Coherencia y cohesión
Es muy posible que hayas escuchado los términos coherencia y
cohesión. Es posible también que recuerdes que ambos son
conceptos referidos a la organización del texto.
Un texto es coherente cuando
nosotros, sus receptores,
somos capaces de darle un
sentido. De ahí que la
coherencia sea un
fenómeno mental que se
produce casi
instantáneamente cuando, a
través de una lectura
comprensiva, advertimos la
idea central de un texto y
podemos dar cuenta de la
organización de sus partes.
¡Exacto!
La cohesión en cambio, es un
fenómeno lingüístico. Se la
define como “la red de
relaciones explícitas entre
oraciones”, es decir, la
presencia textual de elementos
lingüísticos formales como los
conectores, la correferencia
y la pronominalización que
encadenan oración con
oración.
Cohesión: los conectores
Veremos el uso de tres tipos de cohesión textual. En
primer lugar nos centraremos en los conectores. Éstos
son nexos gramaticales que indican relaciones
semánticas (de sentido) entre enunciados.
Tú conoces y usas todo el tiempo un gran
número de conectores, por ejemplo, cuando
conversas con las personas que te rodean. Sin
embargo, le das una especial atención a su uso
cuando escribes una tarea o respondes las
preguntas de una prueba.
Conectores
El uso de los conectores tiene como uno de sus objetivos facilitar el
reconocimiento de la coherencia de un texto determinado. Sin
embargo, no siempre la presencia de conectores asegura la existencia
de un texto coherente.
¿Qué
me habrá
No podré ir a tu presentación
querido
porque caminaba hasta la
decir?
noche y para que me
permitas hacerlo tomar un
vaso eterno y leche.
Aunque los conectores porque, que indica
causalidad (en este caso la causa por la que no se
puede ir a un evento), y, que indica adición, y para
que, que indica finalidad, están presentes en el
párrafo anterior, éste no tiene coherencia, pues sus
ideas no tienen relación de sentido entre sí.
Conectores en un cuento
Lee detenidamente el siguiente cuento corto del
escritor argentino, Macedonio Fernández.
“Un paciente en disminución”
El señor Ga había sido tan asiduo, tan dócil prolongado
paciente del doctor Terapéutica era un pie. Extirpados los
dientes, las amígdalas, el estómago, un riñón, un pulmón,
el bazo, el colon, llegaba el valet del señor Ga a llamar al
doctor Terapéutica atendiera el pie del señor Ga, lo
mandaba llamar.
El doctor Terapéutica examinó el pie y “meneando grave
modo” la cabeza resolvió:
-Hay pie, razón se siente mal: le trazaré el corte necesario,
a un cirujano.
Conectores
Como adivinarás, el breve relato de Macedonio Fernández ha sido
modificado. La dificultad en su comprensión no sólo radica en el tema
de humor negro que presenta, sino también en que su cohesión ha
sido alterada, pues se le han suprimido los conectores textuales que
relacionan semánticamente sus oraciones. Ahora observa el cambio
que se produce en el relato al completarlo y constata la función de
enlace de los conectores.
“Un paciente en disminución”
El señor Ga había sido tan asiduo, tan dócil y prolongado paciente del
doctor Terapéutica que ahora ya era sólo un pie. Extirpados
sucesivamente los dientes, las amígdalas, el estómago, un riñón, un
pulmón, el bazo, el colon, ahora llegaba el valet del señor Ga a llamar
al doctor Terapéutica para que atendiera el pie del señor Ga, que lo
mandaba llamar.
El doctor Terapéutica examinó detenidamente el pie y “meneando
con grave modo” la cabeza resolvió:
-Hay demasiado pie, con razón se siente mal: le trazaré el corte
necesario, a un cirujano.
Cohesión: La correferencia
Como los conectores, la correferencia es otro
mecanismo de cohesión textual y el conocimiento y
manejo de su adecuado uso te ayudará a una mejor
comprensión y producción de textos.
