completa información estadística que
demostraba que la mayoría de los soldados no morían en
el frente, sino en los hospitales, a causa de enfermedades
que contraían allí.
Las autoridades ante tal cúmulo de datos gráficos no pudieron rechazar lo
evidente y tuvieron que modificar su política hospitalaria.
Por ello, Florence es recordada como la pionera de las enfermeras actuales y
de la reforma de los métodos sanitarios en los hospitales.
Sofía Kovaleskaya
Nació en Moscú y creció en una familia rica con una
atmósfera intelectual y la oportunidad de estudiar
matemáticas.
El interés de Sofía por las matemáticas empezó siendo
una niña. Su habitación de la casa de campo fue
empapelada con hojas litografiadas sobre cálculo
diferencial e integral. Sofía pasaba horas tratando de
descifrar las fórmulas y el texto.
1850-1891
Como en Rusia las mujeres no podían acceder a las
universidades, organizó un matrimonio de conveniencia
con un joven universitario que marchaba a estudiar a
Alemania.
Consiguió doctorarse en matemáticas, pero al volver a Rusia el único trabajo
posible para ella era como maestra para niñas en una escuela primaria.
A pesar de una oposición vehemente consiguió un puesto asalariado de
profesora en la Universidad de Estocolmo.
En 1888 obtuvo el premio Bordin otorgado en París por la Academia de las
Ciencias Francesas, reconociéndola como gran matemática en todo el mundo.
Emmy Noether
Emmy estudió para obtener una titulación en idiomas que le
permitiera dar clases en cualquier colegio para niñas.
Tras obtener este título quiso proseguir sus estudios en la Universidad
y eligió matemáticas.
Siendo su padre catedrático en la Universidad de Erlangen y a pesar
de que no se admitían mujeres estudiantes se le autorizó a asistir a
clase en 1900 con un permiso especial, que no le permitía examinarse.
Al cambiar en 1903 los estatutos de la Universidad pudo presentarse a
los exámenes. ¡Era la única alumna entre 984 estudiantes!
1882-1935
En 1916 marchó a Göttingen a trabajar junto a los mejores matemáticos. Como no se le
permitía dar clases su compañero Hilbert le facilitó que diese clases en su nombre. Tras la
Primera Guerra Mundial se le habilitó como profesora, aunque sin sueldo. Finalmente, en
1922 logró un estatus oficial y un salario modesto.
En 1933 se le retiró el derecho a ejercer por ser judía y tuvo que exiliarse a Estados Unidos,
donde prosiguió su trabajo.
Se ha dicho de ella que era “la mejor matemática de su tiempo, y uno de los mejores
matemáticos del siglo XX”.
Descargar

Las Mujeres Matemáticas.