El Juego
del
Detective
I
Quino Villa Bruned
Proyecto Oroel de Salud
Noviembre, 2.004.
Índice
Iniciar el Juego de
los Ocho Personajes.
Se trata de localizar al único
personaje que está infectado
por el VIH.
Con ese fin, se irán aportando
unas pocas pistas.
(nivel de 3º-4º de ESO)
Sentencia de Muerte.
Epílogo.
Picando en cada personaje, se vuelve a
la tabla general.
Leyenda
Para volver a esta
página de índice.
Para solicitar confirmación., al final
Los Ocho Personajes
Únicamente uno de los 8 personajes está
infectado por el VIH. Hay que reconocerlo
a partir de unas cuantas pistas que se irán
aportando, y especialmente a partir de la
discusión en pequeño grupo. Como buenos
detectives, habrá que seguir las pistas, por
pequeñas que sean.
1
2
3
4
5
6
7
8
¿Sabéis qué es lo que
a mí me mantiene en forma?
Los 3 ó 4 que echo por semana.
Nadie me cree, pero con
3 ó 4 paseos por semana
me siento rejuvenecer
día a día.
Dña. Filomena García
102 años
A pesar de los achaques
propios de su edad,
posee un humor estupendo.
Se puede decir que
vive plenamente feliz.
Me dicen que bebo demasiado,
pero yo creo que no es demasiado; es sólo lo suficiente
como para olvidar los problemas de esta jodida vida.
En cuanto a cuestiones de
sexo, uno ya no está para
esos trotes... al menos
con la parienta.
D. Ignacio de la Aguaría
Aunque se metió en política,
no llegó demasiado lejos.
Luego probó como vendedor a domicilio, y tampoco
le resultó nada bien.
En fin, que la vida
se le hace cuesta arriba.
¡¡¡ Prefiero los jóvenes !!!
No me gusta repetir dos veces
con el mismo. Si saben hacerme
gozar durante una noche entera,
les pago muy bien. Eso sí, les digo
que se olviden de mí para siempre.
Alguno siente pena de decirme
adiós; no sé si pena por no volver
a verme, o por no volver a ver
mi dinero. ¡Ah, y siempre bien
protegida, por si acaso!
Dña. Irene de la Feria
Trabaja como azafata de
tierra en una compañía
aérea conocida. Sus abundantes ingresos, le permiten
llevar una vida acomodada.
Yo, tíos, soy capaz de estar
horas y horas dale que te
pego… Pero siempre lo hago
con goma. No me fío, ¿sabes?
El único problema: que me sale
la torta un pan, porque las
buenas cobran un ojo de
la cara.
D. Pascacio Redondo
Prefiere no hablar de su
trabajo. De lo que sí hace publicidad es de sus numerosísimas
conquistas; si alguien le llama
donjuán, se siente halagado.
Nosotros todavía no lo hemos
hecho, y si eso hubiera ocurrido,
tampoco iría pregonándolo a
los cuatro vientos.
Hay muchas formas de relacionarte con la persona a la que
amas. Nosotros, por ahora, pasamos de follar; y nos va muy bien.
Eloísa Fernández
Elo para los amigos y amigas.
Está ya en 2º de Bachillerato.
Pasa de movidas en las que hay
alcohol u otras drogas.
Sale con un chico desde hace
unos tres meses. Se siente
muy a gusto con él.
¿Yo el VIH? No, troncos, no.
Ninguna noche salgo de casa
sin el preservativo.
Tampoco es que lo use,
pero mola llevarlo encima.
Bueno, llevarlo encima sí, pero
no siempre puesto.
Me entendéis, ¿no?
Juanito Valverde
Estudia y repite 4º de ESO.
Bueno, estudiar, lo que se
dice estudiar, más bien no.
Con lo que flipa de verdad es
con la movida de los fines de
semana... como toda su peña.
¿Yo el VIH?
Ni por casualidad. ¡Faltaría más!
La última vez que alguien
intentó ligar conmigo e ir
al grano, le metí una leche
en ese sitio, que casi casi
lo esterilizo de por vida.
¡Todos los tíos son iguales!
¡Todos piensan en lo mismo!
Dña. Edubigis de Pink
No quiere decir sus años,
aunque eso es lo de menos.
Soltera, ¡y a mucha honra!
Trabaja en la Administración del Estado, ocupando
un cargo de bastante
responsabilidad.