Por correferencia se entiende la repetición de los
personajes, las ideas, los procesos y los lugares a lo largo
de un texto, garantizando con ello la continuidad
temática del mismo.
A continuación, te presentamos el texto de una noticia
donde se presentan algunas relaciones correferenciales.
Lee con atención y luego sigue la ruta de los rectángulos
rojos.
Correferencia textual en una noticia
Sonda japonesa sí se posó en el asteroide Itokawa
La sonda nipona Hayabusa aterrizó con éxito el pasado domingo
durante unos instantes sobre el astetoide Itokawa, situado entre la
Tierra y Marte, rectificó la agencia de Exploración Espacial de Japón.
El domingo 20 de noviembre, los técnicos de la misión anunciaron el
fracaso de la nave con la que habían perdido contacto, y aseguraron
que se había desviado de su trayectoria y vagaba por el espacio entre
esos dos planetas. La nave, lanzada al espacio en 2003, tiene el
objetivo de conseguir muestras directas de ese asteroide que se
encuentra a 290 millones de kilómetros de nuestro planeta, a fin de
conocer más detalles sobre el origen del Sistema Solar. Si todo sale
según lo previsto por los astrónomos nipones , la sonda volverá a la
Tierra en 2007 con las muestras obtenidas.
Relaciones correferenciales en una noticia
Como viste, todas las palabras encerradas por los rectángulos rojos son correferidas al
menos una vez durante el texto de la noticia. Tal relación correferencial permite la
cohesión temática del texto sin que su mensaje resulte repetitivo, pues los mismos
objetos, las personas, fechas, etc., son denominadas con distintas palabras a lo largo
de la noticia.
La sonda japonesa del título, luego es referida como la sonda
nipona Hayabusa y después sólo como la nave.
La acción se posó, enunciada en el título, es repetida como aterrizó en el
encabezamiento del texto.
El marcador temporal el pasado domingo es correferido como el
domingo 20 de noviembre.
Los técnicos de la misión, son después nombrados como los
astrónomos nipones.
Por último, los astros Tierra y Marte el texto los retoma como esos
planetas; mientras que nuestro planeta es correferido como la Tierra.
Correferencia y riqueza léxica
El buen desempeño en el uso de correferencias pone
en juego nuestro vocabulario. Si somos capaces de
usar distintas “expresiones correferentes” para un
mismo objeto, idea o situación, entonces poseemos
una rica variedad léxica que nos permite expresar
con más libertad y precisión nuestras ideas y
opiniones.
Cohesión: Pronominalización
De igual manera que los conectores y la correfencia, la
pronominalización es un mecanismo de cohesión textual. Está
más emparentada con la correferencia que con los conectores, en tanto
que su función es evitar la repetición de palabras dentro del texto.
Tal
como
su
nombre
lo
indica,
la
pronominalización es el uso textual de los
diferentes tipos de pronombres.
Los pronombres son palabras que sustituyen a
otras unidades lingüísticas (nombres y sintagmas
nominales) y asumen su valor semántico o
significado.
Pronombres personales
Los pronombres personales se organizan a partir de la situación
comunicativa básica en que un emisor le dice algo a un receptor. El
emisor corresponde a la primera persona: “yo”; el receptor, a la
segunda: “tú”, y el resto, aquello sobre lo que se habla y que no es ni
emisor ni receptor, corresponde a la tercera persona: “el/ella”
EMISOR
YO
ALGO
ÉL/ELLA
RECEPTOR
TÚ
Pronombres personales
Por lo tanto, el uso de los
pronombres personales se
determina a partir de la
situación comunicativa y
tienen la función de referir a
los participantes de ella
(emisor/receptor) y a aquello
de lo que se habla (algo).
Pronombres personales
Observa y lee el siguiente texto de un mail enviado por
Mario, un antiguo compañero de colegio de Lucía.
Lucía, tengo tantas ganas de hablar contigo, pero como
ahora no puedo, mejor te escribo. Sé que tú también
tienes deseos de hablar conmigo, pero la distancia y el
que no tengas un computador conectado a Internet nos
lo impide.
Te cuento que el otro día fui al cine y me encontré con tu
hermano y no me reconoció, pero yo me acerqué a él y
lo saludé y de paso le dije que te diera saludos si es que
llamabas a tus padres. Bueno, me tengo que ir, ojalá que
te esté yendo bien con los canadienses. Un abrazo y no
te olvides de mí. A ver si un día de éstos, inviertes unos
dólares y te das la vuelta por un ciber, para que
conversemos en directo por el messenger.
Pronombres demostrativos
Los pronombres demostrativos son aquellos que al
referirse a seres u objetos, es decir, aquello de lo
que hablamos, establecen la situación espacial o
temporal de éstos respecto al emisor.
“Yo no quiero este zapato sino aquél. No ése, sino
éste, el que está acá. ¡Uf! Ésta no es la zapatería
que solía ser. Ésta es un desastre. La de antes,
aquélla que atendía don Josefino, ésa sí que era la
mejor tienda de zapatos de la ciudad...¡Maaarch!”.
Pronombres Demostrativos:
Distancia del emisor
Singular
Plural
Cercanía
éste/ ésta/ esto
éstos/ éstas
Distancia indefinida
ése/ ésa
esos/ esas
Lejanía
aquél/ aquélla
aquéllos/ aquéllas
Pronombres posesivos
Los pronombres posesivos indican la relación de posesión o
pertenencia con las personas gramaticales (El mapa es suyo). A
veces esa relación puede no ser posesiva, sino afectiva (mi
estimado señor), de procedencia (mi viejo pueblo) o de otro tipo
(su precioso tiempo).
Pronombres Posesivos:
Persona
S Primera
I
N Segunda
G
. Tercera
P Primera
L
U
R Segunda
A
L Tercera
.
Singular
Plural
mío/mía
míos/mías indefinida
tuyo/tuya
suyo/suya
nuestro/nuestra
tuyos/tuyas
suyos/suyas
vuestro/vuestra
suyo/suya
nuestros/nuestras
vuestros/vuestras
suyos/suyas
Identificando pronombres
Lee con atención este pequeño cuento del escritor ruso Anton Chejov,
e identifica en él los elementos pronominales que contiene:
pronombres personales, demostrativos y posesivos.
Lo timó
En tiempos de antaño, en Inglaterra, los delincuentes condenados a la
pena de muerte gozaban del derecho a vender en vida sus cadáveres a
los anatomistas y los fisiólogos. El dinero obtenido de esta forma,
aquéllos se lo daban a sus familias o se lo bebían. Uno de ellos, pescado
en un crimen horrible, llamó a su lugar a un científico médico y, tras
negociar con él hasta el hartazgo, le vendió su propia persona por dos
guineas. Pero al recibir el dinero él, de pronto, empezó a carcajearse…
-¿De qué se ríe? -se asombró el médico.
-¡Usted me compró a mí, como un hombre que debe ser colgado -dijo el
delincuente carcajeándose-, pero yo lo timé a usted! ¡Yo voy a ser
quemado! ¡Ja-já!
Ejercicios.
Lee con atención los dos textos. ¿Tendrán las dos
propiedades estudiadas: Coherencia y Cohesión?
1.
Tener animales en casa es muy
agradable. También tener animales en
casa tiene problemas. Tienes que sacar a
los animales a pasear y tienes que
llevarlos al veterinario. Hay personas que
no quieren tener animales en su casa. No
quieren tener animales por varias
razones. Algunas personas tienen alergia
a los animales. Otras personas no pueden
cuidar a los animales.
Actividades
1. ¿Qué recurso de cohesión está ausente en los
ejercicios anteriores?
2. En tu cuaderno: Corrige los textos, que se
note una mejor cohesión en ellos.
Descargar

Diapositiva 1