Dña. María de las Mercedes
Empresaria autónoma.
A punto de coger la baja
por maternidad.
No le gusta hablar del VIH,
aunque sí hay alguien que
lo hace por ella.
¿Cómo voy a estar yo
infectado de VIH si aún no
he tenido la oportunidad de
salir con malas compañías?
Y mamaíta tampoco, que me
lo ha contado a mí. Y es que,
tanto ella como papá,
ambos creen en la fidelidad.
Los Seis Personajes
Únicamente uno de los 6 personajes
está infectado por el VIH. Hay que
reconocerlo a partir de unas cuantas
pistas y la discusión en pequeño grupo.
1
2
3
4
5
6
Yo soy modelo.
Desde hace unos meses
tengo pareja estable;
un chico que, por cierto,
también es modelo.
Por nada del mundo
me la jugaría, acostándome con el primero
que llegara. Me ha
costado mucho llegar a
donde estoy ahora, y sé
bien lo que me hago.
Yo soy modelo.
Por ahora no pienso en
pareja estable. La verdad
es que, para mí, el sexo
no es algo imprescindible.
De momento me las apaño
disfrutando de un montón
de cosas: viajando, practicando el tenis… o posando para una revista
de arte, como ahora.
Yo soy una tía liberada.
Me sé una persona con
autonomía plena, y no permito
que nadie me diga cómo
debo hacer mis cosas.
Me gusta conocer tíos, y
llevármelos a un hotel,
aunque no doy mi dirección
a ninguno. “Una sola vez,
a tope guay, y a por otro”,
y antes de que se pongan sentimentales, madre.
¡Ah, y siempre con goma!
¡No puedes ir por ahí
jugándote la vida a lo tonto!
Puede parecer arrogante, pero yo soy de
esos que necesita, al
menos, uno al día.
He de reconocer que
soy guapo, y muchas veces encuentro plan, y
cuando no, lo pago. Bueno, a veces también
me lo hago sólo, aunque
son las menos.
Eso sí, sé cuidarme:
siempre con goma…
por si acaso.
Yo soy una profesional del sexo; vamos,
que vivo de eso.
Cobro en función de los
servicios que hago.
El tío que quiere
cosas raras, paga más,
y asunto arreglado.
¡Ah, por mucho dinero
que me ofrezcan, nunca
accedo a hacerlo sin
preservativo de marca!
Una tiene encantos
suficientes como para
acabar sacándoles
más dinero por el mismo
servicio! Pero la seguridad ante todo.
Yo estudiaba medicina.
Abandoné cuando, hace
unos dos años, desde una
clínica privada, se me propuso trabajar como suplente
sexual, después de ser entrenado para ello. Sé que
no puedo enamorarme de
mis clientes, que son siempre mujeres. En una parte
de la terapia solemos mantener relaciones coitales, pero siempre con protección de por medio. Y,
lógicamente, la foto que ves
no es la mía: por ética profesional, debo seguir en
el anonimato, ¿entiendes?
Peligro
Enfermedad
Drogatas
Muerte
Sexo
Marginación
Desgracia
Homosexualidad
Condón
Mala Suerte
Castigo Divino
Precaución
Abismo
S ol
i
D ar i D
ad
Quino Villa Bruned
Proyecto Oroel de Salud
Noviembre, 2.004.
Centro
Médico
La gente cree que la juventud de
hoy en día dispone de información,
y puede que sea verdad. Aunque
la información no es suficiente.
Juanito aún no lo sabe, pero
la pasada madrugada del sábado,
cuando estaba con una impresionante trompa, lo hizo con
Marisa, en casa de sus padres. Marisa, aunque ese día lo
ignoraba, ya estaba infectada;
ella no sabe cómo ha podido
ocurrir. Bueno, sí se imagina
cómo; lo que no acierta a adivinar es quién se lo pudo pasar.
Ahora debo darle la noticia a
Juanito; puede que no dé crédito.
Yo soy su médico. Ella no lo sabe todavía,
pero sus análisis han dado positivo.
Sí, ya sé que ahora tiene pareja estable,
pero hace siete meses el que ahora es
su novio tuvo un rollo de un par de semanas con otra chica, y ella pudo contagiarle
el VIH... porque resulta que también él
acaba de dar positivo.
Descargar

3.2.Juego_detective_1